• Buscar
Publicidad

Tu bebé con 15 meses

Tu bebé con 15 meses

Esta es la edad del “no”, puesto que tu hijo se vuelve más firme y tozudo. Tendrás que tener mucha paciencia y mano izquierda con él. Cada vez es más independiente y autónomo, aunque aún sigue necesitando a sus padres cuando está triste o enfermo. Fomenta su imaginación a través de juegos, canciones y cuentos

Publicidad

Indice

 

Desarrollo físico del bebé de quince meses

A esta edad, la media de peso de las niñas está entre 8,4 y 12,5 kilos y la de los niños entre 9 y 13,5 kilos. La altura media de ellas está entre 71 y 82 cm y la de ellos entre 73 y 84 cm.

Duerme entre 10 y 12 horas por la noche y una hora de siesta. Sus horarios se van asemejando cada vez más a los tuyos tras 15 meses desde el embarazo y el parto.

El sueño del bebé de noche con 15 meses suele ser muy seguido y son pocos los bebés que se siguen despertando a comer. No obstante, puede que aún te llame o busque el chupete. Es normal que se despierte alguna vez, pero cada vez lo hará menos. 

 

Desarrollo social y cognitivo del bebé de 15 meses

Su movilidad. Sus piernas cada vez están menos arqueadas, por lo que anda con menos dificultad. Le gusta moverse por toda la casa y empujar juguetes y arrastrarlos mientras camina.

Sus manos llegan a todas partes. A partir de esta edad se hace más autónomo y ya es capaz de llevarse la cuchara a la boca o beber de un vaso. ¡Aunque no siempre acierta! Está empezando a entender cómo se ajustan las cosas e intentará emparejar tapas con contenedores y apilar bloques.

Su lenguaje. Su vocabulario se va ampliando, aunque a veces te cueste entenderle. En esta etapa es normal que el “no” salga de su boca con mucha facilidad. Se vuelve más firme e incluso tozudo. Y ante quienes le contradicen puede llorar o tener una rabieta. Por eso es una etapa de paciencia y mano izquierda para los padres.

Desarrollo social. A los 15 meses tu hijo se reconoce a sí mismo en el espejo. Ya no intentará tocar al "otro" bebé. Comenzará a experimentarse a sí mismo como alguien autónomo, no como una extensión tuya.

Sigue necesitándote cuando está triste o enfermo, pero poco a poco se vuelve más independiente. En algunos momentos busca su libertad y autonomía.

Las sensaciones y emociones las expresa sin matices. Celos, enfados, alegrías, tristezas… se exhiben en plenitud. Si algo le sorprende, se ríe a carcajadas.

Desarrollo lógico. La imaginación ya juega un rol importante en la vida del niño. Es capaz de encontrar cosas que sus padres han escondido porque tiene más memoria. Juega con sus muñecos dándoles vida propia. Como copia e imita lo que ve, intenta hablar por teléfono e incluso da de comer a sus muñecos.
 

Alimentación del bebé con 15 meses

Con esta edad tu peque puede seguir con la lactancia materna, aunque también le puedes ir dando leche de vaca, yogures o quesos suaves.

Debe comer ya de todo en trocitos y sentado en la mesa con el resto de la familia. Es conveniente que vaya aprendiendo a comer solo.

Puede comer de todo, aunque hay que evitar las comidas con mucha sal, azúcar o grasas. Evita los alimentos muy fuertes, la comida basura y las frituras.
 

Juegos estimulantes para el bebé

- Utiliza juegos de marionetas, calcetines o dedos pintados. Haz charlar y da vida a sus juguetes y muñecos. Enséñale a que los dé de comer o a dormirlos.

- Cuéntale cuentos e historias fantásticas. Deja también que él toque los libros y pase las páginas.

- Pinta con él y usa plastilina para fomentar su creatividad y su faceta artística.

- Anímale a empujar un cochecito o carrito para recoger los juguetes del suelo. De esta manera, le incitas al ejercicio de agacharse y ponerse de pie.

- Enseña al niño cómo caminan distintos animales (perro, gato, canguro, rana, pájaro, serpiente, etc.) y estimúlale para que te imite. Al mismo tiempo, simula el sonido del animal que imitáis.
 


Fuente: Dodot Sistema Activity. El desarrollo de tu bebé a través del juego, Guía Fisher-Price.

Fecha de actualización: 12-07-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×