• Buscar

Cuidados de la piel tras el verano

Cuidados de la piel tras el verano

Los cambios hormonales del embarazo provocan la aparición de numerosos problemas dermatológicos: varices, estrías, melasmas… que se ven acentuados con el calor. Pero cada vez son más las posibles soluciones para eliminar estas imperfecciones sin tener que recurrir obligatoriamente a la cirugía

Publicidad

Indice

Articulo relacionado: ¡Me pica todo!

Melasmas o manchas del embarazo

Se llaman así porque suelen aparecer en el tercer mes de gestación, acentuándose progresivamente hasta tres meses después del parto, cuando suelen desaparecer lentamente. Sin embargo, se ha observado que en los embarazos futuros resurgen, muchas veces para quedarse. Son muy comunes: aparecen hasta en un 75% de embarazadas.

Es una hiperpigmentación de la piel que se produce por los cambios hormonales. Durante el embarazo, los niveles de estrógeno y progesterona se incrementan, favoreciendo el aumento de la actividad de los melanocitos, células que forman la melanina que se encarga de producir más pigmento, creando estas manchas oscuras. Son marcas grandes que, aunque no tienen un origen solar sino hormonal, empeoran con el sol. De hecho, se aclaran en invierno y se oscurecen en verano.

Tratamiento: El más utilizado en la actualidad son las cremas despigmentantes o blanqueadoras, que contienen una sustancia llamada hidroquinona que inhibe la formación de pigmento. Para que sea eficaz el tratamiento ha de seguirse durante largos periodos de tiempo, mínimo de 3 a 6 meses y comenzar su aplicación en otoño o en invierno, cuando la exposición solar es menor.

Para evitar su reaparición en un embarazo posterior, existe un tratamiento complementario: Fotoestimulación o Terapia Fotobiológica. Los dermatólogos Antonio Campo e Iñigo de Felipe, de la Clínica Dermatológica Campo-De Felipe de Barcelona, recomiendan las sesiones con Luz Pulsada o IPL. Según se ha demostrado, la aplicación de una suave luz roja, de la misma intensidad que la luz roja del sol, sobre la piel afectada por las manchas, heridas, herpes o cicatrices produce una sensible mejora en la calidad de la dermis. En el caso de las manchas, la exposición a esta luz suave impide que se vuelva a fabricar pigmento a la vez que se incrementa el rendimiento de las células. Otros efectos de estas sesiones son el rejuvenecimiento, la reducción de las inflamaciones e incluso la mejora de las cicatrices.

Al tratarse de una técnica no agresiva no produce inflamación y evita la hiperpigmentación posinflamatoria que pueden producir otros tratamientos. Es recomendable esperar de 3 a 6 meses después del parto, hasta que el sistema hormonal se haya normalizado. Si pasado este tiempo persisten las manchas, es recomendable utilizar la luz pulsada o IPL. Además, no afecta a la lactancia.
 

Articulo relacionado: Picores en el embarazo

 

Estrías del embarazo

Es uno de los problemas más frecuentes de la piel relacionados con el embarazo. En la gestación se producen unos cambios físicos que dejan una secuela importante en el contorno corporal tras el parto. El abdomen sufre una distensión a medida que el feto crece y el útero se agranda. Se produce un exceso de piel, con la posible aparición de estrías, y distensión de los músculos abdominales.

Las estrías son el resultado del rompimiento de las fibras elásticas de la piel. Cuando la piel se estira -sobre todo en el abdomen para dar cabida al bebé que crece dentro- las fibras con menos elasticidad se rompen, creando marcas a las que llamamos estrías. Al principio las estrías son de color rosáceo, luego rojizo y finalmente blanco. Son, básicamente, el reflejo de la separación de la piel.

Tratamiento: Existen varias técnicas para eliminarlas:

- Microdermabrasión. Se usa una máquina especial y cristales minúsculos que exfolian la piel a niveles profundos. Ayuda a mejorar la producción de colágeno y el tono de la piel. 

- Tratamientos láser. Son rápidos, indoloros y no dejan cicatrices. El rayo láser penetra la piel y el calor que produce en las capas profundas hace que su elasticidad aumente. El resultado es una piel más suave y uniforme. Puede mejorar las estrías con una sola sesión pero normalmente se necesitan varias.

