La nueva figura del padre

La nueva figura del padre
comparte

Hasta hace poco el padre representaba la figura de la autoridad en la familia; su presencia afectiva no era considerada indispensable ni necesaria en la educación de los niños. Hoy en día, sabemos que el padre ejerce una influencia muy positiva en la formación de la personalidad del hijo, desde su más tierna infancia.

De la psicología del S. XX a la nueva distribución de los roles en la familia

 

 

La psicología del siglo XX atribuía al padre la función de representar la ley, la autoridad y la seriedad a ojos de sus hijos e incluso de la madre. Era el transmisor de las reglas con un rol principal de socializador primario en los niños. El encargado de decir “no” y de castigar en caso de que fuera necesario. A todo esto hay que añadirle la función económica, de la que era el único responsable.

 

Frente a esto, en la perspectiva clásica, la madre aparecía como la encargada del lado emocional, de la ternura y de los besos.

 

Pero los tiempos cambian y las familias también. La mujer se ha ido introduciendo en el mundo laboral; cada vez es más independiente económicamente y pasa más tiempo fuera de casa. Además al concepto tradicional de familia se han añadido muchas otras perspectivas como las familias monoparentales, familias reconstruidas, etc.

 

Todos estos cambios han motivado el hecho de que ahora los padres estén cada vez más involucrados no sólo en la educación de sus hijos, sino también en aspectos del día a día, como en los juegos, en el baño y en la alimentación, con una actitud de mayor afectividad y ternura hacia sus hijos.

No te puedes perder ...

Día del padre

Día del padre

¿Sabes cuál es el origen de esta festividad? Seguro que no te sorprende averiguar que la respuesta se halla en EE UU. Sin embargo, allí se celebra el tercer domingo de junio y aquí el 19 de marzo, ¿sabes el motivo? Además, si aún no sabes qué regalarle, te presentamos una idea adecuada para cada tipo de persona: para los amantes del deporte, de la moda, de la tecnología,…


Influencia afectiva y efectiva del padre


Los sociólogos hacen hincapié en la importancia de la figura paterna para los niños, desde su nacimiento a la edad adulta; situándola al mismo nivel que la materna.

 

El padre actual es consciente de sus responsabilidades sin dejar de lado su capacidad para jugar con los niños, contarles cuentos e implicarse al mismo nivel que lo hace la madre. Sin que esto suponga la pérdida de su identidad masculina ni de su virilidad.

 

Los expertos señalan que el rol paterno es fundamental para el desarrollo del niño, transmisor de conocimientos, de experiencia… Los hijos le ven cómo un ejemplo a seguir y las hijas buscarán, tras la pubertad, un modelo de hombre parecido a su padre.

 

¿Qué tipo de padres existen hoy en día?

 

Según Gema Theus, psicóloga y directora del centro de educación infantil MamaOca, podemos distinguir cinco tipos de “papás”.

 

• Padres ausentes



La figura del padre ausente sigue existiendo hoy en día. Los motivos pueden ser varios: madres que han decidido tener a sus hijos solas o que han sufrido separaciones muy traumáticas de sus parejas y los lazos padre – hijo se han roto por la mala relación de la pareja. En estos casos no hay presencia física paterna en la vida del niño. Si alguna vez se ven o corresponde  visita, el niño puede reaccionar con miedo o extrañeza. La madre asume el papel de padre y madre al 100%.

 

• Padres “muy ocupados”


A estos padres, les gusta serlo; están orgullosos de sus hijos, pero delegan en la madre que, independientemente de que trabaje o no es la que organiza horarios, comidas, actividades.... Los niños están deseando ver a su padre porque cuando lo hacen, habitualmente significa juego y diversión. En algunas ocasiones más que jugar mantienen la distancia porque papá es ese personaje siempre agotado de trabajar con el que hay que portarse bien. Las madres asumen gran parte de la figura paterna, al menos en términos de presencia física.

 

• Padres comprometidos



Son aquellos que intentan comprometerse con la función de padre. Les gusta verse involucrados en las actividades de la vida diaria de sus hijos, pero ante las eventualidades importantes recurren a la madre que es la que conoce con detalle el tema. Los niños mantienen una excelente relación con este tipo de padre aunque la madre es el refugio y la seguridad cuando algo crítico ocurre. Los padres  comprometidos son los que realizan actividades en función del tiempo disponible.

 

• Padres al 50%



Son aquellos que han pactado con sus parejas y se coordinan las obligaciones y responsabilidades de sus hijos al 50%. Indistintamente llevan o recogen a sus hijos del colegio, se quedan con ellos tardes o fines de semana o se ocupan de cualquier actividad de la vida de sus hijos, de principio a fin. El padre conoce de igual al igual que la madre; el niño asume a ambos de igual modo.

