¿Es verdad que las emociones cambian después de tener un bebé?

¿Es verdad que las emociones cambian después de tener un bebé?
comparte

Además de los cambios físicos y en tu vida que se producen cuando nace un bebé, también tus sentimientos y emociones experimentarán un gran cambio. Verás cómo surgen sentimientos nuevos, cómo otros se refuerzan y cómo tu personalidad varía ligeramente por la llega de tu hijo al mundo.

Está claro que no todas las personas somos iguales ni tenemos la misma forma de ser. De igual modo, tampoco todos reaccionamos igual ante un acontecimiento tan trascendental en la vida como el nacimiento de nuestros hijos.

 

Sin embargo, es cierto que casi todos experimentamos una serie de cambios en nuestra forma de ser al aparecer nuevos sentimientos o aflorar con más fuerza otros.

 

En especial, el cambio más importante que se experimenta es el nuevo vínculo y amor incondicional que surge desde el primer momento que ves a tu hijo. Algunos padres lo sienten nada más verlo y otros, abrumados por las nuevas responsabilidades, tardan un poco más en notarlo. Pero todos, en un momento u otro, sentirán ese amor tan especial y único que se experimenta solo por los hijos. Un sentimiento que nos llena y nos desborda. Un vínculo intenso y profundo, sin límites e incondicional.

 

No te puedes perder ...

Cómo quedarse embarazada

Cómo quedarse embarazada

Muchas mujeres encuentran que la concepción, especialmente a determinada edad, no es tan sencilla como creían. No es ningún secreto que la fertilidad se reduce con la edad y los plazos para concebir se alargan cuanto mayor es la pareja. Esta espera no debe hacerte sentir mal, ya que uno de los factores más importantes cuando se está buscando un bebé consiste en mantener el optimismo y una buena predisposición emocional. Además cuidar los hábitos de vida, mantenerse en forma y evitar ciertos riesgos aumenta las oportunidades para concebir.

Unido a este amor aparece un sentimiento menos agradable, y es el sentido de responsabilidad absoluto por cuidar a ese nuevo ser que depende totalmente de nosotros. Es posible incluso que llegues a agobiarte al intentar que todo salga bien: que el niño coma, engorde, duerma, crezca, se desarrolle bien… No dejes que este sentimiento te supere, tu hijo necesita, fundamentalmente, tu amor y cariño.

 

Aparte, es muy probable que notes cómo te vuelves más paciente, más generosa y más fuerte. Es habitual sentir más empatía, sobre todo hacia los más desfavorecidos o hacia otras madres o familias que sufren dificultades. También puedes estar más sensible y que cualquier cosa te haga llorar.

 

Otro cambio curioso es cómo aparece ese sexto sentido que tienen todas las madres. Enseguida oirás a tu bebé llorar aunque estés en la otra punta de la casa y sabrás si se está poniendo malo o no.

 

Disfruta de todos estos sentimientos nuevos, sobre todo de los agradables, y de tu hijo. ¡Enhorabuena!


Te puede interesar:
Muchas familias se preguntan "¿cómo detectar un niño con altas capacidades?". Para ello, TodoPapás ha desarrollado una herramienta para evaluar los síntomas con el fin de facilitar al máximo la identificación de este tipo de niños de manera que puedan realizarse los ajustes precisos en su entorno para que puedan alcanzar su potencial.


Fecha de actualización: 30-11-2015

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>