¿Cómo evitar los cólicos a los bebés?

¿Cómo evitar los cólicos a los bebés?
comparte

El primer trimestre de una mamá primeriza suele ser el más hermoso y el más difícil, puesto que es cuando comienzan los cólicos del bebé que pueden llegar a acabar con nuestra paciencia, por ello es conveniente que sepas cómo disminuirlos.

No te puedes perder ...

Ser madre no es para nada una tarea fácil, mucho menos cuando tenemos la hermosa suerte de experimentar ser madres por primera vez, puesto que hay muchas cosas que no conocemos acerca del cuidado del bebé.

Para poder estar al tanto del desarrollo del bebé es bueno que le preguntemos todas nuestras dudas a nuestro médico, pero también sirve que hagamos una guía sobre las cosas básicas que tenemos que saber, además de estar informándonos desde antes del parto y durante toda la gestación.

Una manera de estar pendiente del desarrollo del bebé es con el médico, pero también te recomendamos que sigas un blog para papás en el cual puedes informarte sobre cualquier situación como los cólicos del bebé.

Lo primero que hace nuestro bebé al llegar a este mundo es llorar después de la nalgada que le da el doctor, este primer llanto es lo primero que vamos a escuchar de nuestro bebé y es la mejor noticia del parto.

Después de llegar a casa vas a notar que tu bebé llora cuando tiene hambre, puesto que es la única forma en que puede comunicar esta necesidad para que nosotras le demos de nuestro pecho y se mantenga nutrido.

 

¿Qué son los cólicos?

Durante el primer trimestre de vida del bebé es cuando más dudas vas a tener sobre los cuidados que debes tener, pero con el tiempo vas a ir agarrando práctica y mejorando gracias a tu instinto materno.

Los cólicos del bebé también son conocidos como contracciones en su intestino, las cuales van a provocar en el pequeño un episodio de llanto más largo de lo normal.

Es durante este primer trimestre cuando se presentan los cólicos del bebé, por lo que te recomendamos pongas atención cerca de su segunda y tercera semana de vida, puesto que es cuando comienzan a suceder.

Este tipo de llantos suelen preocuparnos bastante cuando se presentan ya que empiezan cuando el bebé se encuentra en completa calma y de la nada comienza a llorar de una manera que nunca antes habíamos escuchado.

Cuando el pequeño comienza el llanto comenzamos a intentar saber qué es lo que le está pasando o si algo le duele, entonces vamos a revisar todo su cuerpo y no vamos a poder encontrar rastro alguno de que se haya hecho del baño o tenga una lesión.

Se dice que los lactantes experimentan este tipo de llantos incontrolables porque están conociendo un mundo totalmente nuevo, el cual no saben interpretar sin también desarrollar y conocer sus sentidos, por lo que realmente es demasiada información para un bebé y puede ser estrés lo que lo haga reaccionar de esta manera.

Otra razón por la que se piensa que los lactantes tienen cólicos es porque hacia la última hora del día pueden sentirse despegados de su madre, pues estuvieron durante mucho tiempo dentro de ella y están acostumbrados a su cercanía.

No debes entrar en frustración si parece que estos no acaban a pesar de llevar un par de semanas, puesto que es algo complicado lidiar con los cólicos del bebé pero pronto van a acabar.

Es cerca de la semana 12, al final del primer trimestre, cuando los cólicos del bebé comienzan a disminuir o inclusive un día desaparecen. Cuando el cólico sigue después de este tiempo es buena idea que lo revises con el médico.

 

¿Cómo puedo evitar que le den cólicos al bebé?

Como mencionamos al principio, un cólico del lactante también puede ser por malestar intestinal provocado por aire que traga al mismo tiempo que es amamantado, además de la fermentación de la leche por el jugo gástrico.

Una manera de evitar que estos cólicos surjan es que corrijas la postura en la que amamantas al bebé, lo mejor es que el bebé se encuentre en una posición semisentada y tú coloques tu pecho en picada.

También hay muchos consejos que puedes poner en práctica para calmar su llanto, como cogerlo en brazos y mecerlo, pasearlo metido en la mochila portabebés, darle masajes en la tripita, ponerle calor seco, etc.

 


Te puede interesar:
Muchos padres se preguntan "¿cómo saber la estatura que tendrá mi hijo?". De manera orientativa se puede calcular la estatura final tomando en consideración la altura de los progenitores. Pero si se desea un resultado más preciso, es necesario realizar una serie de pruebas prescritas por un médico tales como radiografías, análisis de hormonas, etc.


Fecha de actualización: 01-02-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>