• Buscar

Tratamiento de la hipertrofia mamaria neonatal

Tratamiento de la hipertrofia mamaria neonatal

En algunos recién nacidos es normal observar que las mamas están hinchadas (tanto si es varón como si es hembra) y rojizas. Esto se debe al traspaso de las hormonas maternas a través de la placenta y no es peligroso ni requiere tratamiento.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es la hipertrofia mamaria neonatal?

La hipertrofia mamaria neonatal es la hinchazón y el enrojecimiento de las mamas del recién nacido en los primeros días de vida. Este crecimiento e ingurgitación del tejido mamario del bebé se debe al traspaso de ciertas hormonas femeninas, principalmente estrógenos, a través de la placenta durante el embarazo. Por lo tanto, puede darse en recién nacidos de ambos sexos, no solo en niñas. Es la misma causa que puede llevar al leve sangrado vaginal de las recién nacidas.

Lo normal es que se presente en las dos mamas a la vez, aunque puede que una esté más grande que la otra. Además, en ocasiones esta inflamación va acompañada de una secreción blanquecina a través del pezón (galactorrea) similar a la leche materna, llamada coloquialmente “leche de brujas” ya que antes se pensaba que este leche podía ser usada por las brujas para alimentarse y preparar sus pociones mágicas. Esta secreción puede durar hasta dos semanas, incluso cuando la hinchazón ya ha desaparecido.

La hipertrofia mamaria es más habitual en bebés que nacen después de la fecha de parto estimada y se conoce también como ingurgitación mamaria.
 

Articulo relacionado: Tratamiento de la hipoestesia

¿Cuál es el tratamiento para la hipertrofia mamaria neonatal?

Este proceso es totalmente normal e inocuo en los recién nacidos, no les causa dolor y no hay por qué preocuparse ni hace falta ningún tratamiento ya que desparece solo en unos días conforme los niveles de estrógeno pasados por la madre disminuyen del organismo del bebé. No se debe masajear ni apretar las mamas para extraer la leche ya que eso sí puede causar una infección. Tan solo hay que dejar que pase el tiempo.
 

¿Y la mastitis del recién nacido?

Sin embargo, no hay que confundir la hipertrofia mamaria con la mastitis del recién nacido, una infección que se produce generalmente solo en una de las mamas y que es más habitual a partir de la segunda semana de vida. En este caso los síntomas son enrojecimiento, dolor al tacto, aumento de volumen de la mama afectada, secreción purulenta a través del pezón… Está producida por el contagio de bacterias de la piel (estreptococos y estafilococos) y sí requiere tratamiento antibiótico, así como observación y, en algunos casos, ingreso del recién nacido por su corta edad. No obstante, esta afección es mucho menos habitual. 


Te puede interesar:

La fecha estimada de parto se calcula sumando 280 días (40 semanas) al primer día de la última regla de la mujer embarazada.

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×