¿Qué es la bursitis y cómo se cura?

¿Qué es la bursitis y cómo se cura?
comparte

La bursitis es la inflamación de la bursa, una bolsa pequeña que protege y amortigua los huesos y otras partes del cuerpo como los tendones, los músculos o la piel. Normalmente se produce tras una lesión o cuando se usa mucho una articulación. No es un problema grave, aunque sí muy molesto.

La bursitis es la inflamación de unas bolsas llenas de líquido, bursas, que se encuentran en aquellos lugares del organismo donde hay puntos de roce, como los músculos, los tendones o los huesos.


Su misión es ayudar al movimiento de las articulaciones y evitar roces entre ellas. Por eso, hay bursas por todo el cuerpo humano (se calcula que hay unas 150), aunque la bursitis generalmente aparece en aquellas que tienen más movimiento: rodillas, hombros, caderas, codos, muñecas, dedos de los pies, talones y pelvis.


Existen dos tipos de bursitis:


- Aguda: La articulación afectada adquiere un tono rojizo y está más caliente al tacto. Suele ser acusa de una infección o gota.


- Crónica: Causa dolor, hinchazón, atrofia muscular y debilidad motora. Puede durar días o semanas y es reincidente. La causa suele ser una lesión en las articulaciones o bursitis aguda previa.


Causas de la bursitis


La causa principal es el uso excesivo de una articulación. También un movimiento muy repetitivo o apoyar los codos o las rodillas durante mucho tiempo en una superficie dura puede desencadenar una bursitis. Por eso es una enfermedad más común en ciertas profesiones como músicos o carpinteros.

No te puedes perder ...


También puede aparecer después de una lesión, un traumatismo, una infección o en personas que padecen otras enfermedades como gota o artritis reumatoide.


Síntomas de la bursitis


- Dolor articular intenso en la zona afectada

- Hinchazón

- Incapacidad para realizar ciertos ejercicios o movimientos

- Sensibilidad al presionar la zona que rodea a la articulación inflamada

- Rigidez al mover las articulaciones afectadas

- Enrojecimiento de la zona

- Fiebre (solo en algunos casos)


¿Cómo se trata?


Si la bursa está inflamada, el médico puede sustraer una muestra de líquido para conocer las causas de la hinchazón.


Una vez confirmada la enfermedad, lo normal es recetar reposo, hielo para bajar la inflamación y antiinflamatorios. La mayoría de las veces, con estas medidas desparece en unos pocos días.


Pero si esto no funciona y la bursitis continúa, se puede recurrir a inyectar un medicamento en el área de la bursa inflamada y, en el último caso, cirugía para reparar el nervio dañado y aliviar la presión sobre la bursa.


Asimismo, se recomienda evitar la realización de movimientos repetitivos con esa articulación para evitar que se vuelva a producir una bursitis y fortalecer los músculos que rodean a la articulación. También se aconseja calentar adecuadamente los músculos cada vez que se va a hacer ejercicio para evitar lesiones.


El tratamiento de la bursitis crónica sin infección es similar al de la bursitis aguda, pero el reposo no suele tener efecto y hay que recurrir desde un primer momento a métodos más agresivos como la fisioterapia intensiva o las inyecciones de corticosteroides.


Por otra parte, si la bursa está infectada es necesario extraer el líquido acumulado y tomar antibióticos.


Te puede interesar:
Muchos padres se preguntan "¿cómo saber la estatura que tendrá mi hijo?". De manera orientativa se puede calcular la estatura final tomando en consideración la altura de los progenitores. Pero si se desea un resultado más preciso, es necesario realizar una serie de pruebas prescritas por un médico tales como radiografías, análisis de hormonas, etc.


Fecha de actualización: 21-11-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>