×
  • Buscar
Publicidad

¿Qué puede comer una embarazada en la noche?

¿Qué puede comer una embarazada en la noche?

La alimentación de una mujer embarazada cambia en esta etapa por diversos motivos, y es muy importante que seas cuidadosa con lo que comes y a qué horas lo haces, especialmente por la noche para potenciar un sueño reparador y tranquilo.

 

Publicidad

Fuera de los gustos en la comida también es importante que sepas cómo debe comer una embarazada, pues a partir de que tu panza empiece a crecer, tu estómago va a quedarse con menos espacio para almacenar la comida, por lo que puedes tener agruras, diarrea o hasta indigestión.

 

La cena durante el embarazo debe ser ligera y equilibrada para así poder descansar debidamente durante la noche. La cena es una de las cinco comidas diarias, junto con el desayuno, que suscita más dudas acerca de cómo debe ser. Estando embarazada, seguramente aún genera más incertidumbre y posiblemente te preguntes qué tipo de alimentos son los más adecuados para la cena o a qué hora es mejor cenar si se está embarazada.

 

Lo ideal es que la cena sea equilibrada y ligera para garantizar una noche de descanso durante la cual nuestro organismo absorberá los nutrientes necesarios. El hecho de cenar de manera ligera nos ayuda a tener una digestión menos pesada. Recordemos que, durante la noche, este proceso se lleva a cabo a un ritmo mucho más lento que durante el día. Algo que al mediodía digieres bien, puede que te sea de difícil digestión por la noche.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

Por ese motivo, lo ideal es ingerir alimentos suaves y blandos, evitando los picantes y las grasas. En relación con la hora, lo ideal es cenar temprano, entre las 20.00 y las 21.00 horas, para que el estómago tenga tiempo de hacer la digestión antes de acostarte o dependiendo tu hora de dormir siempre La mejor hora para que puedas cenar es 2 horas antes de irte a dormir, por ello es buena idea que te hagas de una rutina para que acostumbres a tu cuerpo a comer ciertas cantidades a ciertas horas.

 

Evita alimentos que sean picantes o condimentados y elige aquellos fáciles de ingerir. Come lo antes posible de irte a dormir para que tu cuerpo pueda digerir la comida antes de estar acostada, pues tu proceso digestivo está más lento ahora que tiene menos espacio. A continuación te mencionamos algunos alimentos que pueden ayudarte.

-Alimentos frescos y naturales, que sean ligeros y saludables. La verdura tiene muchos beneficios y es una muy buena elección. Por ejemplo, las judías verdes, las espinacas o las acelgas.

-Hidratos de carbono como el arroz, las patatas o las pastas integrales.

-En cuanto a las proteínas, por la noche es mejor comer pescado que carne. También resultan muy nutritivos y saciantes los huevos, ya sea en forma de tortilla o bien cocidos.

-En cuanto a las grasas, la mejor opción es evitarlas y apostar, únicamente, por el aceite de oliva. Evita las frituras y utiliza sobre todo la plancha, el horno y el vapor.

-Antes de acostarse puedes beber un vaso de leche, si te ayuda a relajarte los Productos lácteos puedes consumirlos desnatados o semidesnatados.También es aconsejable beber algún tipo de infusión (manzanilla, menta, poleo, yerbabuena) ya que esto favorece la digestión e induce la relajación y el descanso.

 

Cómo leíste anteriormente Ahora que estás embarazada te conviene hacer cenas saludables y ligeras pero, eso no quiere decir que tengan que ser sosas o aburridas.

 

Sí es posible disfrutar de cenas ligeras, saludables y deliciosas. Llevar siempre una dieta equilibrada nos proporcionará enormes beneficios tanto a nosotras como al bebé.


Fecha de actualización: 18-08-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.