• Buscar
Publicidad

¿Qué son las fontanelas de tu bebé?

¿Qué son las fontanelas de tu bebé?

Aunque puede que no tengas ni idea de lo que son las fontanelas que se encuentran en la cabeza de tu bebé, es cierto que tras el parto y su primer año de vida oirás hablar de ellas en numerosas ocasiones. ¡Descubre qué son!

Publicidad

Indice

 

¿Qué son las fontanelas?

El cráneo del bebé está formado por varios huesos separados que, posteriormente, se irán uniendo. Esto permite que la cabeza del bebé se moldee ligeramente para pasar por el canal del parto sin provocar daños en el pequeño ni en la madre. Cuando hablamos de fontanelas nos referimos a las separaciones existentes entre los huesos del cráneo del bebé. Además de facilitar el parto, éstas permiten que el cerebro tenga el espacio suficiente para poder desarrollarse y crecer una vez nacido.


¿Dónde se encuentran las fontanelas?

Encontramos dos fontanelas claramente visibles y palpables en la cabeza del pequeño. La fontanela posterior está situada, como su nombre indica, en la parte trasera de la cabeza, encima de la nuca; tiene forma triangular y suele cerrarse sobre los 2 meses de edad. La otra fontanela, más perceptible, es la anterior, que se encuentra en la parte de arriba de la cabeza con forma de rombo; ésta suele cerrarse alrededor de los 18 meses, aunque bien es cierto que en unos niños lo hará antes que en otros.

No obstante, aunque estas sean las más conocidas, el bebé tiene hasta 6 fontanelas al nacer. 

Las fontanelas permiten que la cabeza del bebé se amolde al canal del parto, facilitando así la salida del pequeño sin provocar daños en su cabeza ni en la reciente mamá
 

¿Qué problemas pueden presentar?

Las fontanelas son importantes para conocer el estado de la presión intracraneal mediante la palpación, por lo que nunca se deben presionar. Además permiten comprobar el crecimiento del cráneo y, dependiendo de cómo se encuentren, pueden indicar la presencia de determinados problemas en el pequeño.

Deben mostrarse firmes y ligeramente cóncavas, con curvatura hacia adentro. Ya que si, al contrario, se encuentran hundidas puede ser un síntoma de desnutrición o deshidratación, por lo que habría que acudir al pediatra a que las evaluara personalmente. 
 
Una medida habitual en el recién nacido es tres por tres, que equivale a tres dedos en una dirección y tres en la otra (la fontanela es un hueco que más o menos tiene forma de cruz), aunque a veces puede medir un poco menos o un poco más. Si estuviera muy abierta sería necesario hacer una ecografía craneal, ya que podría deberse a un aumento de líquido en el cerebro o a algún problema similar.

Si no se encuentran las fontanelas, debido al cierre prematuro de las suturas (oxicefalia) que separan los huesos del cráneo, puede ser síntoma de craneosinostosis, pudiendo provocar desde un problema estético hasta retraso mental. Cuando las fontanelas son de un tamaño mayor al normal, es decir existe un cierre tardío, éste puede ser causado por acondroplasia, síndrome de Down, hidrocefalia, prematuridad o retraso en el crecimiento intrauterino. Aunque estas situaciones suelen ser reconocidas en el primer examen médico del pequeño, será necesario acudir al pediatra si la madre nota que su bebé puede padecerlas.

Cuando el bebé está llorando, acostado o vomitando, las fontanelas pueden mostrarse abultadas, debiendo volver a la normalidad cuando el pequeño esté calmado y con la cabeza erguida. Si, al contrario, éstas siguen encontrándose abultadas habrá que acudir al pediatra, ya que podría ser causado por hidrocefalia o un aumento de la presión intracraneal, sobre todo si tu bebé tiene fiebre o somnolencia excesiva.

También es normal verlas latir al ritmo del corazón, ya que son una zona muy vascularizada. 

Si no se cierran cuando deben, se puede suplementar con vitamina D y recoemndar más tiempo al aire libre para que el bebé adquiera vitamina D directamente del sol. 


Glosario

Craneosinostosis

Definición:

Cierre prematuro de una, varias o todas las suturas de la cabeza. Es relativamente frecuente y puede tener una causa familiar. Como el cerebro no para de crecer pero las suturas están cerradas, se produce una malformación en una parte del cráneo, pudiendo llegar a simular otro cráneo.

Síntomas:

Malformación en el cráneo.

Tratamiento:

Operación quirúrgica en edad temprana del lactante.

Fuente:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 29-04-2021

Redacción: Silvia Paredes

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×