Sinusitis

Sinusitis
comparte

La obstrucción nasal permanente, la tos o el dolor de cabeza son algunos de los síntomas principales de esta enfermedad, bastante frecuente en los niños, que puede llegar a resultar muy molesta y difícil de curar si se vuelve crónica. No obstante, en la actualidad existen múltiples alternativas para su tratamiento eficaz: fármacos, aerosoles, duchas nasales, fitoterapia o cirugía ayudan a eliminar esta dolencia

No te puedes perder ...

¿Cómo funcionan las vacunas?

¿Cómo funcionan las vacunas?

Las vacunas son muy importantes para la salud porque protegen no solo a las personas a las que se les inocula, sino a toda la comunidad en la que viven al lograr que ciertas enfermedades se erradiquen y dejen de ser causa de epidemias mortales

¿Qué es?

Es la inflamación de las mucosas de los senos nasales (unas cavidades huecas dentro de los huesos de las mejillas que se encuentran alrededor y detrás de la nariz y los ojos). Su función es conducir, calentar, humedecer y filtrar el aire para que llegue a los pulmones limpio y caliente.

Las sinusitis pueden clasificarse en:

•    Sinusitis aguda, dura menos de 4 semanas y  los síntomas se resuelven completamente.

•    Sinusitis subaguda, tiene una duración de 4 a 12 semanas, y también se cura completamente.

•    Sinusitis crónica, tiene una duración de más de 12 semanas, con posibles reagudizaciones. Los pacientes presentan síntomas respiratorios persistentes, como tos, rinorrea posterior u obstrucción. Son las que se asocian con más frecuencia a otras patologías: alergias, pólipos, alteraciones estructurales, etc.

•    Sinusitis aguda recurrente: cuatro o más episodios de sinusitis aguda en un año, con intervalo mínimo de diez días libres de síntomas entre cada uno de ellos.  

•    El término pansinusitis define la afectación de todos los senos unilaterales  o bilaterales, mientras que polisinusitis se refiere a la afectación de varios senos.

Principales síntomas

- Presión o dolor facial.
- Obstrucción nasal (sensación de taponamiento).
- Moco nasal amarillo o verdoso.
- Dolor de cabeza.
- Disminución del olfato.
- Tos de predominio nocturno (más frecuente en niños).
- Fiebre.
- Dolor dental.
- Mal aliento.
- Estornudos frecuentes.

La sinusitis puede ser causada por infecciones, alergias o medicinas. En ocasiones es el resultado de cambios de temperatura, presión atmosférica o irritantes ambientales. Aunque la causa más común son las infecciones virales, también puede deberse a una rinitis alérgica, pólipos nasales, desviaciones del tabique nasal, traumatismo de la nariz, tumoraciones…

Tratamiento

Si la causa de la sinusitis es una infección bacteriana será necesario un tratamiento con antibióticos. También existen otro tipo de fármacos para disminuir la obstrucción nasal: descongestionantes, corticoides en aerosol nasal y antihistamínicos.

En algunos casos, es necesaria una intervención más agresiva: drenaje de los senos paranasales o incluso cirugía.  Esta última también será útil en el caso de que la sinusitis fuese causada por desviación del tabique nasal, pólipos, etc.

Las infecciones crónicas de los senos paranasales generalmente se pueden curar, pero pueden requerir tratamiento durante un largo periodo de tiempo. Lo normal es que vuelva a reaparecer al cabo del tiempo, especialmente si no se trata correctamente.

Antes de optar por el quirófano, y salvo que existan argumentos de peso para la intervención quirúrgica, se puede intentar otra solución más sencilla: la curación con aerosoles, técnica utilizada menos de lo conveniente. Y es que con el uso de aerosoles, los medicamentos alcanzan los senos nasales y producen un efecto de descongestión, que en la mayoría de los casos abre los orificios y permite un óptimo drenaje y aireación de los mismos.

La toma de aerosoles se puede efectuar en el propio domicilio ya que el manejo de estos aparatos y la preparación de la mezcla de medicamentos resulta fácil. Sólo es preciso plantearse la alternativa quirúrgica cuando todos los medios terapéuticos han fallado, el estudio radiológico revela alteraciones anatómicas o se registran complicaciones.

Asimismo, hay varias técnicas de lavado sinusal, entre ellas ensanchar los orificios, el drenaje, mejorar la aireación de los senos y resecar las mucosas hipertrofiadas y enfermas.

La fitoterapia también puede mejorar los síntomas de la sinusitis. Algunas plantas, como el eucalipto, la malva, la manzanilla, el jengibre o el pino tienen propiedades antiinflamatorias que ayudan a rebajar la inflamación de las mucosas de los senos nasales, eliminar los microorganismos causantes de la infección y hacer el organismo más resistente.

Prevención

En las personas propensas a contraer esta dolencia, se recomienda la prevención mediante el uso de descongestionantes durante los periodos de infección de las vías respiratorias altas. Sin embargo, los aerosoles nasales descongestionantes deben usarse sólo por espacios de tiempo cortos o pueden empeorar la congestión, lo cual se conoce como congestión de rebote o rinitis medicamentosa.

La ducha nasal, o lavado con agua salada, es un método muy común para descongestionar las fosas nasales cuando se sufre un catarro. Este método permite respirar mejor, drenar bien los senos y descongestionar la mucosa y, por lo tanto, prevenir la sinusitis aguda. La ducha nasal consiste en colocar agua templada en un recipiente, salarla e introducir después la nariz y aspirar despacio, sintiendo cómo penetra el agua, hasta que se nota que ha llegado a la faringe a través de las fosas nasales. Entonces se debe expulsar suavemente también a través de la nariz. Es necesario repetir este proceso varias veces. Inmediatamente después sale mucha mucosidad de la nariz, pero se nota un gran alivio y una respiración más fácil. Un par de sesiones al día, durante 4-5 días, son suficientes en los catarros comunes.
 

Te puede interesar:
La tabla de pesos de bebés ha sido elaborada por la OMS para facilitar al máximo el control del desarrollo de un bebé dado en comparación con otros de su misma edad.


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: "Sinusitis", https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/sinusitis

Fecha de actualización: 17-09-2009

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>