¿Cuándo empezar a usar ropa premamá?

¿Cuándo empezar a usar ropa premamá?
comparte

Una de las etapas más bonitas que puedes experimentar como mujer es la del embarazo. Todas las embarazadas son diferentes y por eso cada una experimenta distintos cambios emocionales y físicos. Además de las citas médicas y los cuidados que debes tener, también es importante que uses la ropa adecuada, es importante que esos 9 meses los pases lo más cómoda posible.

No se trata de estilo ni de una moda, existen importantes razones para usar ropa adecuada durante el embarazo.


Lo primero que debes tener en cuenta es que no a todas las mujeres se les empieza a notar la barriga en el mismo momento y que el aumento de peso en el embarazo por semanas de una futura mamá a otra puede variar según diversos factores. Algunos de ellos son el tipo de vida, el peso anterior al embarazo, el estilo de vestir, si es un embarazo múltiple, etc.


Durante esos nueve meses tu cuerpo se va a hacer más grande y no puedes seguir usando la misma ropa de siempre. La ropa de maternidad es fundamental en esta etapa, te ayuda a sentirte cómoda y a llevar un embarazo más tranquilo y cómodo.


Lo ideal es que cuando ya no te sientas cómoda o te apriete tu ropa comiences a comprar ropa de premamá o también llamada ropa de maternidad, excelente para tu día a día en esta etapa.


Cada mujer y cada embarazo son diferentes, pero, por lo general, durante el primer trimestre del embarazo el peso de la mayoría de las mujeres no varía, aunque el contorno de pecho sí suele aumentar en esa etapa, por lo que seguramente sea la lencería lo primero que tengas que cambiar, mientras que la ropa especialmente diseñada para embarazadas normalmente se empieza a utilizar a partir del cuarto mes de embarazo.

¿Cuándo empezar a llevar ropa premamá?

¿Cuándo empezar a llevar ropa premamá?

El momento de echar mano de ropa específica para el embarazo dependerá de cada mujer. No todas engordan al mismo ritmo. También influye la estructura corporal de cada una, su peso anterior, su estilo al vestir, el tipo de vida, el presupuesto con el que se cuente, si desea disimular el embarazo o mostrarlo, etc.


A finales del tercer mes de gestación se va perdiendo la cintura y la ropa que se usaba hasta ese momento resulta incómoda, aprieta, e incluso puede que ya no sea posible abrochar los botones o cerrar la cremallera.


A partir del cuarto o quinto mes de embarazo –depende de cómo evolucione el cuerpo de cada mujer y del peso que gane durante la gestación– ya es necesario adquirir ropa premamá.


La ropa de maternidad es mucho más cómoda y se adapta al cuerpo sin apretarlo demasiado, eso deja que tu circulación fluya mejor, sobre todo en la parte inferior. Los pantalones de maternidad además de cómodos cuentan con una tecnología que se adapta al crecimiento de la pancita, está libre de costuras y son muy ligeros.


No compres mucha ropa, solo la usarás hasta que tu embarazo llegue a término. Enfócate en comprar prendas que puedas mezclar y combinar bien con otras. Mantén predominantemente los colores que vayan bien juntos. Busca vestidos o camisas que tengan cintura tipo imperio o en línea “A”. Este tipo de ropa te da suficiente espacio para que se acomode a tu creciente vientre durante varios meses. Puedes incluso usar tus vestidos más elásticos como tops conforme tu vientre se expanda.


En cuanto a ropa interior te recomendamos comprar los sujetadores para lactancia casi al término de tu embarazo, cuando el tamaño de tus pechos sea lo más similar a cuando tu bebé ya haya nacido.


Y es que recuerda que en esos momentos lo más importante eres tú y, para que esta etapa sea más llevadera, saludable y segura, es imprescindible que estés cómoda, y la ropa en este aspecto juega un papel fundamental. Llevar la talla adecuada te aliviará de muchas molestias y te hará disfrutar tu embarazo en cada momento del día.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar