• Buscar
Publicidad

Método EASY para dormir de Tracy Hogg

Método EASY para dormir de Tracy Hogg

¿Tienes problemas para conseguir que tu bebé duerma por la noche? ¿Estás desesperado y ya no sabes qué más hacer? Puedes probar el método E.A.S.Y. para dormir de Tracy Hogg, una enfermera británica que apostó por un término medio entre los métodos de dejar llorar al bebé y la crianza con apego extrema. 

Publicidad

Indice

 

Los métodos para dormir al bebé

El sueño del bebé es uno de los principales problemas de muchos padres ya que, si el niño no duerme bien, sus padres tampoco, y eso puede llegar a agotar totalmente a cualquier persona, por muy feliz que sea con su pequeño.

Por eso, son muchos los métodos que han surgido en los últimos años para enseñar a dormir a los bebés, como el polémico Método Estivill o el método de Dormir sin lágrimas, su opuesto, de Rosa Jové. Si ninguno de los dos te convence, o si los has probado y no te han funcionado, quizá te sirve al método EASY para dormir de Tracy Hogg.

Tracy Hogg, conocida como la “susurradora de bebés”, fue una enfermera británica con conocimientos de hipnoterapia y de educación especial, que escribió el libro “El secreto de tener bebés tranquilos y felices”, en el que explica cuál es su método para dormir a los bebés. Este método, conocido como E.A.S.Y. (que significa fácil en inglés y es, a la vez, las siglas de Eat, Activity, Sleep, You, comer, actividad, dormir, tú), es un método se basa en la observación de los ritmos naturales del niño y de las señales que el pequeño envía para comunicar sus necesidades.

Tracy Hogg pensaba que dejar que los bebés lloraran hasta dormirse o proporcionarles demasiada atención a la hora de dormir eran extremos que debían evitarse. Por eso, ella creó este método que se basa en una serie de estrictas rutinas de día y de noche para que los bebés ajusten sus organismos de manera natural al sueño, así como aprender a detectar las señales que el bebé envía cuando está cansado.

 

¿Cuáles son los puntos clave del método Easy?

- Este método nunca debe usarse en menores de 3 meses. Además, debe adaptarse según la edad del pequeño. 

- Nunca lo pongas en marcha si lo que estás haciendo actualmente te funciona. Es decir, si tu bebé duerme bien, no intentes que duerma mejor modificando sus rutinas por estas otras.

- La característica principal de este método es su extrema flexibilidad. Cada niño es distinto a los demás y reacciona de forma diferente a los estímulos ambientales. Por lo tanto, los padres deben tener en cuenta esto a la hora de diseñar sus rutinas.

- Está basado en una estricta rutina que forma las siglas E.A.S.Y.:

E: Eat o comer. En cuanto el bebé se despierta de una siesta, ya sea diurna o nocturna, debes alimentarlo, ya sea un poco o una toma completa. Si es lactante, leche materna o de fórmula. Si es mayor, puedes elegir entre sólidos o leche.

A: Activity o actividades. Después de comer es hora de jugar o hacer cualquier otra actividad que no sea comer o dormir. La cantidad de tiempo que dediques a estas actividades dependerá de la edad del bebé.

S: Sleep o dormir. Después de las actividades, en cuanto notes que el pequeño empieza a cansarse, es importante que le eches a dormir. Nunca debes darle de comer antes de dormir ya que, según Hogg, los biberones o el pecho para dormir hacen que el pequeño se acostumbre a ellos para quedarse dormido y los necesite, en lugar de aprender a quedarse tranquilo por sí mismo.

Y: You o tú. Es decir, tiempo para ti una vez que el bebé está dormido y no te necesita hasta que vuelva a despertar.

- Para Hogg, es fundamental que el niño aprenda a dormirse solo en su cunita pero sintiéndose sano y a salvo, por lo que nunca hay que dejarle llorar. Los padres tienen que acudir a su llamada al momento, pero calmarle sin sacarle de la cuna, a no ser que sea necesario. Es lo que ella llamó “sueño sensato”.

- Es importante que, una vez elegida la forma de dormirle, la mantengáis siempre para que el bebé se sienta seguro.

- Para aprender a dormirse solos los niños no deben depender de apoyos extra, como el chupete, un paseo de media hora, el pecho de la madre, etc. No obstante, hay que tener en cuenta que muchos bebés se quedan dormidos al pecho porque una vez que han comido, les entra sueño, lo cual no significa necesariamente que necesiten el pecho para dormir. Otros, en cambio, sí lo usan para calmarse al succionar (a modo de chupete). Sea como sea, Hogg está en contra de ello.

- No está en contra de los objetos de transición ya que entienden que son algo pasajero que el niño deja al crecer y madurar, pero aun así le parece mejor no usarlos si no es necesario.

- Si está nervioso o le cuesta dormirse podéis usar un chupete. Lo que nunca se debe hacer cuando esté alterado o tan cansado que le cueste conciliar el sueño es mecerlo en exceso en los brazos o zarandearlo, ya que así solo le pondremos más nervioso.

- Controla las siestas diurnas para que no resten sueño a la noche. Eso no significa que no haya que dejarle dormir por el día, pero sí evitar que la última siesta sea muy tarde o muy larga.


¿Cómo ayudar al bebé a conciliar el sueño?

Además, Hogg da una serie de consejos para ayudar al bebé a dormirse:

1- Envolverlo tipo swaddling en una manta o chal para que no tenga frío y se sienta recogido, como en el útero materno.

2- Tranquilizarlo dándole palmaditas en la espalda de forma regular y con un ritmo constante, como si fuera un corazón latiendo, acompañándolo de un susurro (de ahí su nombre de susurradora) o de frases tranquilizadoras.

3- Evitar los estímulos visuales que le hagan distraerse.

4- Aunque se despierte (y es normal que lo haga hasta que se habitúe al nuevo método), no hay que volver a las rutinas problemáticas antiguas, sino volver a envolverlo en la manta, tranquilizarlo con palmaditas y susurros y, si llora, cogerlo en brazos, calmarlo y dejarlo en la cuna todavía despierto, pero tranquilo y sin lágrimas. 


Te puede interesar:

La cantidad de leche para un bebé de 4 meses debe ser definida por el propio bebé tal y como se hace con la lactancia materna, que es a demanda. De esta manera, el bebé se regula en función de las necesidades de cada momento.

Fecha de actualización: 28-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×