×
  • Buscar
Publicidad

Congelar células madre

Congelar células madre

¿Cuáles son las ventajas de congelar estas células? ¿En España está permitida esta práctica? A continuación, os ofrecemos toda la información necesaria sobre este polémico asunto.
 

Publicidad

Indice

No te puedes perder ...

Congelar células madre

Congelar células madre

¿Cuáles son las ventajas de congelar estas células? ¿En España está permitida esta práctica? A continuación, os ofrecemos toda la información necesaria sobre este polémico asunto.
 

Y tambien:

 

¿Qué son las células madres?

Las células madres son las células maestras del cuerpo, las únicas que tienen el potencial de desarrollarse en diferentes células especializadas que componen diferentes órganos y tejidos del cuerpo como el corazón, hígado, pulmón, cerebro, huesos, músculos… incluso plaquetas coagulantes y glóbulos rojos y blancos. Descubiertas en 1998, son intemporales porque, con matices, pueden vivir siempre. Se piensa que al controlar el desarrollo de estas células en un laboratorio, se pueden hacer crecer varios tipos de tejidos para reemplazar áreas enfermas del cuerpo.

Una de las principales fuentes de este tipo de células es la sangre del cordón umbilical de cualquier recién nacido. Al igual que la médula ósea donada, la sangre del cordón umbilical puede utilizarse para tratar diferentes trastornos genéticos que afectan a la sangre y al sistema inmunitario, como la leucemia y ciertos cánceres, y algunos trastornos hereditarios bioquímicos. También pueden extraerse de un embrión humano, fertilizando para ello un óvulo o usando alguno de los 35.000 guardados en los bancos de donación y que no han sido utilizados por sus progenitores y, que pasados los 5 años que marca la ley, pasan a disposición pública.

No obstante, los estudios sugieren que las células primordiales de la sangre del cordón umbilical ofrecen algunas ventajas importantes frente a las de la médula ósea o las de un embrión. Por un lado, las células madre de la sangre del cordón umbilical son mucho más fáciles de obtener, ya que pueden tomarse inmediatamente de la placenta en el momento del parto, mientras que la recolección de células primordiales de la médula ósea requiere un procedimiento quirúrgico. Asimismo, es más amplia la gama de receptores que pueden beneficiarse con las células primordiales del cordón umbilical. Éstas pueden almacenarse y volverse a transplantar en el donante, en un miembro de la familia o en un receptor sin relación de parentesco. También permiten un uso más rápido y menos posibilidades de contener agentes infecciosos.

 

Los bancos de cordón umbilical

Son centros que permiten el almacenamiento de muestras sanguíneas procedentes del cordón umbilical. Si es un banco privado, a través de un contrato se garantiza a los padres que las células serán conservadas durante el tiempo fijado por ambas partes y que, de ser necesario, serán utilizadas como un posible tratamiento para el hijo.  Cuando se trata de un centro público, la donación de estas células es solidaria y anónima, por lo que podrá servir para trasplantar células madre a cualquier paciente que lo precise y que sea compatible, y no para la familia del donante, ya que el anonimato evita esta posibilidad.

 


¿Cómo trabajan los bancos de córdon?

Inmediatamente después de que el bebé es separado del cordón se extrae, mediante una jeringuilla, la sangre que hay en su interior. Ésta se somete a un tratamiento específico para separar las células madre, a las que se añadirá una solución crioprotectora para que el frío no las destruya. La muestra se va enfriando progresivamente hasta alcanzar una temperatura de 196º bajo cero, que se mantiene constante dentro de unos tanques de nitrógeno líquido. Si se va a emplear en un tratamiento se descongelan, se lavan para eliminar el manto crioprotector y se inyectan por vía intravenosa al paciente que lo necesite.


¿Es arriesgado?

No. Este procedimiento se lleva a cabo después de cortar el cordón umbilical. Ni la madre ni el bebé sufren dolor, efectos secundarios o complicaciones por esta técnica.


¿Cuánto tiempo pueden estar las células congeladas?

Desde que se comenzaron a criopreservar las células de cordón hasta el presente se ha ido controlando año a año la viabilidad de esas células. Por lo tanto, hoy en día se puede afirmar que pueden estar criopreservadas manteniendo su vitalidad durante un mínimo de 20 años, pero la mayoría de investigadores piensa que pueden durar eternamente.


¿Se pueden usar todos los cordones?

No. Únicamente los que contengan una cantidad suficiente de células madre para ser empleadas posteriormente.


¿Cuáles son sus puntos débiles?

Por un lado, la posibilidad de desarrollar una enfermedad linfática en la infancia es extremadamente baja. Si finalmente aparece, las células congeladas llevarán la impronta genética defectuosa que las hará inservibles para el tratamiento.

Si el objetivo es curar a un familiar con un trasplante de estas células, los usuarios deben saber que menos de un tercio de los pacientes encuentran un donante dentro del seno familiar. Padres e hijos nunca son compatibles entre sí, y de cada cuatro hermanos dos podrán recibir tejidos el uno del otro. Así, y dado que cada vez hay menos familias con una descendencia superior a cuatro miembros, lo más probable es que quien necesite células madre tenga que acabar recurriendo a un banco público.

