¿Se puede comer embutido durante el embarazo?

¿Se puede comer embutido durante el embarazo?
comparte

Durante la gestación hay una serie de alimentos y bebidas prohibidos para evitar complicaciones. Uno de ellos son las carnes crudas o poco hechas que pueden contagiar la toxoplasmosis. Carnes crudas como los embutidos. Por lo tanto, en términos generales, las embarazadas no puede comer chorizo, salchichón, etc., aunque sí aquellos embutidos que hayan sido cocinados o tratados.

La toxoplasmosis y la listeriosis son unas de las pocas infecciones que atraviesan la placenta y pueden infectar al bebé, provocando malformaciones congénitas, abortos o partos prematuros.  Lo bueno es que estas enfermedades se pueden evitar excluyendo de tu dieta todos aquellos alimentos que estén crudos, poco cocinados o sin pasteurizar y que puedan contener estas bacterias.

 

Entre los alimentos poco seguros para todas las embarazadas que no hayan pasado la toxoplasmosis encontramos los embutidos crudos, como el salchichón, el chorizo, el fuet… Sin embargo, sí se pueden comer aquellos cocinados, como el jamón cocido, la pechuga de pavo o la mortadela.

 

También se puede comer cualquier embutido que haya sido previamente cocinado, puesto que las altas temperaturas matan las bacterias. En cuanto a la congelación, solo se acaba con el toxoplasma si se realiza a -20 ºC, para lo cual es necesario un congelador industrial (los caseros no siempre alcanzan estas temperaturas).

No te puedes perder ...

Cuidado bucal durante el embarazo

Cuidado bucal durante el embarazo

La frase “el embarazo te cuesta un diente” tiene un poso de realidad, ya que el aumento de las hormonas y del flujo sanguíneo durante el embarazo provoca molestias y sangrado en las encías, lo que puede derivar en una gingivitis o incluso en una periodontitis. Si estas enfermedades no se tratan a tiempo, pueden causar partos prematuros o bebés de bajo peso al nacer

 

Un caso diferente es el del jamón serrano. Según varios estudios hechos recientemente, el largo proceso de curación de un buen jamón termina con la bacteria del toxoplasma. Por lo tanto, durante el embarazo se puede comer jamón serrano siempre que esté bien curado y provenga de un lugar de confianza. El problema es que esto no siempre puede comprobarse, por lo cual los médicos aconsejan evitarlo por si acaso.


Te puede interesar:
Algunos padres se preguntan "¿cómo saber si mi bebé tendré ojos de color?" y la respuesta no es sencilla ya que el bebé será producto de la combinación al azar de los genes de los progenitores y su resultado no se sabrá hasta el nacimiento. Eso si, si se analizan los rasgos de los padres y más aún aquellos en los que coinciden es probable que el bebé también los herede.


Fuentes:

Laboratorios dermatológicos AVÈNE. Las 100 preguntas del embarazo (2016)

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

American Pregnancy Association "Comer embutidos durante el embarazo" https://americanpregnancy.org/es/is-it-safe/deli-meats/

Fecha de actualización: 14-06-2013

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>