El viaje en familia perfecto: Desde la elección del destino hasta cuidados

El viaje en familia perfecto: Desde la elección del destino hasta cuidados
comparte

Para unos días que tenemos de vacaciones, después del estrés de la vida diaria, lo único que queremos es disfrutar del descanso en familia. Sin embargo, cuando vamos con los niños, nunca se sabe los contratiempos que pueden surgir...

Como uno de los momentos más esperados del año, las vacaciones deben salir como esperábamos. No obstante, cuando se viaja con niños hay que tener en cuenta ciertos aspectos que si vamos solos podríamos pasar por alto. Pequeños accidentes, decepciones en cuanto al destino o al alojamiento, la impaciencia durante el trayecto,… Demasiadas cosas a tener en cuenta. Y es que, aunque no podemos asegurarnos un viaje perfecto, cuando se trata de los más pequeños, más vale prevenir y tomar ciertas precauciones:

 

- Planifica el viaje con antelación. Hay detalles que pueden fallar y que con adultos pueden resolverse improvisando rápidamente, pero estos es mejor tenerlos previstos cuando se viaja con niños, sobre todo si son muy pequeños.

 

- Elige la zona más adecuada para vosotros: playa, montaña, interior, al extranjero,…

 

- Una vez elegida la zona, escoge el alojamiento. Actualmente la oferta de alojamientos es muy amplia: hoteles, apartamentos, campings, casas rurales,… Para ello, ten en cuenta si tus hijos son muy pequeños, ya que en ese caso la mejor opción sería un apartamento en el que poder estar como en casa. Aún así, infórmate de si donde vais a alojaros hay actividades especiales para niños, si hacen descuentos, excursiones,… Ya que muchos complejos cuentan con programas especiales para los peques y sus instalaciones están adaptadas para que pasen unos días inolvidables. No olvides preguntar por los servicios con los que cuenta la habitación, así como el tipo de comida, si tienen menús para niños, etc. Toda precaución es poca para que las vacaciones sean perfectas.

Jugar en familia

Jugar en familia

Jugar en familia ayuda a construir una relación familiar sólida y duradera. El juego entre padres e hijos, entre hermanos, entre abuelos y nietos ayuda a fortalecer la complicidad entre los miembros de la familia, abre vías de comunicación, permite exteriorizar las expresiones de afecto, deja aflorar las emociones de una forma natural y espontánea. Aprende a jugar con tus hijos: estar con los niños y niñas mientras juegan es importante, pero no es suficiente.

 

- El medio de transporte es fundamental cuando se viaja con los más pequeños de la casa, ya que muchas horas sin moverse les resultará aburrido. Por ello, hay que elegir el transporte adecuado acorde con el destino y las horas de viaje.

 

- Para estar más tranquilos durante las vacaciones, visita al pediatra antes de salir, sobre todo si es muy pequeño. Así os aseguraréis de que todo está en orden.

 

- Ten en cuenta que los niños siempre retrasan cualquier actividad, por lo que es aconsejable ir con tiempo de sobra a cualquier sitio, sobre todo si se trata de los horarios de salida del medio de transporte.

 

- Prepara un botiquín con los medicamentos básicos que llevarías en cualquier salida, sin olvidar el desinfectante, tiritas, termómetro, esparadrapo, algodón… o medicamentos específicos del niño (si tiene alergia o asma, por ejemplo).

 

- No olvides la documentación necesaria. Al viajar fuera, hay que llevar en regla los papeles de identificación de toda la familia. A partir de los 14 años es obligatorio el DNI en España, con el que pueden viajar por la Unión Europea. No obstante, fuera de estas zonas será necesario el pasaporte, así como el visado en los países que se requiera. Asimismo, las personas que acompañen a los pequeños durante el viaje, deben acreditar tanto su identidad como la relación de parentesco con el pequeño, con la partida de nacimiento, el libro de familia,… Sin embargo, es aconsejable que contactes con la compañía aérea para saber exactamente qué necesitan en cada caso y si son más pequeños. Si el viaje es por Europa, conviene llevar la Tarjeta Sanitaria Europea, que permite atención médica en los servicios sanitarios públicos. Asimismo, para vuestra seguridad es necesario contar con un buen seguro de viaje.

 

- Durante el trayecto, lleva sus juguetes preferidos, así se mantendrá entretenido. Si no quieres escuchar el temido “¿cuánto falta?”, prepara algunos juegos para el viaje, lleva su cuaderno de colorear,… Todo viene bien cuando llega el fantasma del aburrimiento. 

 

- Lleva siempre a mano una bolsa con todo aquello que pueda resultarle necesario: ropa limpia, biberones, chupetes, pañales, toallitas, polvos de talco, crema…

 

- Para movernos con los niños por la zona de vacaciones, no olvides un sistema portátil para llevarlos (como la mochila trasera o tipo canguro), ya que es más cómoda, o el carrito plegable si es más mayor. Ten en cuenta las distintas actividades que vais a hacer y piensa cuál será el más cómodo para él.

 

- Aunque es aconsejable avisar con antelación, cuando lleguéis comenta en el alojamiento que vais con niños pequeños. Así os informarán de las actividades que hay para ellos, si disponen de tronas y menús infantiles para la comida,…

 

- No olvides la protección, sobre todo contra el sol (crema solar y gorrito) y los mosquitos.

 

- Recuerda que las vacaciones están para divertirse, así que permítele que disfrute de la playa, las olas, la arena, la piscina, las zonas de juegos,… Eso sí, no le quites ni un ojo de encima para evitar un susto. Así, podréis descansar y disfrutar en familia de unas vacaciones perfectas.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×