• Buscar
Publicidad

¿Cómo ayudar a mi niño a caminar?

¿Cómo ayudar a mi niño a caminar?

Uno de los sucesos que los papás esperan más son los primeros pasos del bebé, pero en ocasiones esta etapa se puede atrasar un poco por el miedo del niño, por ello debes saber cómo enseñarle a caminar.

Publicidad

Índice

 

Desarrollo del niño ¿cómo ayudar al bebé a caminar solo?

En ocasiones los papás queremos ver a nuestros bebés crecer y pasar por etapas más rápido de lo que pueden, esto pasa cuando intentas que el bebé diga sus primeras palabras o dé sus primeros pasos cuando su cuerpo todavía no está lo suficientemente listo.

Debes ser consciente de que tu hijo tiene que desarrollar distintas habilidades gradualmente, ya que su cuerpo debe fortalecerse y adaptarse a este nuevo mundo al que han llegado.

También es necesario que seas paciente con el desarrollo de tu hijo, ya que todos los bebés pasan por las mismas etapas, pero algunos logran dominarlas con mayor rapidez que otros, es por ello que a veces puedes ver a un bebé de menor edad que otro dando sus primeros pasos.

- Paciencia. Si te preguntas cómo enseñar a andar a tu bebé, debes saber que se necesita mucha paciencia. Hay que tener presente que de la noche a la mañana no va a empezar a correr por toda la casa. Los pequeños logros se van consiguiendo paulatinamente.

- No obligar. Es muy importante respetar su ritmo de desarrollo y no forzar. Si el pequeño en ese momento se muestra reacio, no le obligaremos. Es conveniente esperar a cuando tenga ganas.

- Seguridad. Antes de comenzar, taparemos enchufes que puedan estar a su alcance, así como las esquinas de los muebles y guardaremos los objetos que puedan llegar a ser peligrosos, para evitar tener accidentes.

- Vigilar. Si tu bebé empieza a caminar, no le dejes nunca solo. Siempre deberás estar cerca para estar atentos a las posibles caídas, que al principio son muy frecuentes.

- Calma. Si el bebé aprendiendo a andar se cae en uno de sus intentos, no exageres. Es decir, acércate a él con calma, sin asustarlo y quitando importancia al asunto. Además, ten en cuenta que los bebés se asustan más por las reacciones que tienen los padres que por la caída en sí misma.

- Apoyo. Podemos brindarle un objeto firme y estático, como una silla o el sofá para que pueda usarlo como un apoyo para ponerse de pie.

- Confianza. Dale seguridad poniéndote detrás de él, sosteniendo sus manos con las tuyas. Cuando ya se haya soltado un poco, sujeta solo con tus dedos. Ayúdale un poco, y verás cómo enseguida coge confianza.
 

¿Cuándo va a dar sus primeros pasos mi hijo?

Es importante que entiendas el proceso por el que pasa un bebé antes de poder dar sus primeros pasos, ya que esta habilidad no se logra en un solo día, sino que tiene que irse adaptando poco a poco y descubrir su cuerpo hasta lograr ponerse de pie y caminar.

Al principio tu bebé necesita enteramente de tu ayuda para poder obtener lo necesario para vivir, ya que no cuenta con las capacidades necesarias para comer, acomodarse para dormir o limpiarse cuando se haga del baño.

Durante sus primeros meses de vida debes estar al tanto de cualquier tipo de necesidad que el pequeño tenga, además de que casi todo el tiempo lo vas a tener en tus brazos.

No es hasta el cuarto mes cuando el pequeño puede comenzar a desarrollar distintas habilidades básicas que le ayudarán a caminar algún día, por ello es necesario que a partir de esta edad lo ayudes a obtener dichas habilidades.

El reptar del bebé es una etapa en la que tu hijo puede obtener la fuerza y coordinación necesaria para gatear, por lo tanto, se puede decir que es su primera etapa de desplazamiento.

Te recomendamos que ayudes a tu bebé con algún incentivo para que intente moverse, para ello puedes colocar un juguete llamativo cerca de él, pero fuera de su alcance, así el pequeño va a intentar moverse para agarrarlo.

Durante los meses siguientes vas a notar que tu bebé ya puede sostenerse en sus cuatro extremidades, logrando gatear de un lado a otro, por lo que debes tener mucho cuidado ahora que puede moverse por sí solo.

Un día, entre sus 9 y sus 12 meses de edad, va a poder ponerse de pie y comenzar a dar sus primeros pasos, pero en ocasiones el bebé puede tardar más de lo normal, así que debes saber cómo ayudarlo a conseguir esta habilidad.
 

¿Cómo ayudar a mi hijo a caminar?

Los bebés y niños necesitan moverse libremente dentro siempre, eso sí, de unas pautas de seguridad, para poder pasar por las diferentes fases de su desarrollo motriz. Por ello, cuanto menos tiempo pasen sentados estáticos en su sillita, trona, o en una posición que le impida moverse con libertad, mejor.

Las diferentes fases de posición corporal por las que pasan los bebés son:

- Sentado: entre los 6 y 8 meses los bebés son capaces de permanecer ellos solos sentados con la espalda erguida, sin caerse.

Articulo relacionado: Cómo criar a un niño de 5 años

- Gateo: entre los 8 y 10 meses se desplazan sin ayuda por superficies firmes reptando. Hay bebés que precisamente se saltan esta fase y directamente empiezan a caminar.

- Caminar: entre los 9 y 18 meses aproximadamente los bebés pueden empezar a aprender a caminar. Esta fase es más amplia y que empiecen más pronto o más tarde no debe ser motivo de preocupación.

Anteriormente veíamos que todos los bebés se desarrollan a su propio ritmo, pero de todos modos hay algunos que suelen tardar más que otros y hasta desarrollar cierto miedo, lo cual puede retrasarlos para aprender a caminar, algo que también dependerá de si pasan previamente o no por la fase del gateo.

Como mamá o papá siempre puedes apoyar a tu hijo para que pueda lograr algo cuando le cueste trabajo, incluso para que consiga dar sus primeros pasos, por ello te dejamos los siguientes consejos:

1.- Pies descalzos. Ayuda a tu hijo a mantenerse de pie, pero que tenga los pies descalzos, así puede fortalecer los músculos de sus extremidades.

2.- Apoyo. Cuando el niño pueda ponerse de pie colócalo cerca de una pared o dale tu mano para que tenga un apoyo, así puede quedarse parado por más tiempo y fortalecer su cuerpo.

3.- Incentivo. Colócate enfrente de tu hijo para que intente alcanzarte, pero ten cuidado con las caídas.

4.- Andadera. Ponlo en la andadera para que se dé cuenta que puede utilizar los pies para desplazarse al mismo tiempo que está parado.


Fuente:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 15-03-2021

Redacción: Genaro Aguilar

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×