Después de una cesárea, ¿se puede tener parto normal?

Después de una cesárea, ¿se puede tener parto normal?
comparte

Si tu primer parto fue cesárea y estás embarazada por segunda vez, seguramente te has preguntado si puedes tener a tu próximo bebé por parto vaginal. A eso se le llama parto vaginal después de una cesárea (VBAC, por sus siglas en inglés y PVDC por sus siglas en castellano). 

La cesárea es una cirugía para el nacimiento de un bebé. El bebé se saca a través de una incisión en el abdomen de la madre. La mayoría de las cesáreas se realizan cuando ocurren problemas inesperados durante el parto, como los siguientes:

 

- Problemas de salud de la madre

- Un embarazo múltiple de la madre

- El tamaño o la posición del bebé

- La salud del bebé está en peligro

- El parto no avanza como debería

 

La operación es relativamente segura para la madre y el bebé. Sin embargo, es una cirugía mayor e implica riesgos. También requiere un período de recuperación más prolongado que el parto vaginal. 


Existe la creencia de que después de una cesárea no se puede tener un parto vaginal, pero esto no es del todo cierto, y muchísimas mujeres pueden parir así sin ningún problema.

No te puedes perder ...

 

Después de dar a luz por cesárea, son muchas las mujeres que, cuando vuelven a quedarse embarazadas, desean tener un parto vaginal. Unas, porque les gustaría vivir esa experiencia y otras, porque tienen un recuerdo tan triste y amargo de la cesárea y su recuperación que no quieren volver a pasar por lo mismo.

 

Estos son los puntos que deben tomarse encuentra para saber si es candidata a un parto vaginal después de una cesárea:

 

- Si tu embarazo es sano y la incisión (corte) de tu cesárea anterior fue transversal baja (corte de bikini), eres candidata a un parto vaginal.


- Habla con tu médico para asegurarte de que esto es adecuado para ti y tu bebé.


-No todos los proveedores, hospitales y centros de parto ofrecen parto vaginal después de una cesárea, debes consultarlo con tu médico y hospital, aunque en muchos países se intenta que así sea ya que se sabe que el parto vaginal siempre es mejor.

 

Algunos médicos mencionan que sólo se puede dar a luz de forma natural cuando la cesárea se debió a problemas específicos del primer embarazo, que no se vuelven a presentar en el segundo. Los problemas más habituales podrían haber sido:

 

- Presentación podálica del feto, es decir, cuando el niño no se presenta de cabeza en el canal del parto.

Embarazo gemelar.

- Gestosis grave, una enfermedad que produce una fuerte elevación de la tensión y, por lo tanto, peligros para la madre y el feto.

- Sufrimiento fetal agudo: que puede deberse, por ejemplo, a la formación de un "nudo" en el cordón umbilical.


Por eso, si en el segundo embarazo se repite la causa por la que se hizo la primera cesárea, no habrá ninguna opción para un parto vaginal, pero si cambian las circunstancias, y no existe ningún otro riesgo, se puede intentar.

 

Sin embargo, aunque la mujer quiera intentar un parto vaginal, si en cualquier momento la situación se complica y las circunstancias lo requieren, el ginecólogo puede decidir realizar una cesárea para mantener el bienestar del bebé y de la madre, aunque exista un consentimiento firmado.

 

Uno de los riesgos más graves con este tipo de partos es la ruptura del útero. La pérdida de sangre por una ruptura puede ser un riesgo para la madre y puede lastimar al bebé. Las mujeres que intentan el parto vaginal después de cesárea y no tienen éxito son igualmente más propensas a necesitar una transfusión de sangre. También hay un mayor riesgo de contraer una infección en el útero.

 

Si decides intentar un parto vaginal, necesitarás monitoreo fetal electrónico de forma continua, ya que un cambio en la frecuencia cardiaca de tu bebé es, en general, el primer signo de que podría haber algún problema. También precisarás que te suministren una intravenosa (lo cual suele ocurrir en la mayoría de los partos) y deberás evitar comer cualquier alimento durante el parto por si fuera necesario practicarte más tarde una cesárea de emergencia.
 


Te puede interesar:
Hallar la manera de cómo combinar los nombres de los padres para los bebés y que el resultado sea perfecto para la pareja no siempre resulta sencillo. Por ello, siempre se recomienda que la búsqueda comience desde que se sabe la noticia del embarazo y que se mantenga siempre la mente abierta a nuevas opciones hasta encontrar la satisfactoria para todos.


Fecha de actualización: 27-08-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>