×
  • Buscar
Publicidad

Estimulación del bebé de 7 meses

Estimulación del bebé de 7 meses

Tu bebé ya tiene 7 meses, ¡qué rápido pasa el tiempo! Ya es un pequeño explorador, todo le llama la atención, lo mira, trata de agarrarlo… Va definiendo sus gustos y sabe con quién le gusta estar. ¿Quieres saber más sobre la estimulación de tu bebé de 7 meses?

Publicidad

Índice

 

¿Qué puede hacer un bebé de 7 meses?

Tu vida ha cambiado mucho desde la llegada de tu bebé. Ahora cada día está lleno de sorpresas y desafíos.

El bebé ha alcanzado ciertos objetivos, algunos propios del desarrollo por su edad y otros gracias a ti. En el séptimo mes de vida el bebé debería ser capaz de:

- Imitar sonidos: el desarrollo del lenguaje empieza a asomar. Tu bebé ya hace ruiditos, balbucea, pero lo hace imitando a cosas que oye. Puedes fomentar este desarrollo diciéndole palabras fáciles como ‘’nena’’, ‘’mamá’’, ‘’papá’’…

- Coordinar mejor sus movimientos: el bebé es más independiente a la hora de moverse. Verás cómo es capaz de pasarse objetos de una mano a otra sin que se le caigan. Cuando está tumbado da vueltas hacia ambos lados y se estira. Cuando está sentado se inclina hacia delante, pero se apoya en el suelo con sus bracitos. Puede que incluso empiecen los amagos para comenzar a gatear.

- Saber cuándo quiere algo: su desarrollo cognitivo es muy notable, parece saber qué le gusta y cuándo. Cuando algo no es de su agrado suele expresarlo a través del llanto, por ejemplo, cuando no conoce a una persona, cuando le quitan un juguete…

Además, en el séptimo mes tu bebé pesará más del doble que el día en que nació. Notarás que la ropa se le queda pequeña muy pronto y que ya no lo levantas de la cuna con tanta facilidad.
 

¿Cómo le ayudo a desarrollarse?

No te puedes perder ...

¿Qué puede comer un niño de 10 meses?

¿Qué puede comer un niño de 10 meses?

La alimentación del niño de 10 meses es similar a la de un niño de 9 meses ya que a esta edad no se introduce ningún alimento nuevo, aunque según haya sido su alimentación hasta ahora puedes probar con verduras o frutas que todavía no hubiera probado. También mejora su coordinación para comer él solito con cubiertos o con las manos.

Y tambien:


Aunque los bebés sigan su propio desarrollo, el papel de los padres es fundamental para que la estimulación sea mayor.

Los padres no son solo vigilantes que velan por que el bebé no se haga daño, también deben proponer pequeños retos al bebé para que interactúe.

A los bebés de siete meses les encantan los objetos y los juguetes que tienen diferentes formas, colores, tamaños y texturas. También les encantan las cosas que producen sonidos al tocarlos. Esto no quiere decir que tengas que llenar tu casa de juguetes para tu bebé, muchas veces les llama la atención las cosas cotidianas, como cojines, cucharas de madera, revistas con portadas coloridas… Si le llama la atención y no es peligroso para él, deja que lo toque y lo coja.

Como ya hemos dicho, tu bebé ya balbucea, por lo que será muy importante hablarle, repitiéndole el nombre de las cosas que le gustan, de los colores, los nombres de las personas con las que pasa más tiempo…

Los bebés a esta edad ya reconocen melodías y ritmos, bailar al ritmo de la música es una actividad muy enriquecedora para ellos. Si te ve animado, él también lo estará.
 

Otros datos sobre los bebés de 7 meses


A medida que tu bebé va creciendo los hábitos de alimentación y sueño cambian rápidamente.

Hace poco que has comenzado a introducir los sólidos en la dieta de tu bebé. Ya está experimentando con nuevos sabores y texturas y seguro que le está encantando. Es normal que en esta etapa surjan dudas sobre qué alimentos puede comer o no y miedos por la posibilidad de que el bebé se atragante.

Aquí van algunos tips relacionados con la alimentación complementaria:

- En esta etapa, los sólidos son solo un suplemento: las necesidades nutricionales de su bebé aún se satisfacen principalmente con leche materna y / o fórmula. El objetivo ahora es simplemente presentarle el arte de comer alimentos con sus manitas o incluso con una cuchara. No te desesperes si la mayoría de la comida termina en su cara, babero o el suelo, aún está perfeccionando sus movimientos.

- Dale a probar las nuevas comidas en pequeñas cantidades. Si se lo das tú, utiliza una cuchara pequeña con poca cantidad, lo importante es que lo saboree y que aprenda a tragarlo.

- Si el bebé está cansado o no está teniendo un buen día es probable que ‘’no le guste’’ nada de lo que le des. Espera a que se calme u opta por la leche.

- El bebé debe estar sentado de manera vertical, nunca recostado, para evitar atragantamientos.

- Es el momento de empezar a comprobar si tiene alguna reacción alérgica. Las comidas nuevas deben darse a mediodía para observar cualquier posible reacción y no volver a darse hasta pasados unos días.

Con el cambio de alimentación, notarás que las heces de tu bebé cambian de color o consistencia. Es normal, dado que está ingiriendo nuevos alimentos que reaccionan de una manera u otra en su estómago. Si las notas demasiado sueltas, consulta con el pediatra si es posible que algo esté causando irritación en su sistema digestivo.

En cuanto al sueño, a esta edad los bebés duermen una media de 12 a 16 horas al día, lo que supone unas 2 o 3 siestas.  Es mejor dejar que el bebé duerma la siesta todo el tiempo que quiera, solo asegúrate de que esté despierto lo suficiente durante el día para que esté lo suficientemente cansado a la hora de acostarse como para quedarse dormido fácilmente.

Para ayudarlo a dormir y relajarse puedes crear una rutina para que el bebé la asocie con irse a dormir. Puede ser darle un baño, cantarle una canción mientras está tumbadito en la cuna…


Fuentes:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 28-07-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.