×
Publicidad

Parto con bolsa rota

Parto con bolsa rota

Además de las contracciones de parto, otro signo inequívoco de que el parto se producirá en pocas horas es la rotura de la bolsa, también conocida como rotura de aguas o rotura de membranas.

Publicidad

Índice

 

¿Cuándo se rompe aguas?

No todas las mujeres rompen aguas en la misma fase del parto. Algunas rompen antes de que comiencen las contracciones musculares, otras durante la fase de dilatación, mientras que otras no rompen aguas hasta el momento del parto. En algunos casos es espontánea mientras que en otros es producto de una maniobra que hace la matrona para romper la bolsa, llamada amniotomía, aunque esto último no es aconsejable si quieres un parto natural ya que el parto es un proceso que tiene que desarrollarse sin intervenciones, o con las mínimas. Por su parte, hay estudios de medicina que demuestran que la rotura artificial de bolsa no implica un parto más rápido.

La rotura prematura de las membranas es, como indica su nombre, la ruptura espontánea de la bolsa que contiene el líquido amniótico antes de iniciarse las contracciones de parto.
 

¿Cuáles son los riesgos de tener la bolsa ropa sin estar de parto?
 

No te puedes perder ...

Parto con bolsa rota

Parto con bolsa rota

Además de las contracciones de parto, otro signo inequívoco de que el parto se producirá en pocas horas es la rotura de la bolsa, también conocida como rotura de aguas o rotura de membranas.

Y tambien:

La rotura de la bolsa implica un riesgo de infección que aumenta a medida que transcurre más tiempo entre la rotura y el parto, sobre todo si se producen tactos. 

Hay diferentes tipos de infecciones que pueden ocurrir:

- Entre un 13 y un 60% de las mujeres puede sufrir corioamnionitis, es decir, una infección en el útero cuando el bebé se encuentra todavía dentro.

- Entre un 2 y un 13% de las mujeres puede sufrir una infección en el útero posparto.

- Un 1% de las mujeres puede sufrir sepsis.

Además, entre un 4 y un 12% de las mujeres puede sufrir un desprendimiento prematuro de la placenta.

Entre los riesgos de que se rompa la bolsa para el bebé, nos encontramos:

- Dificultad respiratoria

- Sepsis

- Hemorragia intraventricular

- Enterocolitis necotrizante

- Compromiso neurológico

Compresión del cordón

Estas consecuencias tienen que ver que muchos de los bebés nacen antes de tiempo si la rotura de bolsa se produce antes de la semana 37 de gestación.
 

¿Qué se siente cuando se rompe la bolsa?


Al romperse la bolsa, sentirás un líquido caliente que se te escurre por las piernas, como si te hubieras hecho pis. Hay que diferenciar entre rotura y fisura de bolsa. En la primera, la cantidad de líquido es abundante, tengamos en cuenta que se genera aproximadamente 1 litro de líquido amniótico, mientras que en la fisura la cantidad es menor.

 

Pero ¿qué es el líquido amniótico?


Es un líquido claro y ligeramente amarillento que rodea el bebé dentro del útero durante el embarazo y que está contenido en el saco amniótico.

Mientras está en el útero, el bebé flota en el líquido amniótico. El líquido amniótico se renueva de forma continua y mantiene un volumen constante. Entre el 96-98% de su composición es agua y el resto es el soluto que tiene como componentes proteínas, sales, azúcares, moléculas de grasas, distintos iones, vitaminas y hormonas. El agua y los componentes del líquido amniótico se encuentran en permanente intercambio circulatorio entre los organismos materno y fetal y la cavidad amniótica. Se calcula un intercambio de agua a razón de 500 ml por hora; por lo tanto, la totalidad del agua es sustituida en 3 horas.

En líneas generales, en un embarazo a término, el líquido amniótico es producido por la orina y los pulmones fetal y eliminado por la digestión del feto y la barrera del saco amniótico hacia la madre. El recambio del total de líquido se produce aproximadamente 3 veces en un día.

El líquido amniótico ayuda:

- Al bebé a moverse en el útero, lo cual permite el crecimiento óseo apropiado, sin compresiones externas que puedan deformar al bebé.

- Al desarrollo apropiado de los pulmones.

- A mantener una temperatura relativamente constante alrededor del bebé, protegiéndolo así de la pérdida de calor.

- A proteger al bebé de lesiones externas al amortiguar golpes o movimientos repentinos.

- Durante el parto contribuye a la distribución regular de la fuerza del útero sobre el feto.

Además, aporta al niño agua y sustancias nutritivas que el feto absorbe a través de la piel o tragándolas. Es una conexión con la realidad de fuera del útero, pues su sabor es modificado por la alimentación de la madre, y por tanto los sabores percibidos a través de este líquido los identificará más tarde en la alimentación infantil.

Un porcentaje de mujeres tiene un parto con bolsa rota, pero no debes asustarte si el líquido es claro y si ya has pasado de la semana 37 de embarazo, sólo debes acudir al hospital para que los médicos te valoren. Ante todo, debes mantener la calma y confiar en ti y en tu bebé.

Si han pasado más de 12 horas desde que se rompió la bolsa y el bebé no ha nacido, te pondrán antibióticos por vía para evitar infecciones. 

 

 


Fuente:

https://blogmaternoinfantil.wordpress.com/2013/10/03/el-liquido-amniotico-y-la-rotura-prematura-de-la-bolsa

Fecha de actualización: 04-06-2020

Redacción: Edgar Corona

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.