×
  • Buscar
Publicidad

Contratar una salus o enfermera especializada en bebés, ventajas y desventajas

Contratar una salus o enfermera especializada en bebés, ventajas y desventajas

Las salus, que se han puesto muy de moda últimamente, son enfermeras o auxiliares especializadas en el cuidado de la mamá y el bebé en casa tras el parto. Estas profesionales de la salud ofrecen sus consejos y orientaciones para ayudar a los papás en estos primeros días, los más complicados en muchos aspectos. Esa es su mayor ventaja: contar con ayuda profesional en tu propia casa. Su mayor desventaja: el precio.

Publicidad

¿Qué papá no ha deseado llevarse a casa a esa enfermera o matrona que tanto les ha ayudado en el hospital durante los primeros días de vida del bebé? En esta época en la que la mayoría de los papás primerizos apenas ha tratado con un bebé en su vida, y por lo tanto no tienen ni idea de lactancia, cuidado del cordón umbilical o cómo calmar al pequeño cuando llora, esta posibilidad ya existe de la mano de las salus, profesionales sanitarias, enfermeras o auxiliares de enfermería con formación específica en cuidado y atención al recién nacido.


Las salus ofrecen vigilancia y consejos durante el tiempo que los papás necesiten para adaptarse a la llegad del nuevo miembro y, aunque pueden contratarse en cualquier caso, son más habituales cuando existen problemas extra, como bebés prematuros, parto por cesárea o parto múltiple.


La presencia de esta profesional aporta seguridad y tranquilidad a los papás que saben que, si en algo se equivocan o si no saben cómo actuar ante un imprevisto, tendrán a alguien cualificado en casa para ayudarles. Por eso, las principales funciones de la salus son:

No te puedes perder ...

¿Cómo se desarrolla el cerebro del feto?

¿Cómo se desarrolla el cerebro del feto?

A partir de los 18 días, el cerebro comienza a desarrollarse, formando las células nerviosas que más adelante darán lugar a las neuronas. Durante este proceso, el feto produce más células neuronales de las que necesitará al nacer, muchas de las cuales morirán si no son estimuladas. Por eso, cantarle, hablarle y ponerle música es esencial para ayudarle a potenciar su inteligencia. También su correcto desarrollo depende de la nutrición de la madre durante el embarazo, así que presta atención a tu alimentación durante estos 9 meses, beneficiarás al cerebro de tu pequeño

Y tambien:


- Atender al bebé en todos los aspectos: alimentación, higiene, cuidados básicos, etc.


- Apoyar a la madre para favorecer su recuperación tras el parto, especialmente en caso de cesárea.


- Orientar y enseñar a los padres en todos estos procesos, así como resolver sus dudas.


- Cuidar al pequeño por la noche para que los padres puedan descansar. Así, aunque se puede contratar a varias salus a turnos, lo más demandado suele ser contratar a una por la noche para que los papás puedan dormir mientras ella le cuida.


- Ayudar a la madre psicológicamente, reforzando su confianza y seguridad.


¿Qué debo tener en cuenta a la hora de contratar a una salus?


Es importante que elijas con cuidado ya que no deja de ser una desconocida a la metes en casa para ayudarte a cuidar de tu bebé. Por eso, lo principal es asegurarte de que cuenta con las titulaciones de una profesional sanitaria. Para ello, en el caso de las enfermeras, se les puede solicitar el número de colegiadas. También puede ser una persona con el título de salus otorgado por la escuela de enfermería Salus Infirmorum que capacita para trabajar con el recién nacido.


También debe poseer un certificado libre de delitos a menores así como un seguro de responsabilidad civil.


Es conveniente que eches un vistazo a todas las empresas y páginas que ofrecen este servicio, te informes sobre ellas, busques opiniones de personas que han contratado estos servicios y hagas una entrevista previa unas 3 o 4 semanas antes de la fecha de parto. Debes confirmar que está actualizada en temas de lactancia, primeros auxilios y el cuidado de recién nacidos según las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría.


Lo normal es contratarla para el primer mes de vida del bebé, aunque este periodo puede extenderse un par de meses más, sobre todo en caso de gemelos o mellizos. Muchas veces, es un regalo de la familia o de unos amigos para facilitar las primeras semanas de vida con el bebé.


Ventajas de contratar a una salus


- Aporta mucha seguridad y tranquilidad a los recién estrenados papás al ayudarles con temas complicados como la lactancia materna, los cólicos o el sueño del bebé.


- Ayuda a la madre a recuperarse del parto y poder descansar al tener a otra persona, experta, ocupándose del cuidado del bebé.


- Enseñan a los padres a entender y calmar el llanto del bebé, cómo combatir la fiebre, cómo bañarlo, etc.


- Se adaptan a todo tipo de familias y circunstancias ya que existen varios turnos y horarios de trabajo según lo que requieran los padres: mañana, tarde, noche.


- Permiten que los padres tengan un rato para sí mismos, para fortalecer y no descuidar su relación como pareja.


Desventajas de contratar a una salus


- El precio: aunque depende del servicio contratado, de la ciudad, del número de bebés y de la profesional, suele rondar los 60 € por cuatro horas de trabajo si es un solo bebé durante el día. Por la noche, asciende a unos 100 €.

- Puede dificultar el establecimiento de la lactancia materna al ocuparse la salus del bebé por la noche, aunque esta puede llevar a la mamá al bebé cuando toque la última toma de la noche y darle un biberón con leche materna en la toma de la madrugada. No obstante, el saltarse alguna toma en las primeras semanas a veces afecta al establecimiento de una correcta lactancia materna.


- Interfiere en el establecimiento del vínculo madre-hijo al haber otra persona encargada del cuidado del bebé en estos primeros momentos de su vida.


- Para muchos, la mejor cuidadora de un recién nacido es su madre, y ningún profesional va a saber cuidarle tan bien como ella. Lo que más necesita un bebé en sus primeras semanas de vida es el contacto cercano y constante con su mamá.


- Si los padres no aprenden por sí mismos a cuidar al bebé y saber qué necesita en cada momento, pueden tener problemas para hacerlo cuando la salus se vaya (y no va a vivir con ellos de por vida). Es decir, puede menoscabar la confianza de los padres en sí mismos.

Foto: Created by Iconicbestiary - Freepik.com


Fecha de actualización: 04-05-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.