Viajar con bebés en tren

Viajar con bebés en tren
comparte

La mayoría de los desplazamientos que realizamos los hacemos en un automóvil particular, sin embargo, viajar en tren con niños menores de 2 años puede resultar muy cómodo y agradable

Los viajes largos con bebés siempre dan un poco de respeto. Nos da miedo que el pequeño no aguante, se pase el rato llorando, esté incómodo, vomite… Por eso, si viajar en coche con tu bebé no te convence, puedes probar a viajar en tren, una opción muy recomendable:

 

- Los niños menores de 2 años viajan gratis, con lo que solo tendrás que pagar tu pasaje. Eso sí, tampoco tienen derecho a asiento, van sentados encima de sus padres.

 

- Los trenes de larga distancia son muy confortables. Disponen de baños, vagón-restaurante… Algunos también tienen cambiadores.

 

- Puedes incluso viajar de noche en un coche-cama y así pasaros la mayor parte del trayecto durmiendo.

 

- La mayor ventaja de los trenes en que puedes levantarte en cualquier momento de tu asiento y pasear por el tren, lo que hace los viajes más agradables y menos pesados.

 

Consejos para viajar con bebés en tren

No te puedes perder ...

 

- Si es posible, elige un asiento de ventanilla, así os podréis entretener viendo el paisaje y enseñando a tu bebé las montañas, animales, plantas…

 

-  Lleva contigo a mano todo lo necesario: pañales, toallitas, ropita para cambiarle, chupetes, su comida, algún juguete…

 

- Si es muy pequeño, es aconsejable que le lleves en una mochila portabebés pegada a tu cuerpo, por si hay algún frenazo brusco.

 

- Las sillas de paseo se tienen que plegar y colocar en los maleteros, no se pueden llevar abiertas durante el viaje. Cuidado al subir y bajar la silla del tren.

 

- La mayoría de los trenes cuentan con una parte formada por 4 asientos enfrentados. Es una buena opción si viajas con la familia para ir todos juntos. En el centro suele haber una mesa que os servirá para jugar, pintar, comer…

 

- En verano, el aire acondicionado suele estar bastante fuerte. Asegúrate de llevar ropa para tapar al bebé si hace mucho frío (sobre todo para evitar los cambios bruscos de temperatura) y agua si tiene más de 6 meses para evitar la deshidratación que puede provocar el aire. También es conveniente llevar suero fisiológico para evitar la sequedad de los ojos.

 

- Si quieres acostar a tu hijo a tu lado, en el asiento, lleva una toalla para colocarle encima. La piel de los bebés es muy delicada.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>