¿Cuándo empezar con la guardería?

¿Cuándo empezar con la guardería?
comparte

El momento de llevar a un bebé a la guardería no siempre es una elección libre ya que la mayoría de las veces es la única forma de conciliar trabajo y familia ya que, cuando toca volver al trabajo tras la baja de maternidad, nadie más puede quedarse con el bebé. Sin embargo, en aquellos casos es los que es posible elegir, los pediatras recomiendan no llevarlos antes de los 2 años.

Cuando se acaba la baja maternidad, a las 16 semanas tras el parto en el caso de las mamás españolas, toca buscar con quién dejar al bebé, que apenas tiene 4 meses. En algunos casos se recurre a los abuelos, en otros a una niñera o cuidadora en casa y, en la inmensa mayoría, a las guarderías. Por lo tanto, si no tienes cerca a tus padres o suegros o no pueden cuidar del bebé, ni tienes dinero para pagar 8 horas a una niñera, deberás recurrir a las guarderías que, sobre todo las públicas, son más económicas. Así que no te quedará más remedio que llevar a tu bebé a la guardería con 4 o 5 meses si alargas con vacaciones y baja de lactancia, te guste más o menos.


Sin embargo, si tienes la suerte de poder pagar una niñera, que tus padres o suegros se queden con el niño o si no trabajas y te quedas con él en casa, lo mejor, según los expertos, es esperar a que el niño tenga unos 2 años para llevarle a la guardería ya que antes de esa edad los posibles beneficios de socialización apenas existen, los niños juegan en paralelo y apenas se hacen caso. La estimulación también puede ser mucho mejor en casa que en la guarde, aunque eso depende de la madre y del centro escogido. Y si le llevas a la guardería lo más posible es que se pase el año enfermo ya que el síndrome de la guardería es real, y los bebés que acuden a estos centros enferman más que los que no lo hacen.

No te puedes perder ...


Por lo tanto, los posibles beneficios son menores que los riesgos, así que los pediatras recomiendan, si no es necesario, no llevar al niño hasta los 2 años a una guardería. A esta edad ya sí es bueno para él ya que le ayudará a relacionarse mejor con otros niños, aprender a respetar las normas de comportamiento de clase, convivir con otras personas, seguir unas rutinas… todo lo cual le beneficiará cuando empiece el colegio con 3 años, siendo así más sencillo este nuevo hito.


No obstante, si no tienes más remedio que llevar a tu bebé con 4 o 5 meses a la guardería tampoco debes preocuparte o pensar que será malo para él, ya que si bien es cierto que enfermará más, la mayoría de las enfermedades serán leves y ayudarán a reforzar su sistema inmunitario. Además, la guardería también puede ser muy buena para su desarrollo motriz, mental, emocional y social si escoges un buen centro en el que se potencie su estimulación y su cuidado. Busca uno que cuente con patio o jardín propios para que salga a jugar a la calle (lo mejor para niños de esta edad), instalaciones adecuadas y buenos profesionales que le ayuden a aprender a gatear, andar, hablar, pintar, etc.


Además, debes seguir dándole el pecho todo el tiempo posible para reforzar su sistema inmunitario y ofrecerle, cuando llegue el momento, una dieta sana y variada rica en verduras y frutas. También es importante que duerma y descanse lo adecuado para que su sistema inmunológico sea lo más fuerte posible.


Y, una vez lo recojas de la guardería, debes estar todo el tiempo posible con él, estimularlo y pasar ratos de calidad jugando, leyéndole, enseñándole cosas… para reforzar su desarrollo y fortalecer vuestro vínculo. Y no te preocupes porque pase poco tiempo contigo y te vaya a querer menos o a olvidar al estar más tiempo con su cuidadora, la mamá, y el papá, siempre son lo más importante para un bebé y tiene claro quiénes son, a pesar de que pase 8 horas en la guardería. 


Te puede interesar:
Detectar niños con altas capacidades de manera precoz permite tomar las medidas precisas en el entorno del menor para que éste pueda alcanzar todo su potencial.


Fecha de actualización: 06-07-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>