 

• Padres a tiempo completo



Para este tipo de padre también existen varios motivos, que hayan adoptado, que sean viudos o divorciados con la custodia plena de sus hijos. O, simplemente, que lo hayan decidido y pactado así con la madre: quieren ser padres  a toda costa, disfrutar de sus hijos y verles crecer. Dejan su trabajo, piden excedencias y cuidan de sus hijos, con igual mimo y esmero que una madre clásica. A veces incluso aún más ya que su inseguridad y miedo a equivocarse les hace más perfeccionistas.  Los niños en estos casos no lo dudan, su padre es su refugio y su seguridad.

 

No existe un papel más o menos de adecuado, cada padre asume su función condicionado por sus circunstancias afectivas, económicas y laborales. Lo que sí es importante es el interés que ponga en los niños. Una simple sonrisa, un te quiero o un abrazo pueden transmitir mucho más el amor paterno que el hecho de pasar todo un día con ellos pero ocupados y pensando en nuestras cosas.

 

La baja por paternidad

 

En España las últimas reformas de la Ley de Conciliación de la Vida Familiar y Laboral han incluido el derecho de los padres a pasar tiempo con sus bebés, frente a las anteriores regulaciones dónde la madre era la única poseedora de este derecho. A partir de la ley 39/ 1999 de 5 de noviembre, existen 10 semanas de baja laboral a distribuir entre el padre y la madre según lo establezcan ambos interesados. Sin embargo, en el último año, según los datos del Instituto Nacional de Seguridad Social,  sólo el 1,5% de las bajas pertenecieron a los padres. Aunque este porcentaje sea muy bajo, el número de solicitudes de baja por paternidad crece año tras año. Por ejemplo en el año 2000 las solicitudes paternas sólo constituían el 0,07% del total. Frente a esto aparecen cifras como las de los países del norte de Europa, donde la baja por paternidad representa aproximadamente el 50% de las solicitudes.

 

¿Hasta qué punto están implicados los padres del siglo XXI en el día a día de sus hijos?

 

Una encuesta publicada por la revista “Enfant” en julio de 2004, compara las respuestas que dieron ellos y ellas al plantearse las mismas preguntas. Estos fueron los resultados:


¿Hasta que punto se implican los padres?

 

 Según la opinión de… Ellos  Ellas
Pueden ocuparse solos de los niños sin ningún problema   94% 79%
Se levantan por las noches en caso de que los niños se despierten o se pongan a llorar 83% 56%
Dejan el trabajo para ocuparse de posibles imprevistos como llevarles al médico, recogerles del cole…  79% 60%



¿Qué le falta al padre de hoy para convertirse en el “padre perfecto”?
 

 Según la opinión de… Ellos Ellas
Más disponibilidad  68% 62%
 Implicación en el día a día de los niños 27% 47%
 Capacidad para educarles 41% 29%
 Autoridad  29% 25%
 Nada, ya es el padre perfecto  3%  3



En comparación con su propio padre, los padres de hoy son más…
 

Según la opinión de…  Ellos  Ellas
 Disponibles 80% 81%
 Cariñosos 80% 81%
 Autoritarios 58% 51%
 Implicados en el día a día 90% 91%

 

¿Qué puedes hacer para ser un buen papá?

 

¡Ser un padre del siglo XXI es muy fácil! Aquí van algunos consejos de TodoPapás:

 

-Implicarse desde el primer día del nacimiento, que suelen ser los más difíciles para la madre:



o Cambiar al bebé
o Darle el biberón (si esta es la opción elegida por la madre)
o Levantarse por las noches
o Asistir a todas las visitas al pediatra o llevarlo/a solo
o Bañarlo
o Ayudar en mantener el orden en la casa (algo bastante complicado... con un niño)
o Llevarle a visitar a los abuelos / tíos / primos, etc.
o Sacarle de paseo

 

-Cuando el niño/a es más un poco más mayor:

o Preparar la comida
o Darle de comer
o Bañarlo
o Dedicar un tiempo considerable simplemente a jugar
o Preparar planes para el fin de semana
o Llevar o recoger al niño de la guardería o centro de educación infantil
o Asistir a las charlas en guardería, centro o colegio, etc.
o Enseñar al niño las normas básicas
o Vestirse
o Lavarse el pelo
o Cepillarse los dientes
o Comer en la mesa con cubiertos
o Llevarle a visitar a los abuelos / tíos / primos, etc.
o Participar de actividades comunes (como la matronatación, clases de música, hacer dibujos juntos…)
o Leerle cuentos antes de dormir
o Seguir ayudando en la casa

 

¿Parece difícil? Puede ser que al principio cueste un poco, pero, no lo dudes, la experiencia merece la pena y… ¡es irrepetible! (una, dos o tres veces en la vida, en la mayoría de los casos...) Además, aprovecha la ocasión que tienes de que tus hijos te escuchen con toda la atención. Más tarde no será lo mismo…

 


Fuentes: Juan Pedro Valencia, psicólogo. 

Redacción: Lola García-Amado

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>