¿Qué es la bursitis y cómo se cura?

¿Qué es la bursitis y cómo se cura?
comparte

La bursitis es la inflamación de la bursa, una bolsa pequeña que protege y amortigua los huesos y otras partes del cuerpo como los tendones, los músculos o la piel. Normalmente se produce tras una lesión o cuando se usa mucho una articulación. No es un problema grave, aunque sí muy molesto.

La bursitis es la inflamación de unas bolsas llenas de líquido, bursas, que se encuentran en aquellos lugares del organismo donde hay puntos de roce, como los músculos, los tendones o los huesos.


Su misión es ayudar al movimiento de las articulaciones y evitar roces entre ellas. Por eso, hay bursas por todo el cuerpo humano (se calcula que hay unas 150), aunque la bursitis generalmente aparece en aquellas que tienen más movimiento: rodillas, hombros, caderas, codos, muñecas, dedos de los pies, talones y pelvis.


Existen dos tipos de bursitis:


- Aguda: La articulación afectada adquiere un tono rojizo y está más caliente al tacto. Suele ser acusa de una infección o gota.


- Crónica: Causa dolor, hinchazón, atrofia muscular y debilidad motora. Puede durar días o semanas y es reincidente. La causa suele ser una lesión en las articulaciones o bursitis aguda previa.


Causas de la bursitis


La causa principal es el uso excesivo de una articulación. También un movimiento muy repetitivo o apoyar los codos o las rodillas durante mucho tiempo en una superficie dura puede desencadenar una bursitis. Por eso es una enfermedad más común en ciertas profesiones como músicos o carpinteros.

Qué es la preadolescencia y cómo identificarla

Qué es la preadolescencia y cómo identificarla

La niñez está llegando a su fin. Por lo general, ellos están deseando ser adultos. Y a ti te encantaría convencerles de que es una trampa… Que hacerse mayor es la pérdida de la inocencia, la vuelta a una realidad en la que hay cosas maravillosas, pero que también implica una gran responsabilidad. La preadolescencia comienza sobre los once años y dura hasta los trece, y es una etapa igual de complicada que la adolescencia. Tendrán que decir adiós a su infancia y empezar a formar su propia identidad. Acompáñalos en este camino e identifica a tiempo si está atravesando ya esta etapa.


También puede aparecer después de una lesión, un traumatismo, una infección o en personas que padecen otras enfermedades como gota o artritis reumatoide.


Síntomas de la bursitis


- Dolor articular intenso en la zona afectada

- Hinchazón

- Incapacidad para realizar ciertos ejercicios o movimientos

- Sensibilidad al presionar la zona que rodea a la articulación inflamada

- Rigidez al mover las articulaciones afectadas

- Enrojecimiento de la zona

- Fiebre (solo en algunos casos)


¿Cómo se trata?


Si la bursa está inflamada, el médico puede sustraer una muestra de líquido para conocer las causas de la hinchazón.


Una vez confirmada la enfermedad, lo normal es recetar reposo, hielo para bajar la inflamación y antiinflamatorios. La mayoría de las veces, con estas medidas desparece en unos pocos días.


Pero si esto no funciona y la bursitis continúa, se puede recurrir a inyectar un medicamento en el área de la bursa inflamada y, en el último caso, cirugía para reparar el nervio dañado y aliviar la presión sobre la bursa.


Asimismo, se recomienda evitar la realización de movimientos repetitivos con esa articulación para evitar que se vuelva a producir una bursitis y fortalecer los músculos que rodean a la articulación. También se aconseja calentar adecuadamente los músculos cada vez que se va a hacer ejercicio para evitar lesiones.


El tratamiento de la bursitis crónica sin infección es similar al de la bursitis aguda, pero el reposo no suele tener efecto y hay que recurrir desde un primer momento a métodos más agresivos como la fisioterapia intensiva o las inyecciones de corticosteroides.


Por otra parte, si la bursa está infectada es necesario extraer el líquido acumulado y tomar antibióticos.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×