• Buscar
Publicidad

Signos y síntomas de la rabdomiólisis

Signos y síntomas de la rabdomiólisis

La rabdomiólisis es la descomposición del tejido muscular que, a su vez, causa la liberación de los contenidos de las fibras en la sangre, lo que puede ser muy grave ya que estas sustancias son muy dañinas para el riñón.

Publicidad

Indice

 

¿Qué es la rabdomiólisis?

Cada vez que hacemos ejercicio se producen microrroturas en las fibras de nuestros músculos que, al repararse a través del descanso y de una alimentación adecuada, producen el crecimiento muscular. Pero cuando se realiza un esfuerzo extremo se pueden producir roturas musculares mucho más graves.

Cuando un tejido muscular sufre un daño, secreta una proteína llamada mioglobina (muy rica en hierro) al torrente sanguíneo que llega hasta los riñones, encargados de filtrarla. El problema es que esta proteína se descompone en sustancias tóxicas para las células renales, pudiendo causar daño renal si los riñones no son capaces de trabajar adecuadamente, lo que puede causar fallo renal y, en última instancia, multiorgánico.

No te puedes perder ...

Síntomas de la torsión ovárica

Síntomas de la torsión ovárica

La torsión ovárica es la rotación del ovario de tal manera que llega a ocluir la arteria ovárica y/o de la vena. Provoca un fuerte dolor abdominal, además de fiebre, náuseas, etc. El tratamiento requiere cirugía.

Y tambien:

Las causas principales de esta enfermedad son:

- Lesión por traumatismo o compresión en algún músculo

- Consumo de drogas o alcohol

- Enfermedades musculares genéticas

- Hipotermia o fiebre muy alta

- Intolerancia al calor o insolación

- Isquemia o muerte del tejido muscular

- Convulsiones o temblores musculares

- Cirugías largas

- Deshidratación grave

- Niveles bajos de fosfato

- Esfuerzos intensos musculares como correr una maratón


Síntomas de la rabdomiólisis

Los síntomas principales de este problema son:

- Orina de color oscuro, rojo o marrón

- Disminución de la producción de orina

- Debilidad general y de los músculos afectados

- Rigidez o mialgia

- Sensibilidad muscular

- Fatiga

- Calambres

- Hinchazón

- Convulsiones

- Aumento de peso involuntario

Para confirmar el diagnóstico es necesario hacer un examen físico para poder detectar posibles daños musculares. Además, se suele recurrir a ciertas pruebas como un análisis de sangre para valorar los niveles de creatina-cinasa, calcio sérico, mioglobina sérica o potasio sérico. También se puede hacer un análisis de orina para determinar la mioglobina urinaria


Tratamiento de la rabdomiólisis

En primer lugar, es necesario administrar líquidos que contengan bicarbonato para ayudar a prevenir el daño renal al eliminar rápidamente la mioglobina de los riñones. Se pueden administrar por vía oral o intravenosa. En algunos casos, el paciente necesitará diálisis renal.

También se suelen recetar diuréticos y bicarbonato (si la producción de orina es suficiente).

Además, es necesario tratar inmediatamente la hipercaliemia y los niveles bajos de calcio en la sangre (hipocalcemia) para evitar el daño permanente al riñón. En los casos más leves, se puede volver a la actividad normal en un mes aproximadamente, aunque el cansancio y el dolor muscular pueden durar más tiempo.

En los casos más graves o en los que el tratamiento no llegue a tiempo, puede producirse una necrosis tubular aguda, insuficiencia renal aguda, desequilibrios en la sangre o shock. Y es que el tejido muscular muerto secretar una gran cantidad de líquido desde la sangre hacia el músculo, reduciendo el volumen de líquido del cuerpo y llevando a un shock.


Prevención de la rabdomiólisis

La rabdomiólisis de esfuerzo es una patología muy grave que se puede prevenir de manera sencilla, tan solo hay que entrenar o practicar cualquier tipo de deporte de manera gradual, sin realizar esfuerzos extremos.

Además, hay que hidratarse convenientemente antes, durante y después del ejercicio.

Tampoco debemos exponer nuestro organismo a temperaturas extremas y debemos evitar los golpes, traumatismos por compresión o quemaduras.


Fecha de actualización: 03-12-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×