• Buscar
Publicidad

Tratamiento del síndrome de Lesch-Nyhan

Tratamiento del síndrome de Lesch-Nyhan

El síndrome de Lesch-Nyhan (SLN) es una enfermedad hereditaria metabólica muy rara que se presenta en 1 de cada 380.000 nacidos vivos. Casi todos los pacientes son varones y los síntomas aparecen desde el momento del nacimiento. Los enfermos presentan retraso del desarrollo motor, movimientos anormales, aumento de los reflejos y comportamiento autodestructivo.

Publicidad

Indice

 

¿Qué es el síndrome de Lesch-Nyhan?

Los enfermos con el síndrome de Lesch-Nyhan tienen ausencia de la hipoxantina-guanina-fosforibosil-transferasa, una enzima muy importante en el metabolismo de las purinas. Las purinas son compuestos nitrogenados que se combinan con la ribosa o la desoxirribosa para formar nucleótidos (las moléculas que forman el ADN). Sin esta, se acumulan en el cuerpo niveles anormalmente altos de ácido úrico.

Son, por lo tanto, una parte normal del tejido humano y ayudan a conformar la constitución genética del cuerpo, por lo que las personas que manifiestan este problema sufren una serie de síntomas:

- Demasiado ácido úrico (hiperuricemia) puede provocar una hinchazón seudogotosa en algunas de las articulaciones.

- Cálculos renales y vesicales.

- Retraso del desarrollo motor seguido de movimientos anormales y aumento de los reflejos. El retraso psicomotor se hace evidente entre los 3 y 6 meses cuando el bebé tarda en lograr la sedestación y sostener la cabeza, hipotonía y movimientos atetoides.

- Retraso mental.

- Comportamiento autodestructivo, lo que incluye morderse las yemas de los dedos y los labios (autoamputación).

Articulo relacionado: Síndrome de Pierre Robin

- Comportamiento agresivo.

- Orina de aspecto arenoso en los pañales o cristaluria con obstrucción del tracto urinario.

- La disartria (trastorno del habla), la disfagia y el opistótonos (afección en la cual la persona sostiene su cuerpo en una posición anormal) son frecuentes.

- Distonía grave con hipotonía de base que puede dar lugar a una incapacidad para ponerse de pie y caminar.

- Movimientos involuntarios (coreoatetosis y balismo) junto con movimientos voluntarios aumentados por el estrés.

- Anemia megaloblástica.

Las causas concretas no se conocen aunque está ligado a una alteración genética recesiva del cromosoma X. Eso significa que la mutación responsable normalmente es portada por la madre, aunque un tercio de los casos son mutaciones nuevas y por tanto no se encuentran en el historial familiar. Casi todos los enfermos son varones y solo excepcionalmente afecta a mujeres.

Los síntomas aparecen desde el nacimiento y se confirma el diagnóstico por medio de una serie de exámenes visuales, de sangre y orina y una biopsia de la piel.


¿Tiene tratamiento?

Como la mayoría de enfermedades raras, no tiene un tratamiento específico. Se emplean diversos medicamentos para tratar los síntomas, como medicamentos para la gota para bajar los niveles de ácido úrico del cuerpo; o fármacos para tratar la espasticidad y la distonía.

Sin embargo, no hay ningún tratamiento para evitar el retraso neurológico. Se recomienda rehabilitación física, dispositivos para permitir el control de la mano, ayudas para caminar. La autolesión requiere restricciones físicas y tratamiento conductual y farmacológico.

Las personas con este síndrome por lo general requieren ayuda para caminar y sentarse y su pronóstico no es nada bueno ya que lo normal es que se presente discapacidad progresiva y grave.


Glosario

Amputación

Definición:

Pérdida de un miembro o de parte de él (una mano, un dedo, la punta del dedo, etc.).

Tratamiento:

Elevar la parte lesionada por encima del corazón. Presionar la herida con un apósito esterilizado para detener la hemorragia. Colocar una venda encima. Poner la parte amputada en una bolsa de plástico con hielo dentro y acudir urgentemente al centro médico más cercano.

Fecha de actualización: 21-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×