• Buscar
Publicidad

Un embarazo ¡sin varices!

Un embarazo ¡sin varices!

La gestación conlleva numerosos cambios en el cuerpo de la futura mamá. Uno de los efectos secundarios es la posible aparición de varices. ¿Quieres saber qué hacer para prevenirlas?
 

Publicidad

Indice

 

¿Qué son las varices?

En medicina, las varices son dilataciones de las venas causadas por trastornos circulatorios o alteraciones en la estructura de las venas de algún órgano. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero las más frecuentes son las de las piernas, ya que estas venas deben hacer circular la sangre hacia el corazón contra la fuerza de gravedad.

En general, el problema que conllevan las varices es meramente estético, pero si no se tratan  pueden producir pesadez de piernas, prurito o picores e incluso dolores fuertes. 


¿Por qué aparecen varices durante el embarazo?

El embarazo es una época especialmente propicia para la formación de varices, especialmente en el tercer trimestre, aunque pueden aparecer desde el primer trimestre. Sin embargo, en raras ocasiones éstas llegan a generar complicaciones serias y lo normal es que desparezcan unos 3 meses después del parto.

Existen razones de diferente índole que causan su aparición: Durante la gestación, el útero materno ejerce una presión que dificulta la correcta circulación de las venas abdominales, al mismo tiempo que el aumento de peso impide la de las piernas.  Por otra parte, los múltiples cambios hormonales que acontecen durante este periodo, como la segregación de progesterona por los ovarios y la placenta o al aumento de los estrógenos que aumentan los glóbulos rojos y disminuyen la elasticidad de la piel.

Además de los motivos propios del embarazo, existen otros factores como la predisposición genética (debilidad de la pared venosa); la edad de la embarazada y algunos trabajos que obligan a permanecer demasiado tiempo de pie, lo que también dificulta la correcta circulación sanguínea en las piernas.

Son muy comunes en la gestación, se presentan hasta en el 40% de las embarazadas.


¿Cómo prevenir la aparición de las varices?

Toma nota de estos sencillos consejos...

• No utilices ropa ajustada, y evita los zapatos con mucho tacón o demasiado planos. Sobre todo, es muy importante que se ajusten al tamaño de tus pies, que suele variar durante los meses del embarazo. Hazte con un calzado adecuado para este periodo tan delicado de tu vida.

• Utiliza medias especiales para embarazadas hasta que pasen unos meses después de dar a luz.

• Aléjate de cualquier fuente de calor, especialmente a nivel de las piernas (la calefacción del coche, estufas, etc.) ya que favorece la dilatación de las venas.

• Altera los chorros de agua fría y tibia en la ducha y, si te decantas por los baños, evita permanecer demasiado tiempo en agua caliente.

• Duerme con las piernas por encima del nivel de la cabeza para favorecer la circulación.

Articulo relacionado: Síndrome de Raynaud

• No permanezcas mucho tiempo de pie o sentada con las piernas cruzadas. Intenta descansar con las piernas en alto siempre que te sea posible. Al dormir, siempre sobre el lado izquierdo para favorecer el retorno venoso.

• Cuando estés sentada, no cruces las piernas para evitar la compresión y levántate un rato cada hora.

• Haz los ejercicios de gimnasia recomendados para las mujeres embarazadas, como andar durante media hora al día o ejercicios de flexión y rotación de los tobillos con las piernas al aire. Practica habitualmente ejercicios suaves a apropiados para el embarazo como la natación, yoga, método pilates....

• Mantén la piel hidratada y bebe unos dos litros de agua al día.

• Los masajes suaves, relajantes y circulatorios, en sentido ascendente, también mejoran la circulación y el descanso.

• Controla el aumento de peso y lleva una dieta sana.

• Y, si notas que te molestan, no dudes en acudir a tu médico.

¿Qué tratamiento seguir para las varices?

La mayoría de las varices y venillas que salen durante el embarazo pueden llegar a desaparecer tras el parto, pero las que permanezcan pueden ser eliminadas fácil y rápidamente con diferentes tratamientos:

- láser transdérmico. Es un tratamiento sencillo, cómodo, rápido y muy efectivo, que se realiza en muy pocas sesiones y sin necesidad de guardar reposo tras la sesión de láser.

- cirugía láser. Se usa en los casos más graves. El más recomendable es la técnica E.L.A.V. (Endolaser Ablation Veins) que se caracteriza por sustituir el estiramiento y arrancamiento venoso por el cierre de la vena desde dentro, de manera que es el propio organismo quien la reabsorbe progresivamente hasta hacerla desaparecer.

¿Pueden causar complicaciones?

Las varices están causadas por la insuficiencia venosa crónica (IVC) que puede causar también hemorroides, varices en la pelvis o varices en la vulva. Esta enfermedad durante el embarazo aumenta el riesgo de sufrir un evento tromboembólico durante el puerperio tardío, sobre todo si se da a la vez que otros factores de riesgo como ser mayor de 35 años, multiparidad, embarazo múltiple, índice de masa corporal mayor a 30, fumar o sufrir preeclampsia o hiperémesis gravídica.

En estos casos, se debe hacer un seguimiento a la mujer después del parto para comprobar que nos urge ningún problema.


Glosario

Varices

Definición:

Las varices son dilataciones anormales de las venas superficiales -básicamente de las piernas- que pierden su capacidad de transporte normal de la sangre.

Se forman por un mal funcionamiento de las válvulas de las venas de las piernas. Estas válvulas ayudan a que la sangre siga su camino hacia el corazón. Sin embargo, pueden funcionar mal, por lo que la sangre se estanca en la venas, ensanchándolas y haciéndolas insuficientes (no trabajan bien).

Durante el embarazo su aparición es más común por los cambios hormonales y la compresión de las venas pélvicas que provoca el crecimiento del feto.

Síntomas:

A veces provocan molestias y picores.

Tratamiento:

Para prevenir su aparición conviene: adoptar hábitos de vida saludables, seguir una dieta equilibrada, practicar ejercicio de manera habitual, darse duchas de agua fría en las piernas, masajear tus piernas con crema hidratante desde el pie hasta el muslo.

Una gran parte de las varices y venillas que salen durante el embarazo pueden llegar a desaparecer tras el parto, y aquellas que permanezcan pueden ser eliminadas fácil y rápidamente con diversos tratamientos: el más usado es el láser transdérmico. Para las patologías más graves se recurre a la cirugía láser.

Fuentes:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Dra. Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Consejos prácticas para disfrutar de tu embarazo, Ed. Nowtilus, Madrid.

Fecha de actualización: 02-07-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×