×
  • Buscar
Publicidad

Celebrar San Valentín ¿con niños?

Celebrar San Valentín ¿con niños?

San Valentín es la celebración más romántica que existe. Seguro que te imaginas celebrándolo con tu pareja con una cena romántica, en casa o en un buen restaurante, con velas, música de amor, mimos y arrumacos. Y que en esa visión tan maravillosa no entran los llantos, demandas, cambios de pañales… que exigen tus hijos. ¿Es posible celebrar San Valentín teniendo hijos? ¿Renunciamos al romanticismo o no?

Publicidad

¡Claro que no! Nunca se debe renunciar al romanticismo y a los momentos especiales en pareja, son la clave para mantener viva la “llama del amor” y hacer que las parejas funcionen y se mantengan durante muchos años felices.

Eso sí, una vez nacen los hijos los planes románticos se deben adaptar y modificar, pero no hace falta dejarlos de lado para siempre.

Si estás pensando en sorprender a tu pareja este año con un San Valentín especial, pero no sabes cómo hacerlo con tus hijos de por medio, te damos unas cuantas ideas:

- Si puedes contar con algún familiar, amigo o canguro que se quede con el niño, no lo dudes, un día es un día. Pide a esa persona que se quede esa noche con tu pareja y llévale a un restaurante especial. Quizá incluso podéis coger una habitación en un bonito hotel para pasar una noche tranquilos y en pareja, sin las constantes interrupciones del niño. Podéis daros un masaje en pareja, ir a un spa o baños árabes, daros un baño especial en el jacuzzi del hotel… Las opciones son múltiples.

No te puedes perder ...

Y tambien:

- Si, por desgracia, no hay nadie con quien se pueda quedar el niño, o si aún es muy pequeño para estar muchas horas lejos de él ya que todavía está con la lactancia materna, prueba alguno de estos planes caseros.

Una cena a la luz de las velas (o comida). Si tu hijo es de los que duerman mucho después de comer, pero por la noche está despierto hasta las 12, quizá sea buena idea cambiar la cena romántica por una comida. Lo importante es que contéis con un rato de tranquilidad, así que escoge el horario que mejor os vaya.

Un baño romántico. No hay nada mejor que un baño con tu pareja mientras os tomáis una copa de vino. Podéis aprovechar cuando vuestro peque está durmiendo ya que no hace falta mucho rato para este plan.

Peli de amor: en lugar de quedaros embobados delante de la televisión viendo cualquier cosa, poned una película de amor y os acurrucáis debajo de la manta.

- Un buen regalo: si no tenéis tiempo de hacer nada especial, siempre puedes regalarle algo especial, acompañado de una bonita tarjeta de amor con todos vuestros deseos para el siguiente año de amor juntos.

Y, si el niño se pone de repente a llorar u os llama, tomároslo con calma y buen humor, al fin y al cabo, ¡él es la máxima expresión de vuestro amor!


¡Feliz San Valentín!

 

Foto: Designed by Freepik


Fecha de actualización: 15-07-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.