¿Puede un bebe nacer con dientes?

¿Puede un bebe nacer con dientes?
comparte

Los dientes de leche o dientes temporales comienzan a formarse a partir de la tercera semana de vida intrauterina, de tal modo que cuando un bebé nace tiene en el interior de sus maxilares los brotes de 20 dientes que completan su dentición temporal y así mismo contienen las células que darán forma a la dentición permanente.

La secuencia de erupción dental sigue un orden cronológico que ya ha sido establecido y reportado en la literatura científica; sin embargo, pueden presentarse pequeñas variaciones dependientes de factores hereditarios, endocrinos y ambientales.


El periodo normal de erupción de los dientes temporales se inicia a los seis meses de edad, con los incisivos centrales inferiores. En algunos casos raros, estos dientes están presentes al nacimiento o aparecen en los primeros 28 días de vida y se les denominan dientes natales y neonatales respectivamente; también se consideran como erupción prematura. 


Es una patología poco común pues se da en 1 de cada 3.000 nacimientos. La etiología exacta es desconocida, sin embargo, algunos de los factores que han sido asociados son patrones hereditarios de genes autosómicos dominantes, alteraciones endocrinológicas, estados febriles que promuevan una erupción acelerada, estados infecciosos, desnutrición, nacimientos prematuros, asociación a síndromes y condiciones sistémicas, contaminación en el medio ambiente, así como factores locales como la posición superficial de los gérmenes dentarios.

No te puedes perder ...

¿A qué temperatura debe estar el agua para bañar a un bebé?

¿A qué temperatura debe estar el agua para bañar a un bebé?

Una higiene adecuada es fundamental para asegurar el cuidado y la salud de un bebé, ya que es la mejor garantía contra el contagio de determinadas enfermedades. Asimismo, el baño puede convertirse en un agradable momento para compartir con tu niño. Sin embargo, si eres primerizo es normal que te asalten muchas dudas al bañarle.


La localización más común es en la región de los incisivos centrales mandibulares (85%), después en la zona de los incisivos maxilares (11%), caninos mandibulares y molares (3%) y, por último, caninos maxilares (1%). En un 90% de los casos, los dientes neonatales suelen ser los dientes temporales prematuramente erupcionados, mientras que en otros casos resultan ser dientes supernumerarios o dientes extras ajenos a la dentición.


El manejo de estos dientes depende de múltiples factores. Algunos de los factores a considerar para poder llevar a cabo la toma de decisiones en cuanto al tratamiento son: 1) el grado de movilidad e implantación, 2) complejo de succión adecuado, 3) interferencia durante la lactancia, y 4) diente supernumerario o parte de la dentición normal.


Los dientes natales son generalmente una problema benigno. Sin embargo, sí pueden interferir con la lactancia materna cuando están sueltos o móviles debido a que están sujetos a la encía por un tejido blando, lo que puede provocar que pueden ser tragados o aspirados durante la lactancia. En este tipo de casos conservarlos no es posible y se necesita hacer una extracción.


Los dientes natales pueden no ser incómodos tanto para el bebé como para la madre al estar lactando ya que el niño coloca la lengua por encima de la encía en el caso de dientes natales o neonatales por encima del diente. En caso de que el roce del diente con la lengua causara daños en la lengua o el labio existe la posibilidad de limar el diente, eliminando así la parte que lastima la lengua del bebé y no se vea afectada su alimentación.


Si los dientes no se extraen es importante que los cuides como si fueran un diente normal, recuerda que ese diente se quedará hasta que los permanentes se hagan presentes. Todos los dientes pueden padecer caries por lo que es importante que para la higiene de su diente uses una gasa empapada de suero fisiológico y limpies su diente después de cada comida, así evitarás caries y durará mucho más tiempo en boca ese diente.


Es muy recomendable la consulta con un especialista (en este tipo de casos es un odontopediatra), fundamentalmente si la extracción de los dientes está en consideración pues esta extracción debe de llevarse a cabo entre los 10 y 15 días después de nacido el bebé, cuando este ya esté produciendo sustancias que nos ayudarán a detener el sangrado que conlleva la extracción.


Te puede interesar:
Detectar niños con altas capacidades de manera precoz permite tomar las medidas precisas en el entorno del menor para que éste pueda alcanzar todo su potencial.


Referencias

https://books.google.com.mx/books?isbn=8481747890

https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?pid=S0718-381X2010000200001&script=sci_arttext&tlng=en

https://scholar.google.com.mx/scholar?hl=es&as_sdt=0%2C5&q=dientes+natales&btnG=

http://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=32022

https://adm.org.mx/img/Revista/2016/3%20COMPLETO%20ADM%202-2016.pdf#page=44

Fecha de actualización: 25-09-2018

Redacción: Edgar Corona

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>