¿Cuándo puede beber agua un bebé?

¿Cuándo puede beber agua un bebé?
comparte

Según las recomendaciones de la OMS, la leche materna debería ser la fuente exclusiva de alimentación de un bebé durante sus primeros 6 meses de vida, y seguir siendo parte importante de esta hasta al menos el primer año de edad, prolongándola hasta que la madre decida.

Esto significa que no debe ofrecerse otro alimento distinto a la leche materna (o fórmula adaptada) antes de los 6 meses, ni siquiera agua.

 

Los bebés que son alimentados exclusivamente con leche materna no necesitan beber otros líquidos. La composición de la leche asegura al bebé todos los nutrientes que precisa, incluido el requerimiento de agua, ya que una de las ventajas de la leche materna, a diferencia de las fórmulas artificiales, es que su composición varía a lo largo de la toma, del día y de los meses. Es la succión del bebé la que regula la producción y la composición de la misma.

 

Al comienzo de la toma la leche es más aguada y menos grasa, pero a medida que el bebé sigue mamando la concentración de lípidos aumenta, con lo que la leche es hasta 5 veces más grasa que al principio. Por eso se aconseja amamantar siempre a demanda, sin limitar el tiempo de cada toma, ya que si las estas se rigen por horarios y se retira antes al bebé no tomará la leche del final que es la que le sacia.

 

Del mismo modo cuando el bebé tiene sed y se le ofrece el pecho, veremos cómo mama poco tiempo. Esto se debe a que la leche del principio, más rica en agua, es suficiente para calmar su sed.

No te puedes perder ...

Mi bebé no quiere beber agua

Mi bebé no quiere beber agua

Hay bebés que les encanta el agua y otros que la rechazan continuamente. No hay porqué alarmarse si nuestro bebé solo quiere leche pues conforme vaya abandonando la lactancia exclusiva, él solo irá sintiendo la necesidad de hidratarse con algo más. Poco a poco podemos ir acostumbrándole a este nuevo hábito pero nunca forzándole a beber cuando no quiera.

 

La leche materna está formada por aproximadamente un 90% de agua y teniendo en cuenta que su composición varía a lo largo de la vida del niño, se puede afirmar que suple perfectamente los requerimientos de agua del bebé a medida que va creciendo.

 

¿Y en verano?

 

Como decimos la leche se ajusta a las necesidades del bebé. Si se está alimentando exclusivamente con leche materna, no debe preocuparnos que se deshidrate por no darle agua. El pequeño recibirá la hidratación de la leche. Varios estudios han demostrado que incluso los niños de países con temperaturas extremadamente altas y sin humedad, no necesitan un aporte extra de líquido si toman leche materna, pues la leche de sus madres está adaptada a la climatología de su lugar de origen.

 

No obstante, cuando suben las temperaturas es importante ofrecerle el pecho con mayor frecuencia, para asegurarnos que tiene cubierto el aporte de líquido necesario.

 

¿Cuándo se empieza a dar agua?

 

A partir de los 6 meses comienzan a introducirse los alimentos sólidos en la dieta del bebé. Al principio la finalidad de ampliar su menú es meramente educativa, más que nutricional y la leche seguirá siendo el alimento principal, por lo que tampoco será necesaria la ingesta adicional de agua. Gradualmente estos nuevos alimentos irán sustituyendo a la leche como comida primordial hasta el primer año del niño, edad en la que su alimentación debería ser prácticamente similar a la de un adulto.

 

Cuando el niño empiece a comer cantidades significantes de alimentos secos, y la leche ya no sea la base de su dieta, se le puede empezar a ofrecer agua.

 

¿En biberón o vaso?

 

A esta edad es preferible que empiece a beber el agua con vasito. Si tomaba solo pecho, no tiene sentido que aprenda a beber de un biberón ya que en poco tiempo tiene que empezar a comer con cubiertos y vasos. Del mismo modo si utilizaba biberón para la leche, y esta ya no es su plato principal, puedes aprovechar para enseñarle a beber en vaso. Si lo prefieres elige las tazas infantiles antiderrame.

 

¿Por qué no se debe dar agua antes de la alimentación complementaria?

 

Dar agua a un niño de pocos meses, generalmente antes de los 6, puede interferir en la capacidad de su organismo para absorber los nutrientes de la leche. Igualmente puede crear la sensación de saciedad en su pequeño estómago, con lo que su hambre disminuirá y con ello el consumo de leche, corriendo el riesgo de desnutrirse o no engordar y no desarrollarse adecuadamente. Igualmente los biberones de fórmula artificial muy diluidos también conllevan estos riesgos.

 

¿Le doy agua mineral?

 

Hay que saber que no todas las aguas minerales son adecuadas para bebés. Si vas a darle agua embotellada elige las de mineralización débil. Algunas aguas minerales contienen mucho sodio, lo que puede perjudicar los todavía inmaduros riñones del bebé.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>