• Buscar
Publicidad

Comer con cubiertos

Comer con cubiertos

A partir de los 12 meses puedes darle una cuchara pequeña de plástico para que se vaya acostumbrando a tenerla en la mano, e incluso para que haga sus primeros pinitos en el arte de comer solo. Sin embargo, aún es muy pequeño para lograrlo.Será a partir de los dos años cuando empiece a ser capaz de llevarse a la boca pequeñas cantidades de comida con su cuchara o su tenedor.

Publicidad

Índice

 

¿A qué edad empiezan los bebés a usar cubiertos?

A partir de los 6 meses se inicia la alimentación complementaria en los bebés, aunque a esta edad todavía no será capaz de usar los cubiertos, pero sí sus manitas.

Una vez cumplidos los 12 meses puedes empezar a darle un tenedor o una cucharita para que se inicie en su uso, aunque no empezará a usar los cubiertos con soltura hasta los 18 o 24 meses.

Lo importante es que le vayas dejando probar para que pueda ir aprendiendo y mejorando su motricidad fina.
 

¿Cómo ayudar al bebé a usar cubiertos?

Compra cubiertos adaptados para niños (son más fáciles de agarrar para ellos, el tenedor no pincha y sus divertidas formas y colores le motivarán a usarlos).

Prepara la cocina, al niño y a ti para las manchas que seguro se producirán cuando le dejes en sus manos los cubiertos.

El niño se apaña mejor si hay poca comida en el plato y si esta no es demasiado líquida.

Sírvele la comida en un plato hondo o en un cuenco. Así será más fácil coger la comida con la cuchara.

A los niños les encanta tener su propio plato decorado con animales y de muchos colores. No es obligatorio, pero sí que aumenta el factor diversión en la comida.

Dale un plato con poca cantidad de comida y enséñale a no llenar la cuchara hasta los topes. El primer día no se llevará nada a la boca y caerá todo en su babero. Pero con paciencia y tiempo, irá aprendiendo.

También podéis practicar con sus muñecos y sin comida, lo importante es que coja destreza con sus manitas.

El cuchillo no aprenderá a usarlo hasta lo 5 o 6 años. 
 

Seguridad en los cubiertos del bebé

Al igual que en otros artículos de puericultura, cada producto posee una norma específica. La norma aplicable a cubiertos y vajillas infantiles es la UNE-EN 14372.

Al comprar alguno de estos productos, verifica que la información visible en el punto de venta (sobre el envase o sobre el producto) hace referencia a las normas citadas. Dichas normas fijan los requisitos de seguridad relativos a los materiales, la construcción, la resistencia mecánica, el envasado y el etiquetado de estos productos, con el objeto de eliminar riesgos para la salud de los niños derivados de su utilización.

La asfixia es el principal peligro asociado al uso de estos artículos, por la separación de uno de sus componentes.

Los materiales y sustancias utilizados en la construcción de los artículos de puericultura no deben generar efectos nocivos, tóxicos alérgicos y/o irritantes como resultado de su contacto, ingestión o inhalación.

Existen unos límites químicos más restrictivos para artículos de puericultura previstos para ser chupados, como son los artículos de puericultura ligera (chupetes, tetinas, biberones, cubiertos y vajillas, etc.), y unos límites generales más permisivos para todos los demás artículos de puericultura (considerando la zona de acceso del niño).

Todos los componentes plásticos de los artículos que vayan a estar en contacto con alimentos deben cumplir lo relativo a migración global de materiales plásticos en contacto con alimentos. Los límites de este parámetro se encuentran establecidos en la Directiva 2002/72/CE, y tienen como objeto evaluar la inercia del material, que no debe ceder componentes que puedan representar un peligro para la salud humana, y evitar una modificación sustancial en la composición de los productos alimenticios que entran en contacto con estos artículos.

Para evitar cortes y laceraciones, todos los componentes de los cubiertos y de los utensilios para la alimentación (platos, bols, platos termos…), deben estar libres de puntas y bordes cortantes susceptibles de causar heridas.

 

 


Fuente:

AEP

Fecha de actualización: 14-07-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×