Ictericia del recién nacido

Ictericia del recién nacido
comparte

Aunque puede ocurrir a cualquier edad, es especialmente común que en los primeros días de vida de un bebé su piel adquiera un color amarillento o ligeramente tostado. Se trata de un trastorno llamado ictericia. Y esa coloración característica de la piel se debe a un exceso de bilirrubina en sangre, un pigmento de color amarillo resultante de la descomposición de los glóbulos rojos.

¿Por qué se produce?

 

La ictericia es provocada por diferentes causas. Según estas se pueden distinguir varios tipos de ictericia:

 

La más frecuente es la ictericia fisiológica: Cuando el bebé nace, la sangre fetal es sustituida por una nueva. La bilirrubina no es más que un derivado de este proceso de “reciclaje” sanguíneo. Antes, cuando el bebé crecía en el vientre materno, la bilirrubina era eliminada por la placenta, después del parto, será el hígado del pequeño el encargado de realizar esta función. Pero en algunos recién nacidos, principalmente en prematuros, el hígado, aún inmaduro, no funciona todavía con suficiente rapidez, por lo que la bilirrubina que no ha sido desechada se acumula en el suero y se manifiesta temporalmente en los tejidos del cuerpo, especialmente en la piel y la conjuntiva, otorgándoles un color amarillento. Este tipo de ictericia, la más común, suele manifestarse a las 24 horas del nacimiento y no dura más de una semana.

No te puedes perder ...

 

Ictericia por lactancia materna: Los neonatos criados al pecho pueden presentar una ictericia más prolongada. Esto se debe a la existencia, en la leche materna, de unas sustancias que reducen la velocidad de depuración de la bilirrubina, impidiendo el normal metabolismo. Si bien, esta ictericia que puede durar hasta 10 semanas, no es peligrosa debido a que la tasa de bilirrubina no es muy alta y se solventará con el tiempo sin ningún tratamiento. No se aconseja, por lo tanto, la interrupción de la lactancia materna por este motivo.

 

Ictericia patológica: El patológico es el tipo más grave de ictericia y se caracteriza por aparecer antes de las 24 horas de vida del niño o por prolongarse más allá de los primeros 15 días. Las tasas de bilirrubina en este caso, además, son muy altas. Cuando la ictericia no es fisiológica debe encontrarse la causa que está provocando la destrucción de los glóbulos rojos y la producción de bilirrubina. Estas ictericias suelen estar ligadas a otras enfermedades, habitualmente hepáticas y requieren tratamiento urgente ya que pueden desembocar en Kernicterus.

 

Riesgos de la ictericia

 

Aunque la ictericia del recién nacido en principio no implica gravedad y se resuelve sola sin tratamiento, conviene someterla a observación, pues en algunos casos si esta se complica podría causar daños muy serios en el sistema nervioso del bebé o en su cerebros provocando trastornos neurológicos o deficiencia mental.

 

Tratamiento

 

Todos los bebés nacidos en el hospital son examinados para descartar una posible ictericia. Aquellos que la padecen al nacer son vigilados en la unidad de neonatología donde vinieron al mundo. Allí se les controlará el nivel de bilirrubina y en función de diferentes factores (peso, salud, horas de vida…) se iniciará un tratamiento de fototerapia, consistente en la exposición del bebé desnudo a una lámpara que proyecta una luz especial capaz de hacer que la bilirrubina se elimine por la orina. Si este tratamiento no es eficaz y la bilirrubina sigue en niveles altos, será necesaria una transfusión con el fin de sustituir poco a poco la sangre y eliminar la bilirrubina y los anticuerpos que estén generándose.

 

Cuándo acudir al médico

 

Si percibes todos o alguno de estos síntomas en tu bebé no dudes en llamar o acudir al pediatra:

 

· Fiebre

 

· Coloración amarillenta o anaranjada en la piel o en la parte blanca de los ojos

 

· Inapetencia continuada

 

· Ausencia de micción o defecación

 

· Pérdida de peso

 

· Deshidratación

 

· Síntomas de ictericia pasados los primeros 15 días. O si no desaparece al cabo de este tiempo.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de estatura de los hijos arroja como resultado una previsión orientativa de cuánto puede llegar a crecer tomando como base la altura de los padres. Para un resultado más preciso es necesario acudir al pediatra y realizar algunas pruebas médicas, incluyendo radiografías y análisis hormonales.


Fecha de actualización: 21-11-2013

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>