×
  • Buscar
Publicidad

Cuida tu piel en el invierno

Cuida tu piel en el invierno

Con la llegada del frío es necesario cuidar especialmente la piel. Este órgano, el más extenso de todo el cuerpo, nos protege tanto de las agresiones externas como de la hidroevaporación interna.

Publicidad

Índice

 

¿Cuáles son las funciones de la piel?

En efecto, la piel resulta esencial para la supervivencia de una persona. Protege el cuerpo de las sustancias y microorganismos nocivos que podrían entrar en el medio interno del organismo.

La epidermis, como capa más externa, nos protege frente a toxinas, bacterias y pérdida de líquidos. La dermis es la capa media de la piel, gruesa y elástica compuesta por el colágeno y la elastina, tejidos conectivos que confieren fuerza y flexibilidad. Estas fibras están impregnadas de una sustancia parecida a un gel (que contiene ácido hialurónico), que posee una gran capacidad para fijar agua y contribuir a mantener el volumen de la piel. Por último, la hipodermis o capa más interna de la piel almacena energía mientras almohadilla y aísla el cuerpo.

Por lo tanto, la piel nos ayuda a mantener la temperatura corporal, nos protege de infecciones y golpes, contribuye a proteger el cuerpo frente a productos químicos de carácter alcalino, ayuda a controlar la sensibilidad, regenera heridas y las células adiposas del subcutis actúan como unidades de depósito importantes para nutrientes.
 

¿Por qué la piel se ve perjudicada en invierno?

No te puedes perder ...

Cómo hacer las respiraciones en el parto

Cómo hacer las respiraciones en el parto

El dolor en el parto es relativo. Como todo, depende de muchos factores, entre ellos de la mujer, de su forma física, de su capacidad de resistencia al dolor, etc. 

Y tambien:


Las condiciones meteorológicas propias del invierno, como el frío, el viento y la humedad, contribuyen a resecar la piel. Por eso, es muy relevante aplicar productos que rehidraten la piel.

La cara y las manos son las partes que más sufren durante la temporada fría. En este período, los calefactores emiten sustancias que provocan la muerte de las células cutáneas; los sistemas de calefacción juegan en contra de la humedad natural de la piel. Además, cuando pasamos de ambientes cerrados con calefacción al frío de la calle, la piel se deshidrata y reseca mucho más, afectando su elasticidad.

Asimismo, en este período nos vestimos con más ropa, lo que entorpece el proceso de transpiración de la piel y eliminación de las células muertas.
 

Algunos consejos para proteger tu piel 


- Bebe por lo menos dos litros de agua por día; la hidratación es de dentro hacia fuera. Además, es importante llevar una dieta rica en productos que nos hidratan y nos aportan nutrientes esenciales, como frutas, verduras, ácidos grasos esenciales, etc. También son recomendables las infusiones depurativas de cola de caballo, cardo mariano y boldo.

- Evita usar agua muy fría o muy caliente en la ducha. Esto traumatiza la piel y puede causar la rotura de vasos sanguíneos. Usa agua tibia (32 °C preferentemente).

- Procura no lavarte en exceso las manos ya que las dermatitis de desgaste que afectan al dorso de manos son muy frecuentes en esta época del año. Para evitarlo usa guantes y cremas hidratantes con efecto barrera.

- Evita productos agresivos para el lavado. Usar productos suaves y testados dermatológicamente.

- Los principios activos más recomendados para pieles no sensibles son: la vitamina C, el ácido retinoico, el ácido glicólico y los hidroxiácidos. Sin embargo, si tu piel es sensible debes tener cuidado con estos ingredientes.

- Lo ideal sería intentar bajar la temperatura de la calefacción a niveles razonables (alrededor de los 20º C). Evita los cambios bruscos de temperatura.

- Diariamente, mantén la humedad natural de la piel aplicando un producto hidratante en crema-gel. No te olvides de poner la crema hidratante en las manos. Hay productos específicos para esta zona. Las manos son la parte del cuerpo que más están expuestas a la acción del tiempo y por eso merecen protección doble. También es conveniente que uses guantes cuando estés en la calle para que el frío no las dañe.

- Algunos ingredientes naturales que pueden ayudarte son la manteca de karité, el aceite de jojoba, aceite de germen de trigo o el aceite de sésamo.

- No te olvides de los labios, también sufren mucho en invierno. Hidrátalos y protégelos de la luz solar.

- Como elementos naturales para contribuir a este estado, es esencial incorporar al régimen alimenticio vitaminas de frutas frescas de temporada invernal, a ser posible con su piel, ya que ahí es donde almacenan su riqueza.

- Además del frío, en invierno hay que tener en cuenta el viento porque en esta época del año incrementa el efecto de congelación de la piel.

- Evita el tabaco y el alcohol, ya que repercuten de forma negativa en la salud de nuestra piel, generando radicales libres.


Fuente:

Quirón Salud: https://www.quironsalud.es/blogs/es/piel-protege-cuidala/diez-consejos-cuidar-piel-invierno

Elsevier: https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-la-piel-invierno-cuidado-proteccion-13023338

Fecha de actualización: 03-07-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.