×
  • Buscar
Publicidad

¿Qué puede comer una mujer embarazada en la noche?

¿Qué puede comer una mujer embarazada en la noche?

La alimentación de una mujer embarazada cambia en esta etapa por diversos motivos, y es muy importante que seas cuidadosa con lo que comes y a qué horas lo haces, especialmente por la noche para potenciar un sueño reparador y tranquilo.

Publicidad

No te puedes perder ...

Y tambien:

Alimentación en el embarazo

 

Una buena alimentación no sólo se recomienda durante el embarazo, pues esta debe ser equilibrada y variada durante toda la vida, para que así tengas un buen desarrollo y buena salud.

 

De cualquier forma, hay ocasiones en las que este hábito de comer sano se adopta cuando una mujer se entera de que está embarazada, por lo que tal vez necesite de una guía para saber qué comer ahora que busca estar saludables.

 

En el embarazo es totalmente necesario que la madre se cuide en todo aspecto, uno de ellos es el de su forma de comer, pues debes entender que lo que comas no sólo va a aportar algo en ti, sino también en tu hijo.

 

Lo anterior no quiere decir que tengas que comer el doble ahora que también tu bebé se nutre por medio de ti ya que no es tengas dos estómagos, sino que debes adaptar tu alimentación a las necesidades que existen.

 

Es normal que la alimentación de una mujer embarazada cambie en esta etapa, pues hasta uno de los síntomas más famosos puede provocar esto, el de las náuseas. Seguramente este síntoma se va a encargar de que ahora algunos alimentos te generen disgusto, aunque sean tus favoritos.

 

Hay personas que no pueden comer de todo porque algunas cosas no les gustan, pero no te dejes sorprender si durante el embarazo llegas a tener un antojo por un alimento que hasta ahora no te gustaba.

 

Fuera de estos gustos en la comida también es importante que sepas cómo debe comer una embarazada, pues a partir de que tu panza empiece a crecer, tu estómago va a quedarse con menos espacio para almacenar la comida, por lo que puedes tener agruras, diarrea o hasta indigestión.

 

Al final se trata de comer en menor cantidad de la que estás acostumbrada, pero debes comer con mayor frecuencia para evitar algunos síntomas y no tener una falta de nutrientes que ahora vas a necesitar más que nunca.

 

 

¿Qué puedo comer en las noches si estoy embarazada?

 

Es normal que tengas apetito a horas que antes no tenías, pues tu cuerpo está pasando por bastantes cambios durante esta etapa.

 

La mejor hora para que puedas cenar es 2 horas antes de irte a dormir, por ello es buena idea que te hagas de una rutina para que acostumbres a tu cuerpo a comer ciertas cantidades a ciertas horas.

 

Una cena debe ser mucho más ligera y equilibrada que el resto de las comidas del día, puesto que así puedes tener una noche más tranquila y evitar que te dé hambre a la mitad de tu sueño.

 

Evita alimentos que sean picantes o condimentados y elige aquellos fáciles de ingerir. Come lo antes posible de irte a dormir para que tu cuerpo pueda digerir la comida antes de estar acostada, pues tu proceso digestivo está más lento ahora que tiene menos espacio.

 

Trata de comer cosas naturales y frescas como espinacas o acelgas, además de acompañarlas con un puré de papa o verdura. No olvides comer proteínas, pues se trata de comer de manera equilibrada; un pescado a la plancha o al horno es buena opción.

 

Intenta hacer distintos platillos y ver con cuál te sientes mejor a la hora de dormir y al despertar, entonces puedes hacer un menú bastante decente para cenar durante el embarazo, además de ya contar con la guía de cenas si decides tener otro embarazo en el futuro.


Fecha de actualización: 19-02-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.