×
  • Buscar
Publicidad

¿Alumbramiento dirigido o espontáneo?

¿Alumbramiento dirigido o espontáneo?

El alumbramiento es la expulsión de la placenta tras el nacimiento del bebé, lo que suele durar unos 30 minutos. Se puede llevar a cabo de forma espontánea, pero el Ministerio de Sanidad recomienda el manejo activo para evitar la hemorragia posparto.

Publicidad

La “Guía de Práctica Clínica de Atención al Parto” del Ministerio de Sanidad, recomienda el manejo activo del alumbramiento ya que hay muchas evidencias de que hacerlo de esta manera disminuye hasta un 60% los casos de hemorragia posparto y acorta la duración del mismo.

El alumbramiento activo o dirigido supone inyectar oxitocina endovenosa directa (sin diluir) para amentar las contracciones que favorecen la expulsión de la placenta.

El alumbramiento espontáneo, por su parte, permite que sea el propio cuerpo el que expulse la placenta dejando su tiempo. Eso sí, en este caso se suele llevar a cabo la maniobra de Dublín, que consiste en que, cuando la vulva se entreabre para dejar pasar la placenta, se la sostiene con las manos y se torsionan las membranas sobre su eje para favorecer su despegamiento.

En la mayoría de partos se lleva a cabo el alumbramiento activo, pero las mujeres deben conocer su derecho a elegir entre un tipo u otro siempre que el parto transcurra con normalidad. Es decir, se le debe dar toda la información disponible sobre los dos tipos de alumbramiento para que sea ella la que elija qué tipo de alumbramiento prefiere.

No te puedes perder ...

Consecuencias de un legrado

Consecuencias de un legrado

Un legrado es una intervención quirúrgica que se lleva a cabo normalmente tras un aborto espontáneo, aunque se puede realizar en otras ocasiones, para limpiar bien el útero y evitar posibles problemas. Aunque rara vez entraña complicaciones, sí puede suponer diversos riesgos.

Y tambien:

Y es que si bien es cierto que el Ministerio de Sanidad recomienda el alumbramiento activo para evitar el riesgo de hemorragias, otros expertos sostienen que no hay estudios suficientes que justifiquen este tipo de intervención médica ya que esos informes no especifican qué tipo de partos fueron y es muy probable que fueran partos medicalizados, en los que todo el proceso se ve alterado.

Así, estos expertos sugieren que el uso rutinario de oxitócicos incrementa el riesgo de retención placentaria, lo que aumenta la posibilidad de sufrir hemorragia posparto. Además, la oxitocina sintética puede causar atonía uterina.

Aquellos que están en contra del alumbramiento dirigido sostienen que, para evitar las hemorragias posparto y permitir un alumbramiento espontáneo sin riesgos, es necesario colocar al bebé al pecho cuanto antes para que el organismo libere de forma espontánea la oxitocina necesaria para que se desprenda sola la placenta y se provoquen los entuertos que harán que el útero disminuya y se detenga sola la hemorragia que se produce tras el parto.

Si se produce el contacto piel con piel inmediato y se pone al bebé al pecho, no será necesario dirigir la expulsión de la placenta.

No obstante, para elegir una u otra opción haría falta que se llevaran a cabo estudios que incluyeran todo tipo de partos y mayor número de estos para ver si realmente es mejor o no el alumbramiento activo.


Fecha de actualización: 03-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.