×
  • Buscar
Publicidad

Ir en moto ¿a qué edad pueden los niños?

Ir en moto ¿a qué edad pueden los niños?

Las leyes de seguridad vial son claras con respecto a este aspecto y no tienen margen de equivocación. Existen varios supuestos que determinan la edad con la que un niño puede montar en una moto y otros casos en los que está terminantemente prohibida esta práctica.

Publicidad

La Dirección General de Tráfico es muy clara en referencia a este tema. Los niños pueden montar en moto siempre y cuando vayan de acompañantes en la parte trasera de esta. No son muchos los casos en los que los padres utilizan la moto como medio de transporte junto con sus hijos pequeños, pero en ocasiones es más cómodo llevarlos al colegio de esta manera.

 

La norma general especifica que los niños pueden montar en moto como pasajeros a partir de los 12 años. La excepción a esta regla indica que los pequeños mayores de 7 años también pueden ser pasajeros en las motos siempre y cuando el conductor sea su madre, padre, tutor legal o cualquier persona mayor de edad a la que estos hayan autorizado.

 

Por otro lado, también hay que tener en cuenta la homologación de la moto o ciclomotor. Es indispensable comprobar que esta sea apta para llevar pasajeros. En el permiso de circulación del vehículo debe aparecer indicado en el apartado S.1, número de plazas de asiento. Es importante tener en cuenta esto ya que este aspecto no se rige por la cilindrada o por el motor que tenga.

No te puedes perder ...

¿Hasta qué edad me puedo bañar con mi hijo?

¿Hasta qué edad me puedo bañar con mi hijo?

Sabemos lo importante que es no dejar nunca solo a un niño en el baño y sin supervisión alguna, pero ¿es necesario que los niños se bañen siempre con sus padres? ¿A partir de qué edad es preferible que dejen de hacerlo?

Y tambien:

 

El resto de las condiciones son las mismas que para el resto de los pasajeros: utilizar un casco correctamente homologado y de la talla correspondiente, llevar los pies colocados en los reposapiés de los lados, mantener una posición a horcajadas y, de manera obligatoria, ir detrás del conductor y no entre este y el manillar de la moto.

 

Si estas normas no se cumplen no solo puede acarrear importantes sanciones para el conductor, sino que también supone en grave peligro para los pasajeros y más si se trata de niños. Además, en el caso de que el menor no sea lo suficientemente grande para llegar a los reposapiés o sea muy pequeño para el asiento se deben utilizar los accesorios homologados para estas situaciones. Para garantizar el transporte seguro de los niños en la moto existen reposapiés elevados, respaldos y asientos infantiles, entre otros. Todo esto ayudará a los más pequeños a mantener la estabilidad durante el trayecto, sobre todo en las aceleraciones, los frenazos y las curvas.

 

Teniendo en cuenta todas estas recomendaciones hay que ser consciente de que las motos o los ciclomotores no son el medio de transporte más adecuado para transportar a menores. Viajar en moto implica tomar mayores precauciones por los motoristas, y si además van acompañados de niños estas se multiplican. Existe una mayor vulnerabilidad con respecto a los vehículos de cuatro ruedas y es indispensable recordar que los niños son más frágiles que los adultos, lo que implica tener, sin duda, una mayor responsabilidad.

 

Asimismo, sabiendo que no todos los niños son iguales no podemos obligarlos a montar en moto si les da miedo y, por el contrario, hay que calmar a aquellos que sean muy nerviosos. Hay que explicarles y hacerles comprender la importancia de la seguridad en cualquier vehículo, más aún si se trata de uno de dos ruedas para que cuando se monten se tranquilicen, no se distraigan y vayan sujetos todo el tiempo.

 

Las situaciones sancionables van desde que el niño vaya con los pies colgando al no llegar a los reposapiés, que vaya sentado entre dos personas, es decir, habiendo tres personas en una moto, o delante del conductor cuando está totalmente prohibido, no llevando un casco homologado ni de su talla, etc. Todas estas actuaciones son extremadamente peligrosas, además de inmorales e ilegales.

 

Algunas precauciones que da la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre el manejo de una moto cuando se lleva de paquete a un niño están destinadas a la propia fragilidad del menor:

 

1- Los niños deben ir adecuadamente apoyados, con los pies en los estribos y colocado a horcajadas para evitar que se caiga hacia los lados.

2- Al ser más pequeños les cuesta mucho agarrarse de forma correcta al conductor, por eso algunos accesorios como los asientos o respaldos aumentarán la seguridad del menor en la moto.

3- Hay que conducir de manera más suave ya que las arrancadas pueden ser bastante bruscas.

 

Lo más importante es no forzar a los niños a montar en una moto si no se sienten seguros, obligarlos hará que no se comporten de manera adecuada y exista mayor peligro a causa de sus nervios y desconfianza. Y, sobre todo, es indispensable respetar la normativa y realizar el trayecto de la manera más sensata y segura posible. Uno de los errores más comunes es pensar que ir en moto ahorrará tiempo para llegar a cualquier lugar y muchas veces hace que se realicen maniobras imprudentes.

 


Fuentes:

Dirección General de Tráfico y Mapfre

 

Fecha de actualización: 11-06-2019

Redacción: Andrea Rivero

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.