Viajar en familia a la Costa del Sol

Viajar en familia a la Costa del Sol
comparte

A los amantes de la playa la Costa del Sol les brinda un sinfín de posibilidades. Pueden disfrutar de un baño en una extensa playa dotada de todos los servicios (bares, restaurantes, sombrillas, hamacas, palmerales, parques infantiles, alquiler de hidropedales, esquíes o motos acuáticas), o bien en una cala reducida y menos bulliciosa, hacer turismo cultural, disfrutar de sus múltiples parques temáticos…

Nerja: Entre sus atractivos turísticos destacan el Balcón de Europa y la Cueva de Nerja así como el Parque Natural de Sierra Tejeda, Alhama y Almijara y el Paraje Natural los Acantilados de Maro. Nerja tiene varias playas, entre las que cabe destacar la de Burriana, Calahonda, El Salón, La Torrecilla y el Playazo.

 

Vélez-Málaga: Es la capital de la Axarquía, a la que pertenecen localidades costeras como Benajarafe, Torre del Mar, Chilches (Málaga) y otras localidades diversas esparcidas por el término municipal. Vélez-Málaga aún conserva su antiguo barrio musulmán con lo que pudo ser su arrabal y su antigua alcazaba. Entre sus monumentos destacan la Iglesia de San Juan, el Convento de San José de la Soledad y el Monasterio de las Carmelitas.

 

Málaga: Capital de la Costa del Sol y de la provincia y centro de comunicaciones de la zona.

 

Torremolinos: Entre las estribaciones de la Sierra de Mijas y el mar, en un terreno de suaves relieves que va perdiendo altura conforme se acerca a la línea de playa, se extiende el término municipal de Torremolinos, antigua barriada de Málaga y municipio independiente desde 1988.

 

Benalmádena: Este municipio ofrece una variada oferta de ocio y turismo con casi 13.000 plazas hoteleras, campos de golf, parque de atracciones, puerto deportivo, auditorio, acuario, delfinario, casino, centro de exposiciones y museo de arte precolombino; además de templos católicos, protestantes, hindú y budista; así como un teleférico hasta la cima del Monte Calamorro.

 

Fuengirola: Además de playas, Fuengirola cuenta con un castillo árabe, vestigios romanos, un entramado discotequero notable y una buena oferta astronómica.

 

Mijas: El municipio de Mijas extiende sus tierras desde la Sierra de Mijas hasta el mar, a través de un paisaje de lomas y cerros. Mijas Pueblo, situado a una altitud de 428 msnm, guarda el encanto del típico pueblo blanco andaluz. En sus 12 km de costa se encuentra el núcleo de La Cala de Mijas y numerosas urbanizaciones.

 

Marbella: Marbella, en el centro de la Costa del Sol Occidental, entre las faldas de Sierra Blanca y la línea litoral, es el centro lúdico y social del Mediterraneo. Tiene uno de los Puertos Deportivos más importantes del Mediterráneo llamado Puerto Banús, donde atracan algunos de los más lujosos yates del Mundo.

 

Estepona: Cuenta con alrededor de 21 km de playas. Además del turismo, tiene cierta actividad pesquera y agrícola.

 

La Línea de la Concepción: El municipio más occidental de la Costa del Sol, fronterizo con Gibraltar. Destacan su puerto deportivo, las playas de La Alcaidesa, La Atunara y Poniente, y su palacio de congresos, además de su centro urbano, que comprende una gran cantidad de establecimientos comerciales.

Viajar en familia a Santander

Viajar en familia a Santander

Espectaculares playas, verdes campos y, muy cercanas a la costa, bellas montañas es el increíble paisaje que ofrece Santander, y Cantabria en general, a todos sus visitantes. Un lugar marcado por su espectacular naturaleza que proporciona variadas y contrastadas opciones para todos los gustos.

 

Espacios naturales

 

Los Acantilados de Maro-Cerro Gordo se sitúan junto al mar, en el término municipal de Nerja. Se trata de una sucesión de rocas de gran altura, estribaciones de las sierras de Tejeda y Almijara, que perfilan unas calas de aguas profundas y límpidas donde abunda la pesca submarina. Este es tal vez el paisaje costero más abrupto e impactante de la Costa del Sol propiamente dicha, y que, dada su condición de espacio protegido, permanece virgen.

 

Desde esta zona de la Costa del Sol se ve, hacia el norte, el paraje natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. Sus picos más altos, cercanos a los 2.000 metros de altitud sobre el nivel del mar, aparecen regularmente nevados todos los inviernos. El contraste entre la nieve en las cumbres de estas sierras y los cultivos subtropicales de la costa, a muy pocos kilómetros entre sí, es una de las singularidades más notables de la comarca de la Axarquía.

