×
  • Buscar
Publicidad

El bebé eructa mientras está tomando pecho

El bebé eructa mientras está tomando pecho

El eructo suele salir espontáneamente mientras el bebé toma el pecho o el biberón, pero hay algunos niños a quienes les cuesta expulsar el aire que han tragado durante la toma. Para evitar que el bebé se quede con aire en su estómago, es necesario que eructe bien. El conseguir que adopte una buena postura es clave para ayudarle.

Publicidad

Muchas mamás se preguntan qué pasa en el momento en el que el bebé eructa o repite en el pecho, es decir, cuando se está amamantando.  Las preguntas más frecuentes son: si afecta o no, si se seca la leche, si se corta la leche, si entra aire, o si se tapan los ductos de los senos.

 

Todo lo anterior mencionado es un mito, la leche no se seca ni se corta.

 

¿Me entró aire?


Es el mito más común, dicen que entra aire y hace que se tape el seno, cortando la producción de la leche materna. La realidad es que no hay manera de que el aire entre al pezón ya que el flujo siempre va hacia afuera y el aire ni siquiera es a presión.

 

Punzadas

 

Lo más seguro es que el bebé sacó el aire, se movió de la posición en la que estaba y esto provocó un mal agarre del pezón; la succión continuó y por eso comenzó ese tipo de dolor. Porque en realidad, usando la lógica, ¿de qué forma el hecho que un bebé saque aire de su pancita, va a hacer que duela un pezón?

No te puedes perder ...

¿Cómo hacer que el bebé se encaje?

¿Cómo hacer que el bebé se encaje?

Para que el parto vaginal sea posible y más fácil, es necesario que el bebé se encaje y se coloque en la postura correcta, es decir, boca abajo y en posición anterior, con su cabeza mirando hacia la columna vertebral de la madre. La mayoría de los bebés se colocan solos en esa posición pero, si no es así, puedes ayudarlo con estos consejos.

Y tambien:

 

Se taparon los ductos


Esta producción de leche o subida de la leche a veces puede llegar a coincidir con que el bebé eructa y se asocia con que un ducto se tapó y la mamá puede pensar que no sale leche porque entró aire.

 

Estas preguntas suelen ser populares entre las mamás primerizas de un bebé de uno o dos meses. Y lo que es muy frecuente es que esta etapa se caracteriza por ser un pico de producción de leche y se llegan a tapar algunos ductos porque hay sobreproducción de leche. Se pueden llegar a sentir bolas pero esto es por la subida de la leche, solo se trata de leche.


Si se tiene un exceso de producción de leche, se puede exprimir de forma manual el sobrante y guardarlo creando una especie de banco de leche. Para aliviar esta sensación y esas pequeñas bolitas que se pueden llegar a producir, se pueden aplicar masajes, calor y cuando el bebé succione hacer movimientos circulares y en orientación al pezón en las bolitas que se sienten. Esto se debe realizar con frecuencia y se notará que irán disminuyendo.

 

¿Cómo ayudar al bebé a eructar?

 

Solo es cuestión de colocar al bebé en la posición correcta, a continuación se mencionan algunos tips:


- Apoyado en el hombro de la madre


Si el bebé tiene dificultades para eructar, esta es la mejor posición: 
mantenerlo con la espalda recta y la barriga apoyada en el pecho de la madre. Se debe procurar que el bebé apoye la cabeza sobre el hombro de la madre. De esta forma, su estómago permanece bien distendido y relajado. Con la mano libre, dale un suave masaje en la espalda, de abajo hacia arriba. Esto le ayudará a expulsar el aire. 
 

- Un golpecito sobre la espalda 

 

Se debe sentar al bebé sobre las rodillas de la madre, ligeramente inclinado hace delante sobre la mano derecha de la mamá. Con la mano izquierda, dar unos suaves golpecitos en la espalda. 
 

- Tendido sobre su barriguita 

 

Tenderlo boca abajo sobre las piernas de mamá, con la cabecita apoyada en tu muslo. Mantener la mano izquierda sobre su espalda baja y, con la derecha, hacerle un masaje firme en la espalda, con movimientos bastante lentos, suaves, regulares y sin cambios bruscos. 


Fecha de actualización: 04-09-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.