- Ácidos Alfa-Hidróxidos (AHA). Estos ácidos, que proceden de frutas, exfolian la piel. Se encuentran en la mayoría de cremas antiestrías.

En el Instituto USP Dexeus, el equipo de cirujanos de Antiaging Group Barcelona, formado por el Dr. Jesús Benito Ruiz y las Dras. Marisa Manzano y Laura Salvador, ofrece un innovador tratamiento para combatir la flacidez de la piel después del parto con un equipo de radiofrecuencia bipolar: ACCENT, una nueva alternativa terapéutica segura y sencilla.

El tratamiento con ACCENT es una alternativa y un complemento a los procedimientos quirúrgicos tradicionales consiste en un equipo que emite ondas electromagnéticas -conocido como equipo de radiofrecuencia- que penetran en el organismo aumentando la temperatura. Según la Dra. Manzano “la radiofrecuencia trabaja calentando la piel, de forma que el colágeno se contrae y produce un tensado de los tejidos”. Además, añade, “el calor activa la formación de nuevo colágeno. El resultado es una piel más densa y tersa”. ACCENT cuenta con dos cabezales uno de energía unipolar y otro bipolar, de manera que las ondas que trabajan tanto sobre la grasa más profunda como sobre el tejido celular subcutáneo, combatiendo la celulitis, estirando y reafirmando la piel, y remodelando el contorno corporal, facial y cervical. Así, la piel se recoge y contrae sin necesidad de pasar por el quirófano.

Tras el parto, es importante empezar este tratamiento lo antes posible para ayudar al proceso fisiológico de la recuperación. En cuanto la mamá se ha recuperado puede iniciar este proceso, pues no influye en la lactancia. Es indoloro y no requiere postoperatorio.

 

Varices 

Las varices son dilataciones anormales de las venas superficiales -básicamente de las piernas-  que pierden su capacidad de transporte normal de la sangre. Se forman por un mal funcionamiento de las válvulas de las venas de las piernas. Estas válvulas ayudan a que la sangre siga su camino hacia el corazón. Sin embargo, pueden funcionar mal, por lo que la sangre se estanca en la venas, ensanchándolas y haciéndolas insuficientes.

Durante el embarazo su aparición es más común por los cambios hormonales y la compresión de las venas pélvicas que provoca el crecimiento del feto. También el calor aumenta las molestias relacionadas con este problema.

Tratamiento: Una gran parte de las varices y venillas que salen durante el embarazo pueden llegar a desaparecer tras el parto. Por eso se debe esperar al menos dos meses para iniciar cualquier tratamiento. Transcurrido este tiempo, si las varices persisten, se debe acudir al cirujano vascular para que compruebe su tipo, aspecto, localización y posibles complicaciones.

El método más usado para acabar con las varices es el láser transdérmico. Es un tratamiento sencillo, cómodo, rápido y muy efectivo, que se realiza en muy pocas sesiones y sin necesidad de guardar reposo tras la sesión de láser.

Para las patologías más graves se recurre a la cirugía láser. Los cirujanos vasculares de la Unidad de Cirugía Láser de Varices del Centro Médico Teknon, el Dr. Lisbona y el Dr. Puncernau, han diseñando y desarrollado personalmente la técnica E.L.A.V. (Endolaser Ablation Veins).

Este tratamiento se caracteriza por sustituir el estiramiento y arrancamiento venoso por el cierre de la vena desde dentro, de manera que es el propio organismo quien la reabsorbe progresivamente hasta hacerla desaparecer. Al ser un tratamiento no agresivo puede realizarse ambulatoriamente sin ingresar en la clínica.


Fuentes: Antonio Campo e Iñigo de Felipe, dermatólogos en la Clínica Dermatológica Campo-De Felipe de Barcelona. Dr. Jesús Benito Ruiz y Dras. Marisa Manzano y Laura Salvador, cirujanos de Antiaging Group Barcelona del Instituto USP Dexeus. Dr. Lisbona y el Dr. Puncernau, cirujanos vasculares de la Unidad de Cirugía Láser de Varices del Centro Médico Teknon.

Fecha de actualización: 23-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×