Queratitis y conjuntivitis en verano

Queratitis y conjuntivitis en verano
comparte

El contacto prolongado con el cloro y el pH del agua de la pisicina puede causar lesiones culares en verano. Para proteger los ojos los oftalmólogos recomiendan usar gafas acuáticas que garanticen una completa protección ocular.

Cualquier pequeña irritación en el ojo puede acabar en una enfermedad más grave como la queratitis o la conjuntivitis, especialmente en los niños, cuyos ojos son más sensibles.


La queratitis es una inflamación de la córnea, normalmente causada por una bacteria o virus. Mientras que la conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, la capa más externa del ojo. Esta enfermedad puede ser infecciosa (causada por bacterias o virus), alérgica (causada por una reacción alérgica), irritativa (causada por un cuerpo extraño en el ojo) o química (causada por una sustancia química).


¿Cómo evitar la conjuntivitis y la queratitis?


Los oftalmólogos coinciden en recomendar el uso de  gafas acuáticas con lentes de calidad en el caso de que los niños practiquen de forma regular la natación y durante su permanencia en la piscina o en la playa. Pues, señalan que el contacto prolongado de los niños con el cloro de la piscina o el salitre del mar puede favorecer la aparición de estas alteraciones oculares.

No te puedes perder ...


Según el estudio realizado por el departamento de Óptica y Optometría de la Universidad Politécnica de Cataluña, las gafas acuáticas deben proporcionar el 100% de protección ocular. Mª Luisa Vera, responsable del estudio, asegura que son indispensables para la práctica de deportes acuáticos, ya que la mayoría de urgencias originadas por lesiones oculares se deben a un contacto prolongado con el cloro y el pH del agua”.


¿Cómo saber si la gafa acuática de tu hijo es segura?


Si tenemos en cuenta la calidad de las lentes de sol, a la hora de comprar una gafa acuática para los más pequeños también debemos tener en cuenta 10 aspectos:


1- La gafa debe tener un campo de visión de 180o para evitar la sensación de claustrofobia dentro y fuera del agua.

2- Sus formas deben ser redondeadas y no presentar cantos afilados.

3- Para evitar alergias, la estructura de la gafa debe ser de silicona hipoalergénica Softeril.

4- Las lentes deben ser de Plexisol para proteger contra los rayos UVA y UVB.

5- Debe ofrecer un tratamiento anti-vaho para que no se empañen.

6- Las lentes deben ser resistentes a golpes y a roces.

7- Es muy importante que la gafa sea totalmente estanca.

8- Cuanto más ligera, mejor. Se aconseja no superar los 75 gramos de peso.

9- El ajuste de la gafa debe ser regulable, rápido y preciso, y situarse fuera de las órbitas de los ojos.

10- Debe ser indeformable.

 


Fuentes:

Aqua Sphere

 

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>