 

Junto a la ciudad de Antequera, a unos cinco kilómetros de distancia, se halla el Torcal, un espectacular escenario kárstico de 20 kilómetros cuadrados que emergió del mar hace unos 100 millones de años. El agua de lluvia y el anhídrido carbónico de la atmósfera han ido modelando a lo largo de los siglos colosales formas escultóricas y arquitecturas sobrecogedoras, en las que la imaginación puede ver columnatas, palacios, catedrales o colosos.

 

A caballo entre la comarca del Guadalhorce y la de Antequera se enclava el Desfiladero de los Gaitanes, probablemente el paraje más llamativo de la provincia de Málaga, dadas las proporciones entre la estrecha garganta por la que discurre el río Guadalhorce y la desmesura de las paredes de piedra que dibujan el curso del agua. Junto a este prodigio natural, varios embalses, de los que se abastece la ciudad de Málaga, configuran un amable paisaje de lagos y bosques.

 

Turismo cultural

 

La estratégica situación geográfica de la Costa del Sol ha propiciado tempranos asentamientos humanos no sólo en el litoral, como lo prueban las pinturas y objetos hallados en la Cuerva de Nerja (20.000 años de antigüedad) o en la del Tesoro, en Rincón de la Victoria, sino también en el interior de la provincia (monumentos megalíticos de Antequera, entre otros vestigios).

 

De la época fenicia quedan parte de los cimientos de la antigua Malaka precisamente en el equipamiento cultural más moderno de la ciudad: el Museo Picasso. Del esplendor romano, en cambio, sí quedan construcciones más sólidas, como el Teatro Romano de Málaga, del siglo I d.C., la villa romana de Río Verde, en el término municipal de Marbella, también del siglo I d.C.; la ciudad de Acinipo, a 21 kilómetros al noroeste de Ronda, con un muy bien conservado teatro del siglo I a.C., y numerosas villas dispersas por toda la provincia, buena parte de ellas descubiertas en Antequera, ciudad en la que destacan las Termas romanas de Santa María.

 

De la huella islámica quedan importantes obras arquitectónicas, como la Alcazaba de la capital malagueña, el castillo de Gibralfaro –excepcional atalaya para contemplar toda la bahía-, la puerta del mercado de Atarazanas (siglos XII-XIII) y restos de lienzos de murallas que rodeaban la ciudad medieval. En Ronda se pueden admirar los excelentemente bien conservados Baños Árabes o la Puertade Almocábar (ambas construcciones de los siglos XIII-XIV) y el Puente Árabe, mientras que en Antequera sobresale su Alcazaba (siglos XI-XIV), desde la que se domina toda la ciudad, y en Fuengirola, el castillo de Sohail, al borde del mar y junto a la desembocadura del río.

 

Tras la conquista de Málaga por las tropas cristianas, surgen con fuerza las construcciones renacentistas (la Colegiatade Antequera y la primera fase de la Catedralde Málaga son los mejores ejemplos), pero sobre todo es el estilo barroco, coincidiendo con una bonanza económica, el que mayor representatividad tiene a lo largo y ancho de la provincia de Málaga. Palacios, iglesias, centros administrativos, conventos y diversas infraestructuras a la manera barroca abundan por doquier en la Costa del Sol.

 

También merece la pena visitar el museo Picasso: Las más de 200 obras que integran los fondos permanentes del museo, procedentes de las colecciones particulares de Christine Picasso y de su hijo Bernard, permiten un minucioso recorrido por casi todas las etapas de la vasta producción picassiana, desde el Picasso niño hasta las últimas y sorprendentes pinturas en las que el gran maestro del siglo XX parece resumir en unas pocas y decisivas líneas toda su portentosa sabiduría plástica y su experiencia vital, a modo de legado para las generaciones venideras.

 

Parques temáticos

 

Para el ocio en familia, la Costa del Sol ofrece al visitante algunos espacios únicos. Tal es el caso de Selwo Aventura, en Estepona, donde pueden observarse en estado de semilibertad más de 200 especies de animales procedentes de los cinco continentes. Selwo Marina, en Benalmádena, acoge el único pingüinario de España. A los pies de las instalaciones del telecabina se ubica el parque atracciones Tivoli, un auténtico jardín botánico jalonado de restaurantes, escenarios que acogen distintos espectáculos y atracciones para todos los gustos y edades.

 

Aparte, se puede ir a disfrutar en los parques acuáticos de Aqualand en Torremolinos, Aquavelis (en Torre del Mar), el parque acuático deMijas o Funny Beach en Marbella.

 

Y para disfrutar de los animales, acércate al Zoo de Fuengirola o al Cocodrile Park de Torremolinos, donde podrás disfrutar de estos “peligrosos” animales.


Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×