¿Por qué no es segura el agua de orégano para el bebé?

¿Por qué no es segura el agua de orégano para el bebé?
comparte

Los bebés son más vulnerables que los adultos ante la toma de cualquier sustancia, por eso no se recomienda dar a los menores de 2 años ciertas infusiones o plantas ya que, aunque sean muy beneficiosas para los adultos, en bebés pueden causar ciertos daños. Entre estos remedios naturales que no se aconseja dar a bebés encontramos el agua de orégano.

 

El orégano es una especia muy usada en la cocina, pero también se emplea como remedio natural gracias a sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas, antimicrobianas y antioxidantes, por lo que se usa para aliviar y tratar resfriados, infecciones bacterianas, trastornos gastrointestinales como los cólicos o los gases, etc.


Por eso, en muchos países y zonas, durante años, se acostumbraba a dar agua de orégano a los bebés para ayudarles con los cólicos o los gases. Sin embargo, la capacidad metabólica y de procesamiento de ciertas sustancias en niños suelen es más limitadas que en adultos, por lo que son mucho más susceptibles a reacciones adversas ante determinadas plantas o remedios naturales que, a priori, pueden parecer inocuos.


Y es que las infusiones de hierbas no dejan de ser tratamientos que pueden tener efectos secundarios ya que la mayoría contienen principios farmacológicamente activos, por lo que pueden provocar diversas reacciones o intoxicaciones. Así, algunas plantas contienen productos tóxicos que, ingeridos durante mucho tiempo o en una gran cantidad, pueden dañar al bebé.

No te puedes perder ...


En lo que respecta a las infusiones de orégano, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) prohíbe totalmente su uso en menores de 6 meses, y recomienda evitar su consumo hasta los 5 años. Y es que la sobredosificación del orégano en menores de 5 años puede causar:


- Alteraciones del sistema Nnrvioso (irritabilidad, hipersensibilidad, depresión, somnolencia).

- Alteraciones del pulso y del funcionamiento cardiovascular.

- Irritabilidad del tracto digestivo y mala absorción de nutrientes.

- Intoxicación.


Esto es debido, principalmente, a dos componentes que podemos encontrar en el orégano y otras hierbas: el carvacrol y el timol, que pueden causar alteraciones en el sistema nervioso si su concentración es mayor a la tolerada por cada persona. Y como en el caso de bebés y niños pequeños no hay estudios que afirmen qué cantidad es la recomendada para evitar daños, es mejor no dar ninguna infusión de este tipo a los niños.


Además, tampoco se debe usar el orégano en forma de aceite o infusión durante el embarazo ya que puede estimular el útero, pudiendo causar partos prematuros o abortos espontáneos. Durante la lactancia tampoco se debe ingerir ya que puede pasar a la leche, causando una gran cantidad de problemas para la salud del bebé, ya que puede irritar el tracto intestinal del niño y dañar su organismo.


No obstante, puedes usar orégano para cocinar tanto durante el embarazo como en la lactancia o en las comidas del bebé cuando comience con la alimentación complementaria ya que las concentraciones de estos dos componentes dañinos en la especia no están en el mismo grado de activación y exposición que cuando se trata de infusiones, aceites o tinturas concentradas.


Por tanto, si tu bebé sufre cólicos puedes recurrir a otros tratamientos más seguros, como darle una leche especial anticólicos o probióticos.


Si tiene gases, es importante que le ayudes a eructar a menudo entre las tomas y que le des masajes en la tripita.


Y antes de probar cualquier remedio natural en tu hijo que implique plantas o infusiones, consulta a tu pediatra aunque, por normal general, no se recomienda este tipo de tratamientos en menores de 2 años.


Foto: Creado por Nuchylee - Freepik.com


Te puede interesar:
Muchas personas se preguntan "¿cómo calcular la altura futura de un niño?". De manera orientativa se puede calcular la estatura final tomando en consideración la altura de los progenitores. Pero si se desea un resultado más preciso, es necesario realizar una serie de pruebas prescritas por un médico tales como radiografías, análisis de hormonas, etc.


Fecha de actualización: 05-04-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>