Toxoplasmosis en el embarazo

Toxoplasmosis en el embarazo
comparte

La toxoplasmosis es una enfermedad producida por un parásito, toxoplasma gondii, que se transmite a través de las heces de gato o de la carne de buey, cerdo o cordero poco cocinado y que puede dañar al feto.

El embarazo por lo tanto no es el mejor momento para tener un gato, pero si ya se tiene, debe evitarse cambiar la caja de arena, y si no es posible, hacerlo con guantes de plástico.

 

En la cocina es necesario extremar la higiene cuando se prepare carne cruda, con el fin de que no se contaminen otros alimentos que se consumen crudos, como verduras o frutas, limpiando las tablas de cortar y lavando concienzudamente los utensilios y las manos con agua caliente y jabón antes de preparar o consumir la comida.

 

A la hora de preparar la carne hay que asegurarse de cocinarla bien, y evitar la charcutería y los embutidos no cocidos (chorizo, jamón serrano, salchichón, etc.) así como los huevos crudos. Asimismo hay que pelar o lavar bien las verduras y frutas si van a comerse crudas.

 

Si la jardinería es una de las aficiones de la embarazada se debe tomar la precaución de usar guantes de plástico o látex cuando se manipule la tierra o las plantas, especialmente si hay posibilidad de que algún gato haya podido pasar por el jardín.

No te puedes perder ...

 

Síntomas

 

Los síntomas más habituales son malestar febril tipo vírico o ganglios en el cuello. Pero la toxoplasmosis también puede ser asintomática o pasar inadvertida, ya que los síntomas en ocasiones pueden ser parecidos a los de una gripe o una mononucleosis infecciosa (dolor de cabeza, malestar general, dolor muscular…).

 

¿Cómo saber si se ha pasado la toxoplasmosis?

 

Al ser una patología que no presenta síntomas aparentes, puede pasar desapercibida, incluso muchas mujeres han podido padecerla sin haber sido conscientes.

 

Con una consulta prenatal o una vez se haya confirmado el embarazo, se pedirá una prueba serológica en la que se identificará si la madre tiene anticuerpos de toxoplasmosis y por lo tanto ha estado ya infectada. Las infecciones pasadas protegen a la madre de esta afección durante el embarazo, ya que solo se pasa una vez, y una vez contraída no se puede volver a infectar. La enfermedad solo afecta al bebé si la madre la padece en el momento de quedarse embarazada, nunca si ya la ha pasado.

 

Tratamiento

 

Si la toxoplasmosis se detecta a tiempo, un tratamiento con antibióticos disminuirá el riesgo de transmisión de la infección al feto. No obstante la eficacia del tratamiento una vez infectado el feto no está clara, por lo que siempre se recomienda la prevención tomando las medidas higiénicas y dietéticas adecuadas.

 

¿Qué le puede ocurrir al bebé si me infecto?

 

La toxoplasmosis es una enfermedad leve para la madre pero muy grave para el feto, pudiendo causar abortos, lesiones en los ojos, ceguera y daños irreversibles en su sistema nervioso central.

 

Es más probable contraer el parásito en el último trimestre de gestación, si bien, aunque en el primer trimestre el riesgo de infección fetal es menor, las consecuencias son más graves.

 

La mayoría de los bebés no presentan síntomas al nacer pero podrán desarrollar los efectos de la infección más adelante.

 

Posteriormente, durante la lactancia, no existe riesgo de infección.

 

 


Te puede interesar:
Algunas mujeres pueden experimentar algunos síntomas de embarazo pero la regla baja. En estos casos siempre es recomendable acudir al ginecólogo para valorar cuál es la situación.


Fuente:

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

West, Zita (2007), El cuidado del bebé antes del nacimiento. Ed. Pearson Alhambra.

Fecha de actualización: 29-08-2011

Redacción: Lola García-Amado

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>