5 consejos para aprovechar el maletero en tus viajes en familia

5 consejos para aprovechar el maletero en tus viajes en familia
comparte

La cantidad, peso y posición de los bultos en el maletero pueden suponer la diferencia entre un viaje cómodo y seguro y otro con visibilidad reducida, coche inestable, mayor consumo y evitables discusiones al comienzo de las vacaciones.

Con la llegada de las vacaciones son muchos los que mantienen una lucha entre el equipaje y su coche, intentando meter bultos en cada hueco visible y posible. Pero esto no tiene por qué ser así; vamos a ver cinco consejos para evitar convertir nuestro maletero en una frustrante partida de tetris imposible.

 

- Limpia el coche unos días antes. Vaciar tu coche de todas esas cosas que vas dejando a lo largo del año en él y limpiarlo a fondo es la mejor preparación para un viaje en él. Saca todos esos pañuelos, paraguas, bolsas…que tienes en el maletero, bajo los asientos o en las puertas y guantera. Aspira las migas que llevan -probablemente- meses en él y vuelve a meter solo y únicamente lo imprescindible (es decir, el 10% de lo que tenías). Tu coche, tu familia y tú lo agradeceréis.

 

- Las maletas, con lo indispensable y poco más. Como recomendaba la directora de Organización del Orden, María Gallay, en el espacio Ford Vignalle de la exposición Casa Decor, hay que olvidar “los objetos que corresponden al grupo ‘por si acaso’”. No puedes pretender irte de vacaciones con todas las comodidades que tienes en una casa. Así, “viajar con o sin niños será motivo de disfrute, y no de generación de estrés”, establece María. Reduce tu carga física para reducir la carga mental.

 

- Juntad todos los bultos un día antes del viaje. El día previo a partir en vuestro merecido viaje, juntad y colocad todo el equipaje que pensáis llevar. Veréis cuánto equipaje lleváis y cuánto se puede reducir. Además, os permitirá ahorraros el estrés de tener que organizar todo justo antes de partir y podréis evitar las consabidas discusiones justo al comienzo de vuestras vacaciones.

 

- Coloca lo más pesado abajo y la carga centrada. En el momento de cargar el coche, María Gallay nos recuerda la importancia de considerar el centro de gravedad. Cuanto más bajo y centrado, más estable irá el coche. Además, conviene evitar llenar el coche hasta el techo para no reducir la visibilidad del conductor y para evitar que algunos objetos salgan despedidos con los movimientos del coche. Según un estudio de Europa Press, casi la mitad de las personas llevamos bultos que no caben en el maletero repartidos por el coche, algo no sólo incómodo, sino que puede reducir la seguridad y visibilidad.

 

- Deja para el final lo que vayas a utilizar en el viaje. Comida, bebida, almohadas, chaquetas… Deja a mano y para el final, para que se encuentre más accesible, aquellas cosas que sepas que pueden ser necesarias a lo largo del viaje. Recuerda también tener a mano alguna bolsa y toallita por si el viaje provoca algún mareo.  


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×