Básicos del bebé: Guía para comprar el cochecito de paseo

Básicos del bebé: Guía para comprar el cochecito de paseo
comparte

¿Cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta al comprar el cochecito de paseo de tu hijo? Te damos las claves para dar con el modelo más adecuado para tu bebé y tu familia

Aunque el porteo es más que recomendado, especialmente en los primeros 6 meses del bebé, un cochecito de paseo también es necesario y presenta una serie de ventajas: proporciona un entorno más seguro para el bebé, a salvo del sol y el clima, con un espacio de protección y una sujeción segura, te permiten salir a dar largos paseos o a correr (hay sillitas expresamente diseñadas para ello, no debes correr con una silla de paseo normal) con tu bebé en su cochecito.

 

En el mercado se ofrecen básicamente tres modelos de cochecito: las sillas trío (que combinan capazo para sus primeros meses, silla de paseo y silla de coche), las sillas múltiples (gemelares, para trillizos, transformables…) o las sillas ligeras (que se emplean a partir del primer año). Aunque también puedes encontrar otros, como las diseñadas para hacer deporte (con mayor estabilidad y protección que una normal de paseo).

 

Pero, ¿qué debes considerar a la hora de comprar el cochecito para tu pequeñ@? Estos son los aspectos básicos debes observar:

Consejos para comprar el sujetador de lactancia adecuado

Consejos para comprar el sujetador de lactancia adecuado

Prácticamente desde el inicio del embarazo sentirás cómo el pecho empieza a cambiar. Las glándulas mamarias se están preparando para la lactancia. Aunque el flujo lácteo se mantendrá a la espera hasta que nazca el bebé, el tamaño de los senos aumentará día a día hasta las últimas semanas. Momento en que el crecimiento suele estabilizarse.

 

1. Manillar. Puedes encontrar sillas con manillar en forma de barra horizontal o dos empuñaduras. Aunque el primero puede resultar más cómodo para llevar el cochecito (permite, por ejemplo, llevarlo con una mano), el segundo permite que la silla ocupe menos espacio una vez plegada.

 

2. Frenos. Los hay en una sola rueda, en las dos, que se activan desde el manillar, automáticos... Lo principal es que una vez puesto la silla permanezca inmóvil incluso estando en una pendiente.

 

3. Reposapiés regulable. Lo ideal para su circulación y su higiene postural es que, cuando use el cochecito como silla, lleve los pies apoyados. Un reposapiés que pueda ser adaptado al crecimiento de tu hijo asegurará una buena postura.

 

4. Tapicería. Lo ideal es que sea extraíble y lavable, para asegurar la mejor higiene del carrito. Cuenta también con el tipo de material, especialmente en la zona que estará en contacto con tu hijo. Busca un material suave y transpirable.

 

5. Ruedas. El principal aspecto que debes observar en las ruedas es que tengan un buen diámetro. Cuanto más grandes más fácil de transportar será el cochecito y mejor superará los obstáculos.

 

6. Plegable. Contempla las dimensiones cuando está plegada para saber cuánto ocupará en tu casa. Además, un mecanismo sencillo y seguro que permita que la silla pueda ser fácilmente plegada e impida que se cierre accidentalmente será lo mejor.

 

7. Accesorios. Observa con qué accesorios viene el cochecito para ahorrarte futuras compras o usar otros que ya tienes. Sombrilla, burbuja protectora, cesta portaobjetos, transportín para su herman@...

 

Además, ten en cuenta aspectos de tu estilo de vida: ¿Tienes ascensor? ¿Cómo te mueves? ¿En transporte público, en coche, a pie…? ¿Caminas mucho? ¿Te gusta hacer deporte? ¿Quieres que le acompañe desde su nacimiento o solo necesitas una silla de paseo convencional?  


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×