×
  • Buscar
Publicidad

Manchas de la piel

Manchas de la piel

Se sabe que la belleza de un rostro no tendría valor sin una coloración que lo haga ver sano, es decir, que luzca un tono de la piel uniforme. No obstante, existen factores internos y externos que pueden alterar la pigmentación de la misma.

Publicidad

Indice


La dermatóloga Patricia García de Dermédica, Clínica de Diagnóstico de enfermedades de la Piel (México), explica que el rostro, escote, manos y brazos son las zonas del cuerpo con mayor susceptibilidad a mancharse, y que por lo general estas lesiones no constituyen el marcador de alguna enfermedad, sino que se limitan a un problema cosmético que causa incomodidad a las personas que los presentan.

 

Factores responsables de las manchas en la piel

En condiciones normales la piel tiene células encargadas de producir pigmento (melanocitos). Cuando la epidermis y dermis se muestran con manchas de color café, es indicio de una hiperactividad de dichos melanocitos. “La predisposición genética, el sol, el embarazo y la ingesta de algunos medicamentos (como algunos anticonceptivos), son los principales responsables de la aparición de manchas en la piel. Por ello, es necesario tomar medidas para evitar que éstas aparezcan o aumenten en número y tamaño”, asegura la doctora García.

No te puedes perder ...

Dra. Esther Serra

Dra. Esther Serra

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona, es especialista en dermatología infantil y actualmente Coordinadora  del Grupo Español de Investigación en Dermatitis de contacto y Alergia Cutánea  (GEIDAC). La Dra. Serra nos habla de las principales enfermedades de la piel de los bebés y cómo evitarlas en la medida de lo posible

Y tambien:

De acuerdo con los expertos en el tema, para evitar que la piel se manche es necesario aplicar diariamente protector solar en aquellas zonas más expuestas a la luz del sol. Lo ideal es hacerlo, por lo menos de dos a tres veces durante el día, incluso cuando está nublado. Además, se debe evitar aplicar perfume en estas áreas, ya que la combinación de sol con alcohol puede favorecer la aparición de manchas.

 

Tipos y formas

Cuando la piel está hiperpigmentada las manchas pueden aparecer de diferentes formas, colores y tamaños:

- Melasma: También conocido como paño, está constituido por la presencia de manchas pigmentadas en la cara. Tiene un fuerte predominio en mujeres y en particular, se asocia a la exposición solar y a ciertas condiciones en las que las hormonas tienen una participación importante como el embarazo, uso de anticonceptivos orales y la terapia de reemplazo hormonal, aunque también puede no estar asociado a ninguna causa aparente. 

- Efélides, comúnmente conocidas como pecas: Son manchas de color café o negras, más pequeñas y aisladas que el melasma. Por lo regular aparecen con mayor frecuencia en cara, manos, escote, hombros y piernas, es decir, en zonas expuestas al sol.

Las pecas aparecen comúnmente en personas de piel clara, sobre todo en las rubias o pelirrojas. Estas manchitas se hacen visibles de igual forma tanto en hombres como en mujeres. 

- Lentigo solar: Se trata de una lesión benigna que se manifiesta en áreas del cuerpo expuestas a las radiaciones solares, caracterizada por empezar como una mancha de color marrón que, con el paso del tiempo, aumenta en tamaño y a veces en la intensidad de la coloración. Estas manchas pueden crecer y unirse hasta formar placas.

El lentigo solar es una lesión característica de la edad adulta, no obstante, se hace presente con menor frecuencia en jóvenes y niños de piel blanca, es decir, en las dermis que se queman con gran facilidad.

El diagnóstico de estas lesiones pigmentadas es generalmente clínico y para su control existen numerosos tratamientos con los que se logran atenuar, desvanecer e incluso desaparecer las manchas. Por ejemplo, sesiones de Luz Intensa Pulsada, peelings químicos y despigmentantes tópicos (cremas), entre otros.

A pesar de que estos tipos de manchas en la piel no representan peligro para la salud de las personas, la dermatóloga García recomienda acudir con el especialista ante la presencia de cualquier deformidad, irritación, o cambio que se detecte en la piel, ya que es la única persona autorizada para emitir un diagnóstico y prescribir un tratamiento.
 

¿Cuál es el tratamiento para las manchas en la piel?

En cuanto al melasma, muchas embarazadas ven cómo estas manchas desaparecen tras dar a luz, aunque es posible que algunas manchas permanezcan, sobre todo si no cuidaste bien tu piel durante la gestación. En ese caso, se puede empezar el tratamiento con cremas blanqueantes o hidroquinona. Si no funciona, se puede recurrir a los peeling químicos, que implican la aplicación de una solución química para exfoliar la piel y estimular el crecimiento de células de piel nuevas sin manchas.

Otra opción es la terapia con láser, que tiene un efecto similar, pero es más precisa. Este tratamiento implica impactar las áreas afectadas con luz de alta energía.

Las pecas no tienen tratamiento, aparecen en personas de piel clara predispuestas genéticamente a ello. Lo único que se puede hacer en este caso es proteger bien la piel de los rayos del sol, ya que estas pieles con tendencia a tener pecas suelen ser más sensibles.

En cuanto al lentigo solar, no es una condición que requiera tratamiento, pero su presencia indica fotodaño y representan un inconveniente estético.

Hasta el momento no existe un tratamiento único, las opciones son numerosas y la selección depende del paciente, y su disposición para cumplir con las indicaciones. Entre estas opciones encontramos criocirugía con nitrógeno líquido, láser, peeling químico o farmacoterapia tópica: retinoides, agentes depigmentantes.

 

 


Fuentes: www.dermedica.com.mx Dra. Patricia García, Dermédica, Clínica de Diagnóstico de enfermedades de la Piel. (México)

Fecha de actualización: 03-07-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.