×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo dormir al bebé?

¿Cómo dormir al bebé?

Tu bebé es un ser delicado con quien debes tener todo el cuidado del mundo, por ello es que debes hacer adecuadamente cosas tan importantes como darle el pecho, tomarle en tus brazos o ponerlo a dormir.

 

Publicidad

No te puedes perder ...

¿En qué semana se comienza a sentir al bebé?

¿En qué semana se comienza a sentir al bebé?

Sentir al bebé es una experiencia mágica, una de las más hermosas del embarazo que, además, ayuda a hacer del embarazo algo más real ya que, al notar cómo se mueve, somos más conscientes de que realmente dentro hay una personita creciendo y desarrollándose. ¿A partir de qué semana es posible notar al bebé moverse?

Y tambien:

Una preocupación muy común entre las madres primerizas es que su bebé duerma tanto de recién nacido, puesto que puede parecer extraño que lo haga en exceso.

 

Una persona adulta duerme entre 6 a 8 horas por día, puesto que es lo que necesita para que su cuerpo descanse y esté lleno de energía para las actividades a realizar de un nuevo día, mientras que un recién nacido duerme hasta 18 horas diarias.

 

Otra diferencia entre tú y tu bebé al dormir es que el pequeño va a estar durmiendo por periodos cortos de 3 a 4 horas, mientras que una persona adulta lo puede hacer de corrido durante las 8 horas.

 

Tu bebé al llegar a este mundo no conoce lo que significa día y noche, por lo tanto no puede saber tampoco que es durante la noche cuando se debe dormir, por ello es que él simplemente lo hace porque tiene la necesidad.

 

La razón por la que tu hijo recién nacido duerme tanto es que su cuerpo necesita de todo este tiempo para tener un buen desarrollo, pues prácticamente lo único que hacen en esta etapa es comer, dormir y hacer del baño.

 

 

¿Cómo se debe dormir a un bebé?

 

Al principio debes dejar que el bebé duerma cuando lo necesite, puesto que al impedir que duerma cuando tenga sueño vas a poder afectar su desarrollo.

 

Conforme pase el tiempo vas a poder acostumbrar al bebé a dormir durante las noches, puesto que ya no va a necesitar dormir casi todo el día como lo hacía al principio.

 

Cuando la forma en que duerme el bebé comience a cambiar vas a notar que se pasa más tiempo despierto y se le ve con más energía, además de que aguanta más tiempo sin quedarse dormido después de comer.

 

El bebé va a dormir en largos periodos durante sus primeros 3 meses de vida, aunque recuerda que cada uno tiene un desarrollo distinto y puede tardar un poco más en cambiar sus hábitos de sueño.

 

Entre los 3 y 5 meses de edad del bebé puede dormir menos horas, además de que hay bebés que comienzan a dormir más horas seguidas de noche, aunque depende de las tomas nocturnas que aún haga.

 

Hacia los 6 meses muchos niños duermen toda la noche del tirón, aunque se puede estar despertando de vez en cuando y hacer un par de siestas durante el día. No obstante, hay niños que continúan comiendo por la noche, no todos siguen el mismo patrón.

 

Para poder enseñar al bebé a dormir cuando tú lo haces es necesario que comiences a enseñarle de cierta forma la diferencia de día a noche, por ello te dejamos los siguientes consejos:

 

- Durante el día deja que entre la luz y el bebé tome la siesta donde esta se note

 

- Dale un baño antes de que anochezca y de que se duerma

 

- Acuesta al bebé en su cuna a la misma hora todos los días

 

- Durante la noche acuesta a tu bebé en una habitación sin ruido ni luces

 

- Si el bebé despierta durante la noche no lo cambies de habitación, ni prendas las luces, atiéndele en su cuna siempre que sea posible y no le pase nada

 

- No lo veas directamente a los ojos cuando lo apapachas antes de dormir

 

- Crea una rutina antes de ponerlo a dormir


Fecha de actualización: 08-03-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.