• Buscar

Mi bebé tiene el cuello rojo

Mi bebé tiene el cuello rojo

Las erupciones rojas alrededor del cuello (en los pliegues) son muy comunes, sobre todo en los bebés algo más regordetes, aunque no es algo que deba preocuparte porque a medida que crezca el cuello adelgazará y la erupción desaparecerá. Pero ¿por qué tu bebé tiene el cuello rojo?

Publicidad

Índice

 

¿Por qué los bebés pueden tener el cuello rojo?

La piel de los bebés, especialmente la de los recién nacidos y la de los bebés más regordetes, es muy delicada. Estos pueden presentar irritaciones en los pliegues de la piel y hasta puede llegar a levantárseles la epidermis (capa externa de la piel).

Además de que la piel de los bebés es más fina que la piel de los adultos es más débil en sus diferentes capas. Esto causa que sea más delicada, más vulnerable a las bacterias, a los cambios de temperatura, a los productos irritantes de la piel y a estar menos lubricada. En los pliegues de la piel de los bebés se puede llegar a acumular suciedad, sudor, restos de leche o pelusillas y esto puede producir que la piel se irrite, se inflame y hasta se escame.

 

Articulo relacionado: Mi bebé tiene miedo a todo

¿Dónde pueden salir?,¿Qué debo hacer para evitarlo?

Esto puede salir en todas las partes de la piel del bebé donde presente pliegues, especialmente en el cuello, en las axilas y en los muslos. Es importante recordar que mantener una piel sana y cuidada es muy importante para el bienestar del bebé. En cuanto a las pautas que se deben seguir para cuidar estas irritaciones están:

Lo primero que hay que hacer es limpiar los pliegues antes del baño con un algodón, preferiblemente ecológico, mojado en aceite para bebés (mejor si es aceite natural). Esto se debe hacer con cuidado, evitando presionar demasiado la piel o tirar en exceso de ella.

- Después habrá que limpiar estos pliegues durante el baño, usando productos hipoalergénicos y siguiendo con el cuidado normal. No hay que pasarse con el jabón ya que puede irritarle la piel y es mejor usar la mano que una esponja.

- Cuando se salga del baño tendrás que secar los pliegues con mucha delicadeza, pero asegurándote de que no queda humedad en la zona.

- Cuando el niño ya esté seco se le puede poner un poco de crema para el culito en las zonas afectadas por la irritación. También pueden servir cremas hidratantes para bebés (mejor si es hipoalergénica y natural).

- A pesar de que pueda parecer una buena idea se debe evitar usar polvos de talco o cualquier crema que contenga medicamentos.

Articulo relacionado: Mi bebé tiene el cuello rojo

 

¿Cuándo se debe acudir al médico?

- Cuando sospeches que la piel del bebé pueda estar infectada

- Cuando además presenta fiebre

- Cuando sospeches que la rojez de la piel puede venir determinada por otra causa

- Si el niño está incómodo

- Cuando a pesar de todos los cuidados no mejora

 

Consejos para cuidar la piel de un bebé

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y, como ya hemos dicho, esta es muy delicada. Debemos tener en cuenta que para los bebés habrá que utilizar unos productos especiales. A la hora de elegir estos productos, siempre mejor cuanto más natural y menos agresivo sea.

Otra cosa que se debe tener en cuenta es que la temperatura es algo que también afecta a los bebés. Algo bastante común es que a los bebés que se les abriga en exceso les salga algún sarpullido. Por eso también es importante que el agua ronde los 37 grados de temperatura, más podría quemarlos y menos, llegar a producirles una hipotermia.

A la hora de sacar al bebé del agua lo mejor es que se seque con rapidez. Además, esto debe hacerse con delicadeza y con pequeños toquecitos, nunca frotando porque podría dañar e irritar su piel. No lo dejes mucho tiempo sin ropa ya que esto puede producir que se enfríe. En cuanto puedas ponle al menos el body al bebé.

A la hora del baño también hay que tener en cuenta que el jabón debe ser pH neutro, es decir, lo más natural posible y aplicarlo con las manos o con una esponja de tacto lo más suave posible. Cuando se le cambie el pañal y se le lave el culito al bebé se debe asegurar también que la zona se ha quedado limpia, pero sobre todo seca. Esto hay que asegurarlo sobre todo en los pliegues de la piel y en las ingles.  Si tiene el culete enrojecido pídele al pediatra que te recomiende alguna pomada cicatrizante.

La hidratación de la piel también es algo importante, después de que se le cambie el pañal y de asegurarse de que la piel está seca, se le debe poner una crema protectora adecuada para la irritación del culito del bebé antes de ponerle un pañal limpio. Se le debe también poner crema hidratante para bebés cuando termina el baño. Es importante realizar esto después ya que el agua puede agravar la sequedad de la piel. Además, extender la crema con un masaje estimula la circulación sanguínea, algo muy beneficioso para el pequeñín. No olvides extender la crema por el empeine, es una zona que suele pasar desapercibida, pero que necesita mucha hidratación.

La carita de los bebés también es más sensible a las agresiones externas como el frio, el aire o el sol. Por eso lo mejor es ponerles una crema facial antes de salir. Se debe recordar que todas las cremas y productos que se le pongan al bebé deben ser especiales para ellos, ponerles una crema para adultos no es una buena opción ya que puede contener sustancias perjudiciales para su piel. Lo principal es que las cremas no tengan ni conservantes ni perfumes. 

Si el exceso de babitas le irrita la barbilla es importante que se la seques con frecuencia para hidratarle la zona. Existen cremas especiales para estos casos también. Y si tu bebé tiene el cuero cabelludo lleno de escamas de color blanquecino (costra láctea) y quieres eliminárselas, acuéstale y masajea la zona donde se encuentren las costras y masajéala con vaselina. Recuerda que esto no debe realizarse con fuerza, así que hazlo de manera delicada.


Glosario

<

<

Fuentes:

Mahé, Véronique (2008), Los 100 primeros días del bebé, Barcelona, Robin Book.

AEPap. Cuidados del recién nacido. Mitos y errores.

Fecha de actualización: 29-04-2021

Redacción: Sara Tizón

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×