¿Por qué los recién nacidos estornudan mucho?

¿Por qué los recién nacidos estornudan mucho?
comparte

Los recien nacidos suele estornudar mucho auqnue no estén enfermos, esto nos hace pensar que estan pasando por un resfriado cuando no es así. ¿Quieres saber a qué se debe?

Para los papás puede causar mucha confusión que nuestros pequeños no paren de estornudar, puesto que esta señal significa, según nuestra experiencia, que probablemente está teniendo un resfriado o algo más grave.

 

 

¿Por qué ocurren los estornudos?

 

Para poder entender claramente por qué los recién nacidos pueden estornudar mucho, es buena idea que primero conozcas la razón por la cual ocurre un estornudo.

 

Todo estornudamos de vez en cuando de manera natural e involuntaria, puesto que depende del centro de estornudo que se ubica dentro de nuestro cerebro. Este se activa cuando dentro de nuestra nariz aparece un componente que la irrita.

 

La función de este centro del estornudo es que los músculos involucrados actúen de manera eficaz y en un orden oportuno para realizar dicha acción, haciendo que las partículas que causan irritación en la nariz sean expulsadas. Un estornudo llega hasta una velocidad de 160 km/h.

 

Los músculos involucrados en estornudar son los abdominales, el pecho, el diafragma, los que controlan las cuerdas vocales y los de la parte anterior de nuestra garganta.

No te puedes perder ...

 

Desde el polvo que se encuentra en todos lados, el aire frío, alimentos como la pimienta, virus o cualquier cosa que genere irritación dentro de nuestra nariz es una causa por la que nuestro cuerpo va a reaccionar con un estornudo para eliminar las partículas irritantes.

 

 

¿Resfriado o gripe?

 

Antes de explicarte por qué los recién nacidos tienen muchos estornudos es bueno que entiendas cómo es un resfriado y una gripe, para que entonces puedas dejar de preocuparte de que tu bebé tenga alguna de estas complicaciones.

 

Cuando un bebé tiene un resfriado puedes ver que de su nariz le escurre una mucosidad transparente, la cual puede tomar un color entre amarillo y verdoso a la semana, además de que tu pequeño también puede presentar tos o fiebre.

 

Toca el cuerpo de tu pequeño con tu palma cuando esté a una temperatura ambiente para que puedas valorar si tiene una alta temperatura, pero si no se le ve incómodo por este síntoma puedes asimilar que tiene un resfriado.

 

Una gripe puede presentarse de manera repentina como un resfriado, por lo que te puede confundir en ese aspecto, pero a diferencia de la segunda esta se puede presentar con diarrea o vómito.

 

Una alergia se distingue rápidamente debido a la posible presencia de picor en sus ojos, así como en la nariz que también se acompaña con escurrimiento; también se pueden presentar ataques de estornudos y comezón.

 

Cuando el bebé está experimentando una alergia no va a cambiar de color su mucosidad, como pasa en un resfriado, además de que tampoco va a presentar fiebre.

 

 

¿Por qué mi bebé estornuda mucho?

 

Los bebés, al ser tan pequeños, tienen inmaduras muchas partes de su cuerpo, por ello es que sus vías respiratorias todavía son muy delgadas, por lo que su nariz se les puede tapar con mayor facilidad y un estornudo es el mejor recurso para protegerlas de lo que sea que haya entrado a su órgano. Es decir, estornudar le sirve para limpiar las fosas nasales de mucosidades y cuerpos extraños.

 

Además, los recién nacidos son muy sensibles a los cambios de temperatura o de luz, por lo que es normal que estornuden al salir a la calle o al pasar de la oscuridad al sol.

 

Si notas que le cuesta respirar es porque no sabe cómo hacerlo por la boca, por lo que seguramente se le están obstruyendo las fosas nasales.


Te puede interesar:
Algunos padres se preguntan por "¿cuáles son las cantidades para el biberón del bebé?". Los últimos estudios científicos recomiendan que sea el propio bebé el que regule su alimentación según sus necesidades, de manera que se le deberá dar leche a demanda.


Fecha de actualización: 10-02-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>