¿Qué puedo darle a mi bebé que tiene flemas?

¿Qué puedo darle a mi bebé que tiene flemas?
comparte

Es totalmente normal que los bebés presenten mocos y flemas durante sus primeros meses de vida. Esta es la razón por la que se les dice mocosos, así que no te preocupes por si tu bebé se encuentra resfriado, puesto que no lo está. Realmente las flemas sirven para proteger a tu pequeño, son un mecanismo de defensa para su organismo, que empieza a fortalecerse ante los virus. 

No te puedes perder ...

¿Qué puedo darle a mi bebé que tiene flemas?

¿Qué puedo darle a mi bebé que tiene flemas?

Es totalmente normal que los bebés presenten mocos y flemas durante sus primeros meses de vida. Esta es la razón por la que se les dice mocosos, así que no te preocupes por si tu bebé se encuentra resfriado, puesto que no lo está. Realmente las flemas sirven para proteger a tu pequeño, son un mecanismo de defensa para su organismo, que empieza a fortalecerse ante los virus. 

¿Por qué mi bebé tiene flemas?

 

El cuerpo humano produce cerca de tres litros de mucosidad por día. Los mocos son un líquido producido por las membranas mucosas. Su función consta de recoger la mayoría de las partículas que ingresen a las fosas nasales y puedan irritarte. De la misma forma se encarga de lubricar los conductos nasales, para así permitir un ingreso de aire fuera de complicaciones. Además, protegen al esófago y al estómago del ácido estomacal.

 

Lo primero que debes tener en mente es que la mucosidad es una excreción del cuerpo humano, la cual es totalmente natural. Esta aumenta su producción cuando se está expuesto ante ambientes donde se pueden respirar partículas irritantes o al enfermarse.

 

Una vez que tu bebé nace y sale de tu vientre, se estará exponiendo ante un nuevo ambiente y usará su vía respiratoria para poder habitar en nuestro mundo. Su cuerpo es nuevo, por ello su producción de mucosa es notoria para protegerlo de todo lo desconocido del nuevo ambiente. Además, esto le ayudará para fortalecer progresivamente su sistema.

 

No es necesario preocuparse por la razón de que tu bebé tenga mucosidad a tan corta edad, debido a que, como mencionábamos anteriormente, es totalmente normal. Lo que sí debes de tomar en cuenta es que esto le será algo molesto e incómodo a tu pequeño, puesto que le costará respirar o tragar.

 

El bebé no sabe respirar por la boca en ese tiempo vida, entonces podrás pensar que no será incomodo si la mucosa llega a esa cavidad. No es totalmente cierto, debido a que en efecto no podrá aspirar la mucosa por la boca, pero sí se la podrá tragar.

 

¿Debo darle medicina para eliminar sus flemas?

 

Actualmente, ningún pediatra te va a recomendar que le administres mucolíticos, ya que, a pesar de que disuelvan la mucosa y faciliten que sea expulsada del sistema, sólo provocará que exista un incremento en la secreción de moco, por lo que será una historia sin fin.

 

Implementar medicamento a un bebé cada vez que este presente flemas puede perjudicar su salud. Intenta hacerlo lo menos posible y sólo si es realmente urgente, puesto que puede que el medicamento sea más nocivo que las flemas. Te recomendamos consultar a un médico en el caso de que sea época de invierno y tu bebé, además de las flemas, presente síntomas como calentura.

 

¿Cómo le puedo quitar las flemas a mi bebé?

 

No te obsesiones con la cantidad de mucosa que tiene tu bebé. Te repetimos que es totalmente natural y es producida por su bien, pro sí que es cierto que es molesta. Por ello, te recomendamos los siguientes consejos para disminuirla.

 

1.- Suero fisiológico. Es una solución muy similar a los fluidos de nuestro cuerpo, puesto que prácticamente es agua con sal. Utilízala en un espray para regular la cantidad que administrarás. Aplícala sobre la fosa nasal que permanezca arriba del niño mientras esté recostado.

 

2.- Aspiradores nasales. Las famosas peras o aspiradores nasales sirven para extraer los mocos de la nariz. Se recomienda utilizarla después de aplicar el suero fisiológico. Si no estás seguro de cómo utilizarla, será mejor que consultes a un médico.

 

3.- Hidratación. Un ambiente húmedo, un baño o ingerir líquidos ayudarán a mantener al cuerpo hidratado para así poder expulsar las flemas.

 

¿Por qué mi bebé no quiere comer?

 

Por nada del mundo vayas a forzar a tu pequeño a comer si este rechaza tu pecho, es probable que la mucosa le haya provocado náuseas por encontrarse en su garganta. Además de provocarle asco y así quitarle las ganas de comer, así que en esta situación no lo obligues a tomar pecho.

 

Es importante que ayudes a tu bebé con sus flemas. Anota nuestras recomendaciones y mantente al pendiente para remover las flemas de tu pequeño cuando lo necesite.



Fecha de actualización: 10-11-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>