Operación de craneosinostosis

Operación de craneosinostosis
comparte

El cráneo de un recién nacido, a diferencia del de un adulto, no está cerrado formando un todo, sino que está constituido por 6 huesos suaves y flotantes unidos por un tejido fibroso, las suturas craneales, y dejan entre sí unos huecos o puntos blandos, las fontanelas, que permiten que, en el momento del nacimiento, la cabeza del pequeño se amolde y pase más fácilmente por el canal del parto

Esta característica del cráneo de los bebés favorece además que su cerebro crezca durante sus primeros meses. Etapa en la que el cerebro crece más rápidamente.

 

Una vez que ha tenido lugar el crecimiento adecuado del cerebro, las suturas se fusionan dejando el cráneo herméticamente cerrado. Generalmente el cierre de las suturas y fontanelas se produce entre los 2 y 3 meses, las de la parte posterior de la cabeza, y los 12 o 18 las de la parte anterior. Ahora bien, en ocasiones ocurre que los huesos del cráneo se fusionan antes de lo que debieran, con serias consecuencias, causando porblemas como la dolicocefalia o la trigonocefalea. Es lo que se conoce como craneosinostosis.

 

La craneosinostosis es un trastorno que se produce cuando las fontanelas se cierran antes de tiempo, es decir antes de que se complete el crecimiento del cerebro y del bulbo raquídeo.

 

Esto supone un problema grave no solo para el desarrollo del cerebro que podrá quedar comprimido y no crecer adecuadamente sino también para la morfología o volumen del cráneo y la cara, que quedarán alterados.

No te puedes perder ...

 

Síntomas

 

Los síntomas más evidentes de la craneosinostosis son las alteraciones en la forma de la cabeza o la cara. Pero también conviene estar atentos a la aparición de otros signos que acompañan a estas deformidades como vómitos explosivos, abultamiento de fontanelas, somnolencia, falta de apetito, irritabilidad, etc.

 

Origen y tratamiento de la craneosinostosis

Se desconoce el porqué del cierre prematuro de las suturas craneales. En algunos casos se han encontrado antecedentes familiares, o se asocia con determinados síndromes como los de Crouzon, Apert, Pfeiffer... pero no siempre el origen de esta afección es hereditario.

 

El tratamiento para este trastorno dependerá de la gravedad del caso o de las suturas que se hayan cerrado, así como de la edad del niño; si bien en la mayoría de las veces se requerirá intervención quirúrgica con el objetivo de aliviar la presión craneal, garantizar el crecimiento del cerebro y mejorar la apariencia estética del pequeño.

 

Lo conveniente es llevar a cabo la operación de forma temprana, ya que los huesos serán más flexibles y fáciles de tratar cuanto menor sea el niño y la recuperación será más rápida.

 

La operación consiste básicamente en la apertura de las suturas fusionadas con el fin de ensanchar el cráneo. Puede ser necesario colocar injertos de hueso dependiendo de los casos para mantener la separación ósea.

 

Como en todas las cirugías, existen riesgos. Si bien, no es habitual que sucedan en este tipo de operación si se trata de niños sanos sin otras patologías. Tal vez la mayor preocupación es la pérdida de sangre y la necesidad de hacer una transfusión o la aparición de infecciones de piel, hueso o abscesos cerebrales.

 

El niño, tras la operación, permanecerá en la Unidad de Cuidados Intensivos durante unos días. Tras el alta seguirán los cuidados y la observación de la cicatriz en casa.


Te puede interesar:
Algunos padres se preguntan "¿cuál es la medida del biberón para el recién nacido?". Los últimos estudios científicos recomiendan que sea el propio bebé el que regule su alimentación según sus necesidades, de manera que se le deberá dar leche a demanda.


Fecha de actualización: 22-01-2015

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>