Por último, si las células se guardan con la esperanza de regenerar órganos y tejidos para un injerto futuro, cabe recordar que la bioingeniería todavía está en una fase muy preliminar.
 

¿Qué debo hacer si quiero donar el cordón de mi hijo?

Dirigirse a la maternidad en la que tenga previsto dar a luz para enterarse de si está adscrita a alguno de los siete bancos públicos existentes en España. Próximamente está previsto crear algún banco más y ampliar la red de maternidades con programas de donación de sangre de cordón.
 

¿Y si lo quiero congelar para uso personal?

Desde la aprobación del RD 1301/2006 (actualmente sustituido por el RD Ley 9/2014) existen bancos de sangre de cordón umbilical privados para eventual uso autólogo (es decir, para ser usado por el propio niño en el futuro).

Además, en nuestro país hay laboratorios que colaboran con muchos bancos extranjeros para realizar la extracción de la sangre del cordón y el envío de la muestra al lugar de destino.

Si quieres conservar la sangre para uso privado, tendrás que firmar un contrato, fijar un plazo de conservación (que oscila entre los 15 y los 25 años) y pagar una cuota de ingreso, de entre 1.500 y 2.000 euros, así como otra de mantenimiento anual que ronda los 100.


¿Debo congelar las células madre del cordón umbilical de mi hijo?

A pesar de que la respuesta a esta pregunta es algo muy personal, sí se pueden tener en cuenta varios detalles a la hora de tomar esta decisión. Lo primero, las donaciones a los bancos públicos siempre son algo positivo, ya que gracias a estas donaciones altruistas se curan muchas enfermedades y se salvan muchas vidas. Y no sólo es un acto solidario para los demás, también para nosotros y nuestros hijos, ya que cuantas más células madre haya, más personas se podrán beneficiar de ellas.

En cambio, si queremos congelar células sólo para uso personal de nuestra familia en un banco privado, hay que tener en cuenta que estos bancos suponen un desembolso de dinero todos los años, y que no siempre estas células serán compatibles. No obstante, si las investigaciones siguen avanzando, las células madre de los cordones se podrán utilizar para regenerar tejidos dañados del corazón, de los huesos, o incluso curar enfermedades como el Parkinson o el Alzheimer. En estos casos, las células sí serían compatibles siempre. Por eso, mucha gente decide congelar células en bancos privados, para tenerlas en caso de que estas investigaciones tengan éxito.


Legislación española sobre congelación de células madre

La recogida y preservación de la sangre de cordón umbilical está regulada dentro del Real Decreto-ley 9/2014 (descargar PDF), en vigor desde el 4 de julio de 2014, relativo a la donación, conservación y aplicación de tejidos humanos.

El Real Decreto 1301/2006, de 10 de noviembre, por el que se establecen las normas de calidad y seguridad para la donación, la obtención, la evaluación, el procesamiento, la preservación, el almacenamiento y la distribución de células y tejidos humanos y se aprueban las normas de coordinación y funcionamiento para su uso en humanos, vino a transponer la normativa comunitaria al ordenamiento jurídico interno de España.

Sin embargo, el Tribunal Supremo ha anulado, por insuficiencia de rango, el mencionado real decreto mediante su reciente sentencia de 30 de mayo de 2014, dando como consecuencia al vigente Real Decreto Ley 9/2014 del 4 de julio de 2014. Adicionalmente, este RDL ha sido modificado posteriormente en sus anexos III, IV y V, y recientemente completado con la última transposición de directivas de la Unión Europea en materia sanitaria en 2017.

Asimismo, reconoce la posibilidad de que las muestras extraídas en los centros autorizados sean enviadas para su procesamiento y conservación privada a bancos autorizados, situados bien en España o en la Unión Europea.

Las muestras privadas preservadas en bancos autorizados ubicados en España están sujetas a la disponibilidad universal, para hacerlas accesibles en procedimientos de búsqueda de donantes compatibles cuando no se existiera otro donante efectivo o unidades compatibles y disponibles de scu.

Las muestras privadas preservadas en bancos autorizados de la Unión Europea, salvo que lo establezca así la normativa del país, no están sujetas a dicha disponibilidad universal, considerándose estrictamente depósitos privados.

En uno y otro caso las muestras están registradas para control y conocimiento de las Autoridades Sanitarias españolas y nacionales.


Fuentes:

Ley 42/1988, de 28 de diciembre, de donación y utilización de embriones y fetos humanos o de sus células, tejidos u órganos (BOE 31/12/1988).

El mundo digital (elmundo.es, 30 de marzo de 2006). Agencia EFE. Suplemento Salud de El Mundo, 4 de marzo de 2006.

Medicina regenerativa. Células madre embrionarias y adultas http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-02892004000300001

Fecha de actualización: 14-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.