París con niños

París con niños
comparte

París es la ciudad del amor, una ciudad mágica para ir en pareja, pero también es ideal para viajar con toda la familia. Tiene muchos lugares que visitar, así como actividades y lugares que encantarán a los más pequeños de la casa

No te pierdas…

 

La Torre Eiffel: Es un símbolo y un monumento ineludible de la capital, culminando a 324 metros de altura. La torre se puede, hoy en día, visitar subiendo por escalera o por ascensor. En el primer piso, encontraréis las tiendas; en el segundo, podréis gozar de una comida gastronómica en el muy famoso restaurante Jules Verne; en el tercer piso, tocad las nubes y aprovechad una vista excepcional de 360 grados.

 

La catedral de Notre Dame: Es una de las catedrales francesas más antiguas de estilo gótico. Se empezó a construir en el año 1163 y se terminó en el año 1345. Está dedicada a la Virgen María, de ahí su nombre.

 

El Arco del Triunfo: El Arco del Triunfo es uno de los monumentos parisinos más ilustres. En 1806, Napoleón I ordenó su construcción para honrar al ejército francés del Emperador. La Gran Sala interior del monumento se ha reorganizado: gracias a esta nueva escenografía, repartida en 7 estaciones, se relata la historia del Arco del Triunfo de manera interactiva y contemporánea.

 

La avenida de los Campos Elíseos: La avenida des Champs-Elysées une la plaza de la Concorde con la plaza de Charles de Gaulle. La avenida ofrece una larga perspectiva que reúne el Arco del Triunfo, el Obelisco de la plaza de la Concorde, el Jardín de las Tullerías y el Carrusel del Louvre.

Viajes largos con niños: cómo sobrevivirlos

Viajes largos con niños: cómo sobrevivirlos

Un viaje largo con niños no es, por así decirlo, una situación ideal para los padres. No obstante, tampoco tiene por qué ser un infierno. Aquí van ocho aspectos con los que harás el viaje mucho más llevadero para tus pequeños y para ti.

 

La Sainte-Chapelle: Joya de la arquitectura gótica, la Sainte Chapelle fue edificada en el siglo XIII por orden de Saint-Louis, para recibir la corona de espinas del Cristo. Lo más extraordinario son sus 600 m² de vidrieras, que merece la pena ver en un día de mucha luz.

 

La Basílica del Sacré Coeur: Esta iglesia fue construida en la cumbre de la loma de Montmartre a partir de 1875, por deseo nacional, tras la derrota de Francia por Alemania en 1870. Antes de entrar en la basílica, aprovechad la vista preciosa desde el umbral, y luego, desde la cúpula principal, gozad de una vista que se extiende a 50 kilómetros a la redonda.

 

El Museo del Louvre: Mansión antigua de los reyes de Francia, es uno de los sitios más famosos de la capital. Sus ricas colecciones hacen de este sitio uno de los más grandes museos del mundo. Una de las obras las más famosas y admiradas del Louvre es la “Mona Lisa” de Leonardo da Vinci. Otras son las estatuas de la “Victoria de Samotracia”, la “Venus de Milo” o el “Escriba en cuclillas”. Es un museo enorme, así que para visitarlo con niños, es mejor centrarse en aquello que más os interese ver.

 

Actividades para niños

 

- Ciudad de las Ciencias y de la Industria: Este gigante futurista rodeado de agua alberga, detrás de sus paredes de cristal y acero, mil actividades que divulgan ciencias y técnicas de forma lúdica. Conferencias, acuario, cine en relieve, ciudades infantiles, de talleres, de la salud, exposiciones, mediateca, planetario, talleres… difícil de descubrir todo de una vez.

 

- Museo Grévin: Es el museo de cera de la ciudad de París, donde podréis encontrar unos 300 personajes de cera. Codearse con las estrellas y los grandes de este mundo y volver a descubrirlos a través de un sinfín de decorados: en el corazón del Palais des Mirages, descubrid un espacio que juega con luces y espejos como si fuera un calidoscopio; en la sala del Théâtre du Tout-Paris, os encontraréis con las grandes voces del planeta como Charles Aznavour y Elton John, o también volved a vivir nada más y nada menos que la Historia de Francia desde la Edad Media hasta el siglo XIX.

 

- Acuario: ¡Mucho más que un acuario! En los jardines del Trocadéro, en pleno corazón de París, compartid un momento de evasión y de descanso... Más de 10.000 peces e invertebrados, 25 tiburones, un estanque para tocar a los peces, 2 salas de cine y animaciones interactivas ¡para vivir una jornada mágica en familia!

 

- Jardín de Aclimatación: Es un jardín donde los niños, padres y abuelos se sentirán en seguida como en casa, en un mundo de ensueño a la vez familiar y fantástico. El jardín ha sabido conservar su vocación pedagógica de origen y propone cantidad de recorridos de juegos en un lugar protegido, a dos pasos de la Porte Maillot. Allí se proponen numerosas animaciones a lo largo de todo el año.

 

- Museo de la magia y de los autómatas: ¡Amigos visitantes, sean bienvenidos al lugar de la magia! Aquí entraréis en el universo de lo irreal. De trucos de cartas a conejos mágicos, de maleta mágica a desaparición misteriosa… En las siete salas del museo, descubriréis una importante colección de objetos mágicos: varillas mágicas, cajas con secretos, sombrero de mago... pero también afiches, grabados y objetos antiguos que os contarán la historia de los magos. Y además, muchas sorpresas (¡todas agradables!) os sorprenderán a lo largo del recorrido.

 

- Palacio de la Puerta Dorada (Acuario Tropical): ¿Sabías que el Palais de la Porte Dorée, alberga un Aquarium Tropical desde la Exposición Colonial de 1931? Una rica colección que cuenta con unos 5.000 animales y 300 especies. Además, están previstas visitas-conferencias, visitas-talleres, visitas-recorridos y juegos con recorrido para aquellas personas que deseen descubrir el acuario dentro de un marco más pedagógico.

 

- Museo de los Juguetes: ¿Acaso hay un museo más atractivo para una niña (o un niño) que el museo de la muñeca, un lugar de maravilla y descubrimiento? Se trata de un sitio mágico al final de un encantador y floreado callejón en pleno corazón de París… Un espacio único en el que exposiciones permanentes, exposiciones temporales y talleres compiten por el interés de los niños y los no tan niños.

 

Parques temáticos

 

Disneyland Paris. Es sin duda el parque temático europeo más famosos, aquel al que todos los niños sueñan con ir. Allí los pequeños podrán conocer a sus personajes favoritos de Disney, a la vez que disfrutan de sus múltiples atracciones y de los espectáculos diarios que hay.

 

Parque de Astérix. Allí podréisvisitar a los entrañables e irreductibles galos en su propia aldea. El parque cuenta con cinco mundos a descubrir: La Galia, El imperio Romano, Grecia, Los Vikingos y un Viaje a través del tiempo. Además podréis asistir a entretenidos espectáculos y divertidas atracciones.

 

Playmobil. Los juguetes preferidos de muchos niños (y no tan niños) tienen su propio parque temático.Muy cerca de parís, este parque cuenta con 12 universos diferentes que recrean los principales escenarios de los playmobil. Además, hay actividades para todos, desde los más pequeños hasta los mayores.
 

 

¿Más viajes en familia? Entra aquí y descubre más destinos


Fuente: Paris Tourist Office

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar