Viajar con tus hijos: ¿Cómo elegir el alojamiento adecuado?

Viajar con tus hijos: ¿Cómo elegir el alojamiento adecuado?
comparte

Siempre que buscamos un destino para nuestras vacaciones familiares, pensamos si el alojamiento será el adecuado, sobre todo para los más pequeños: ¿Tendrá animación para los niños? ¿Les gustará la comida? ¿Serán las instalaciones apropiadas para ellos?

Cuando queremos disfrutar de la familia unos días de vacaciones, son muchos los contratiempos que pueden surgir y lo que menos esperamos es que además nos decepcione o falle el alojamiento. Por eso, antes de hacer una reserva es necesario comparar las distintas opciones valorando sus servicios, ubicación y comodidades, así como si estas se adaptan a nuestras necesidades.

 

Los niños son muy exigentes, sobre todo a la hora de divertirse y disfrutar, así que si queremos dejar atrás la vida cotidiana y nuestra apretada agenda y poder descansar unos días junto a los pequeños de la casa, deberemos dedicarle cierto tiempo a la elección del destino y, sobre todo, del alojamiento. Es necesario valorar los siguientes aspectos:

 

- La zona: playa, montaña o ciudad. Ya que si es en la playa, lo aconsejable sería que el sitio donde alojarnos estuviera frente a esta o muy cerca.

 

Si está indicado para familias, ya que no todas las opciones de alojamiento están indicadas ni son aptas para dar servicios a los niños.

Aprovecha el tiempo con tus hijos

Aprovecha el tiempo con tus hijos

Todos los padres tienen la sensación de que pasan poco tiempo con sus hijos a causa del trabajo, las tareas del hogar, otros compromisos… cada segundo parece poco y surgen las dudas y el agobio al pensar que somos malos padres.

 

- Si las instalaciones están adaptadas para los más pequeños y disponen de un parque exterior o de una sala de juegos, así como si ofrecen programas de animación y actividades para mantenerles entretenidos. Comprueba también si tiene piscina y si en el terreno de alrededor podrán correr y jugar sin peligro ni molestar a los demás huéspedes. 

 

- Que la habitación cuente con aquello que podamos necesitar: baño incluido, calefacción y/o aire acondicionado, ropa de cama, cuna,…

 

- En cuanto al servicio de cocina, si disponen de tronas, pueden calentar biberones, tienen la posibilidad de ayudar con las necesidades especiales de comida de los peques o incluso si ofrecen menú infantil.

 

- La alternativa más utilizada por las familias a la hora de unas vacaciones con sus hijos es el hotel, ya que ofrece una habitación con baño privado y servicio de comidas (normalmente buffet, un punto a favor para los peques, que tienen mayor variedad a la hora de escoger), además de limpieza diaria de las habitaciones. Seguida esta por los apartamentos, la opción ideal cuando viajamos con niños muy pequeños o tenemos familia numerosa; muchos de estos se han adaptado y enfocado sus complejos a la familia, incorporando servicios de limpieza, juegos infantiles, áreas de recreación y piscinas para niños.

 

- Aun así, algunos de los métodos más usados actualmente para la valoración de los hoteles son las páginas web y foros, ya que en ellos otras personas han dado su valoración y aportan sus comentarios y vivencias en ese lugar, lo que puede ayudarte a la hora de elegir y sobre todo para no decepcionarte con tu destino, pudiendo disfrutar así del lugar adecuado para unas vacaciones perfectas.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar