Papillas para bebés

Papillas para bebés
comparte

A partir de los 6 meses comienza la introducción gradual de los alimentos sólidos en la dieta del bebé. La manera más sencilla de darle estos alimentos al principio, cuando aún no sabe masticar ni tragar bien, es mediante papillas y purés.

A partir de los 6 meses comienza la introducción de la alimentación semisólida: frutas, cereales, verduras, carnes y pescados se van introduciendo gradualmente en la dieta del bebé. Lo primero que se le ofrece son los cereales sin gluten y, en torno a los 7-8 meses, los que sí tienen gluten (trigo, cebada, centeno…). Al principio, como aún no tiene todos los dientes, la manera más sencilla de conseguir que coma estos nuevos alimentos es dándoselos triturados en papilla.


Las papillas de cereales se suelen vender en formato instantáneo, se mezclan con la leche de continuación y se pueden ofrecer en el biberón o en plato, según lo espesas que sean.


A la hora de elegir una papilla de cereales para tu bebé, debes tener en cuenta lo siguiente:


- La edad del bebé, para elegir los ingredientes de la papilla. Según sus meses, podrá tomar cereales con o sin gluten, además de otros ingredientes que suelen llevar este tipo de papillas: frutas, galletas, cacao, miel, yogur, etc.

No te puedes perder ...


- La fecha de caducidad del paquete, para que no se estropee antes de acabarlo.


- La calidad de los ingredientes: asegúrate de que tanto los ingredientes como la elaboración son los adecuados para asegurar una alimentación sana y equilibrada.


- Los nutrientes que aporta: además de los propios de los cereales, hay papillas enriquecidas con vitaminas y minerales que contribuyen al correcto desarrollo del bebé.


Te puede interesar:
El cálculo de percentiles es una de las revisiones que realiza el pediatra en las visitas de los bebés para comprobar si están creciendo de manera correcta.


Fecha de actualización: 05-07-2013

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>